La filtración glomerular

18 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu
El número de filtración glomerular señala la correcta función renal. Este número es una estimación. Puede que no sea una buena medida de la salud renal en algunas personas, como las personas muy jóvenes, ancianas o con obesidad.
 

La filtración glomerular es el primer paso para producir orina. Es el proceso que utilizan los riñones para filtrar el exceso de líquido y productos de desecho de la sangre a la orina.

La tasa de filtración glomerular (TFG) es un cálculo que determina el buen funcionamiento del filtrado, es una forma de medir la función renal restante. Nos da la cantidad de sangre que pasa cada minuto por los glomérulos, que son los filtros de los riñones.

La TFG también se utiliza para medir la etapa de la enfermedad renal crónica. ¿Quieres saber más? ¡Entonces sigue leyendo!

¿Por qué orinamos?

La producción de orina es obligatoria, lo que significa que se produce independientemente de lo que suceda en el cuerpo. Es decir, se produce orina incluso cuando se está deshidratado.

La orina es un proceso complicado. Para lograrlo, cada uno de los riñones contiene alrededor de un millón de estructuras especializadas, llamadas ‘nefronas’. Así, la filtración glomerular es el paso de líquidos desde los capilares glomerulares a la nefrona, gracias a la energía aportada por el corazón.

Los riñones son como el filtro de sangre natural del cuerpo. Son capaces de controlar la cantidad de agua y sustancias disueltas en los fluidos corporales (solutos), de reabsorber lo que necesita y producir orina para eliminar el resto.

El cuerpo metaboliza los alimentos y bebidas para producir energía, así como los diversos componentes básicos que necesita para mantener los tejidos y órganos sanos. Al hacer esto, se produce una variedad de sustancias que no se pueden usar o almacenar.

 

Lee también: ¿Qué detecta un análisis de orina?

¿Cómo funciona la filtración glomerular?

Filtración glomerular

El primer paso que realiza el cuerpo para producir orina es separar la parte líquida de la sangre (plasma), que contiene todos los solutos disueltos, de las células sanguíneas. Cada nefrona de los riñones tiene un filtro microscópico, llamado ‘glomérulo’, que filtra constantemente la sangre.

Al filtrarse la sangre, esta entrará en un glomérulo (un conjunto de capilares sanguíneos). El glomérulo se encuentra dentro de un saco ubicado al final de cada nefrona, llamado ‘cápsula glomerular’. Los capilares glomerulares tienen poros pequeños en sus paredes, como una malla muy fina.

Por otro lado, el glomérulo está intercalado entre dos arteriolas: las arteriolas aferentes liberan sangre al glomérulo; mientras que las arteriolas eferentes la arrastran. La constricción de las arteriolas eferentes, a medida que la sangre sale del glomérulo, proporciona resistencia al flujo sanguíneo.

En conjunto, estas características únicas, sumadas al hecho de que el corazón suministre a los riñones más de un litro de sangre por minuto (alrededor del 20 % de su producción), mantienen una presión capilar glomerular alta.

 

Capas de las paredes capilares

Las características físicas de la pared capilar glomerular determinan qué se filtra y cuánto se filtra en la cápsula glomerular. Desde dentro hacia fuera, las paredes capilares se componen de tres capas:

  • Endotelio. Tiene poros relativamente grandes por los que pueden pasar los solutos, las proteínas plasmáticas y el líquido, pero no las células sanguíneas.
  • Membrana basal. Está formada por tres capas y está fusionada al endotelio. Su función es evitar que las proteínas plasmáticas se filtren fuera del torrente sanguíneo.
  • Epitelio. Células especializadas llamadas ‘podocitos‘. Estas células están unidas a la membrana basal. Se envuelven alrededor de los capilares, pero dejan aberturas entre ellos, conocidas como ‘ranuras de filtración’. Actúan como una barrera de filtración final antes de que el fluido entre en el espacio glomerular.

No te pierdas: Proteínas en la orina: síntomas, causas y tratamiento

La tasa de filtración glomerular

La tasa de filtración glomerular

La velocidad a la que los riñones filtran la sangre se llama ‘tasa de filtración glomerular’ (TFG). La principal fuerza motriz del proceso de filtración o presión hacia afuera es la presión sanguínea cuando ingresa al glomérulo.

 

¿Cómo se regula la tasa de filtración glomerular?

Es normal que la presión arterial fluctúe durante el día; sin embargo, esto no tiene ningún efecto en la tasa de filtración glomerular. Se debe a que, en circunstancias normales, el cuerpo puede controlarlo con precisión:

  • Autorregulación renal. El riñón en sí puede ajustar la dilatación o constricción de las arteriolas aferentes, lo que contrarresta los cambios en la presión arterial.
  • Control neuronal (sistema nervioso) y control hormonal. Estos mecanismos extrínsecos pueden anular la autorregulación renal y disminuir la tasa de filtración glomerular cuando sea necesario.
    • Por ejemplo, si se tiene una gran caída en la presión arterial, lo que puede suceder si se pierde mucha sangre, el sistema nervioso estimulará la contracción de la arteriola aferente, reduciendo la producción de orina.
    • Si se necesitan medidas adicionales, el sistema nervioso también puede activar el sistema renina-angiotensina-aldosterona, un sistema hormonal que regula la presión arterial y el equilibrio de líquidos.
  • Control hormonal. El péptido natriurético auricular es una hormona que puede aumentar la tasa de filtración glomerular. Esta hormona se produce en el corazón y su efecto aumenta la producción de orina.

¿Cómo sabemos que los riñones funcionan?

Consideraciones

La creatinina es un producto de desecho del metabolismo de la creatina. Se produce en el músculo cuando la creatina se metaboliza para generar energía.

La creatinina no se reabsorbe ni se secreta, sino que se filtra exclusivamente a través de los riñones. Por lo que su velocidad de excreción del torrente sanguíneo está directamente relacionada con la eficacia con que se filtran los riñones.

 

Al medir la cantidad de creatinina en la sangre y combinar esto con otra información como la edad, origen étnico, sexo, estatura y peso, el médico puede estimar cuál es la tasa de filtración glomerular (TFG), lo cual brinda una idea aproximada sobre el correcto funcionamiento de los riñones.

La filtración glomerular: un proceso vital

En conclusión, la filtración glomerular es un proceso fundamental que se produce en el riñón para filtrar la sangre y eliminar el exceso de líquido y los productos de desecho.

Es importante que los riñones funcionen correctamente, por eso si se detecta cualquier problema, como una disminución en el nivel de orina, conviene consultar con el especialista para evitar complicaciones mayores.

 
  • Information, National Center for Biotechnology, Pike, U. S. National Library of Medicine 8600 Rockville, MD, B., & Usa, 2. (2018). How does the urinary system work? Institute for Quality and Efficiency in Health Care (IQWiG). Retrieved from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK279384/
  • Arif, E., & Nihalani, D. (2013). Glomerular Filtration Barrier Assembly: An insight. Postdoc journal : a journal of postdoctoral research and postdoctoral affairs, 1(4), 33–45
  • GONZALEZ-ENDERS E. Autorregulación renal: Nuevos aportes sobre el funcionamiento del aparato yuxtaglomerular. Rev Medica Hered. 2013;
  • Figure: Regulación de la presión arterial: Sistema renina-angiotensina-aldosterona. Retrieved from https://www.msdmanuals.com/es/hogar/multimedia/figure/cvs_regulating_blood_pressure_renin_es