La fresa: Una sabrosa fruta silvestre

Además de ser ricas en vitaminas y ayudarnos a reducir el colesterol las fresas nos permiten regular nuestro tránsito intestinal gracias a sus semillas, que tienen un ligero efecto laxante

La fresa es el fruto de la planta fragaria, conocida comúnmente como fresera. Ésta saludable y rica fruta es ideal para terminar nuestras comidas ya sean solas o acompañadas de yogur. Siendo una fruta muy sabrosa contiene pocas calorías y muchas vitaminas, lo que la convierte en una fruta muy oportuna para las dietas de adelgazamiento.

Hay muchas variedades de fresas que podremos tomar y se producen principalmente en EEUU y España, gozando estas últimas de gran popularidad.

Sus propiedades

Hay muchas razones que nos pueden llevar a tomar fresas, una de ellas es su excelente sabor. La fresa es dulce pero nos aporta pocas calorías, además de hidratarnos tanto por dentro como por fuera debido a su alto contenido en agua. Algunas de sus propiedades más interesantes son:

  • Es la fruta perfecta para los niños debido a su pequeño tamaño y a su textura y sabor.
  • Contiene una gran cantidad de Vitamina C convirtiéndola en una fruta con muy buenas propiedades anti-oxidantes.
  • Anti colesterol, gracias a la lecitina y pectina que ingerimos al tomarlas.
  • Su alto contenido en ácido fólico, altamente recomendado para mujeres embarazadas.
  • Su capacidad anti-bacteriana. El zumo de fresa se puede aplicar sobre la piel como tratamiento anti-arrugas.
  • Han sido usadas históricamente como afrodisíaco debido a su color rojo y su vitamina C, que estimula el sistema nervioso y limpian la boca.
  • Es una fruta muy ligera con un 85 % de agua.
  • Nos aporta vitaminas B1, B2, B3 y B6.

Los postres: con fresas, mejor

Las fresas son muy versátiles y nos permiten incorporarlas en una gran cantidad de recetas. Solas o con nata suelen ser las recetas más típicas, pero hay muchas más. Si queremos un postre más ligero, podremos comprar nata líquida baja en grasa y echarla en un recipiente con fresas cortadas y peladas. Sólo necesitaremos meterlas en el frigorífico y dejar reposar. Para comenzar el día podremos tomar mermelada de fresas y para celebrar los cumpleaños una buena tarta de fresas.

Las fresas deben conservarse en un lugar a la sombra y protegerlos de la humedad. La mejor época para tomarlas es desde Marzo hasta finales de Mayo, cuando son más dulces. A la hora de escogerlas, no debemos fijarnos tanto en su tamaño con en su color. Las mejores fresas no son las más grandes, sino las más brillantes. Su consumo habitual es muy recomendable en especial a aquellas personas que sufran de artritis o reuma. Su ingesta no sólo agradecerá nuestro paladar como también nuestro cuerpo.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar