La exposición a contaminación ambiental puede causar demencia

Según diferentes estudios, por culpa de la contaminación ambiental, diferentes partículas diminutas podrían llegar al cerebro y causar daños irreparables que podrían estar relacionados con el desarrollo de la demencia

Llamamos contaminación ambiental a la presencia en el ambiente de cualquier agente (físico, químico o biológico) o bien de una combinación de varios agentes.

Esta concentración de principios activos susceptibles de contaminación ambiental puede darse en diversos lugares.

Los agentes contaminantes son nocivos para la salud, la seguridad o para el bienestar de la población.

Diferentes formas de contaminación ambiental

Diferentes formas de contaminación ambiental

También hay contaminación ambiental cuando:

  • Hay peligro para la vida vegetal o animal.
  • Se impida el uso normal de las propiedades y lugares de recreación y goce de los mismos.

También se denomina contaminación ambiental la incorporación a los cuerpos receptores de sustancias sólidas, liquidas o gaseosas, o mezclas de ellas.

Y esto se considera siempre que alteren desfavorablemente las condiciones naturales del medio, o que puedan afectar la salud, la higiene o el bienestar de las personas que habitan determinada zona.

Lee también: Las consecuencias de la contaminación ambiental en el cuerpo

Polución y contaminación ambiental

Entre los grandes riesgos de la contaminación ambiental está la polución. Se observa su empeoramiento año tras año, entre otras cosas por las partículas en suspensión, de fácil inhalación.

Componentes de la contaminación ambiental

  • Las partículas finas, menores a 2.5 micrómetros de diámetro (PM2.5), son el elemento más común y peligroso de contaminación atmosférica.
  • Su origen está en la combustión de madera o de carbón, así como de escapes de vehículos y otras fuentes.
  • En los estudios y pruebas que se llevaron a cabo, la exposición a la contaminación ambiental a largo plazo mostró efectos dañinos en el cerebro, incluso a niveles bajos.
  • La incidencia de esta contaminación ambiental es mayor en las personas mayores. No obstante, también es perjudicial en las personas sanas.

Pruebas e investigaciones llevadas a cabo

Pruebas e investigaciones llevadas a cabo

Diferentes estudios realizados han concluido en que la exposición a la contaminación ambiental puede dañar nuestro cerebro, a medio y largo plazo.

La consecuencia posterior podría ser la discapacidad cognitiva y el daño cerebral oculto.

Estos datos se derivan de una investigación publicada en la revista Nature. Estos descubrimientos basados en estudios previos han probado que la exposición a la contaminación ambiental a largo plazo es nociva.

Los  investigadores evaluaron datos de 3647 mujeres de 48 estados. La totalidad de estas mujeres tenían entre 65 y 79 años de edad y estaban libres de demencia al inscribirse en el estudio.

Además, son más propensas a sufrir infartos cerebrales ocultos.

Estos infartos de poca entidad son situados en zonas cerebrales profundas. En estas áreas hay anomalías neurológicas, demencia y funciones cognitivas pequeñas.

Los estudios previos

En una prueba llevada a cabo en 2015 se analizó a 943 personas adultas en el Framingham Offspring Study, sanos y libres de demencia o ataques cerebrales. Estos participantes provenían de zonas de Boston, Nueva York y Nueva Inglaterra.

Todas son áreas con una contaminación ambiental muy baja, comparado con otras zonas de EE. UU y del mundo.

Entre las conclusiones, se ha descubierto que las personas que habitan en zonas con más contaminación ambiental tienen un volumen cerebral total menor.

La incidencia de la contaminación ambiental, según los datos recopilados, aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

Visita este artículo: síntomas de alzhéimer inicial

 La demencia

 La demencia

Entre las causas de la demencia hay que citar la genética. Dos de cada tres casos de demencia tienen su origen en los genes.

No obstante, hay más factores que causan la demencia. Entre ellos están:

  • Hipertensión arterial en la mediana edad
  • Tabaquismo
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Depresión
  • Un bajo nivel educativo

Hay un tercio de los factores de riesgo de demencia que todavía no ha sido identificado.

Los casos de demencia, según criterio de muchos expertos, pueden evitarse o retrasarse. Para ello hay que tratar los factores ambientales asociados a la enfermedad.

  • La falta de vitamina D es otra variable importante que se asocia a más posibilidades de sufrir demencia.
  • La inhalación de determinados pesticidas, y la exposición a niveles excesivos de minerales en el agua potable también pueden contribuir a un mayor riesgo para la demencia.

La lista de los factores de riesgo de contaminación ambiental en la demencia no está todavía suficientemente desarrollada. Sin embargo, es un paso muy importante para la prevención de esta enfermedad.

Te puede gustar