Cuál es la función de los carbohidratos en la dieta

Daniela Castro 23 mayo, 2018
Incluir fuentes de carbohidratos en la dieta es determinante para proporcionarle un óptimo nivel de energía al organismo. Sin embargo, es importante elegir variedades que también aporten otros nutrientes esenciales.

Los carbohidratos en la dieta desempeñan una función muy importante. Aunque han existido mitos en torno a su consumo, se trata de uno de los macronutrientes esenciales que no puede faltar dentro de una alimentación balanceada.

Constituyen la principal fuente de energía para el cuerpo, siendo determinantes para el buen rendimiento físico y mental. Además, intervienen en las funciones del metabolismo y son claves en la síntesis de proteínas y lípidos.

De hecho, son la base de la pirámide alimentaria, pues su consumo recomendado debe corresponder al 55% de las calorías diarias requeridas. Por esta razón es importante entender por qué no se deben excluir de la dieta y cuál es su función.

¡Descúbrelo!

¿Qué son los carbohidratos?

Carbohidratos saludables.

Los carbohidratos, también llamados glúcidos, son un macronutriente esencial cuya función principal es aportar energía al organismo. Están presentes en todos los alimentos que contienen almidón y azúcares, y pueden ser simples o complejos en función de su estructura química.

Leer también: Conoce la nueva pirámide nutricional

El sistema digestivo toma este nutriente y lo convierte en glucosa (azúcar en la sangre). Luego, esta viaja a través del torrente sanguíneo y es utilizada por las células para un óptimo funcionamiento de los órganos vitales.

Características principales de los carbohidratos

  • Están compuestos de carbono, oxígeno e hidrógeno.
  • Son determinantes para la vida de las moléculas orgánicas.
  • Dentro de los carbohidratos completos está la fibra dietética.
  • Almacenan energía.
  • Los alimentos de origen vegetal son las principales fuentes de carbohidratos.

Clasificación de los carbohidratos

El pan de salvado contiene carbohidratos saludables.

Los carbohidratos se clasifican en función de su estructura química y del tipo de asimilación que tienen en el cuerpo. Todas las variedades tienen el efecto principal de proporcionarle energía al cuerpo. Sin embargo, algunos están más recomendados en la dieta porque no afectan la digestión ni elevan los niveles de glucosa.

Carbohidratos simples

En este grupo se encuentran los monosacáridos y disacáridos. También se conocen como carbohidratos de absorción rápida y se caracterizan por su alto índice glucémico. Algunos ejemplos son: la fructosa, glucosa, maltosa y lactosa.

Carbohidratos completos

Su índice glucémico es bajo y se recomiendan por su significativo aporte de fibra dietética. Se forman por la unión de varias moléculas de monosacáridos, lo cual obliga al organismo a trabajar más para degradarlos y producir energía. También se conocen como carbohidratos de asimilación lenta.

Función de los carbohidratos en la dieta

Los carbohidratos en la dieta se conocen por su valor energético. Sin embargo, su correcta asimilación también está relacionada con otros aspectos de la salud y las funciones del organismo. Repasemos en detalle las más importantes.

Aportan energía

Chica comiendo un plátano, fuente de carbohidratos.

Este importante nutriente funciona como reserva energética, siendo determinante para todas las funciones del cuerpo. Las células lo pueden emplear al instante porque las despensas energéticas se movilizan con mayor rapidez para producir glucosa cuando es necesario.

Ahorran proteínas

Un aporte adecuado de hidratos de carbono permite que el organismo guarde sus “reservas” de proteína. Si su consumo es deficiente, el cuerpo empieza a utilizar este último nutriente para obtener energía. Un gasto innecesario de proteínas puede derivar muchos inconvenientes en la salud.

Forman parte de tejidos importantes

Los carbohidratos son una parte importante de los tejidos conectivos y nerviosos. Además, también se encuentran, en cierta medida, en las moléculas de ADN y un nucleótido conocido como trifosfato de adenosina (ATP), que el cuerpo usa para obtener energía.

Previenen enfermedades

Un aporte adecuado de este nutriente evita que se presenten descompensaciones que afectan la salud inmunitaria. Los carbohidratos intervienen en la correcta asimilación de varios nutrientes que aumentan las defensas.

Por otro lado, evita la aparición excesiva de cuerpos cetónicos, un tipo de desecho metabólico que se da porque el cuerpo debe utilizar la grasa como fuente de energía. Estos, al acumularse en el cuerpo, pueden causar arritmias cardíacas, cálculos y osteoporosis.

Mejoran la salud digestiva

Salud digestiva.

La fibra alimentaria que contienen algunas fuentes de hidratos de carbono es ideal para regular la salud digestiva. Su asimilación promueve el movimiento intestinal y aumenta el volumen de las heces para evitar trastornos como el estreñimiento.

Por otro lado, reduce la absorción de colesterol y prolonga la sensación de saciedad. Además, fortalece la flora intestinal bacteriana, gracias a la fermentación de algunos tipos de azúcares.

Alimentos para añadir carbohidratos en la dieta

A la hora de añadir carbohidratos en la dieta es fundamental considerar la calidad nutricional del alimento. Aunque muchos contienen este nutriente, solo ciertas variedades le aportan beneficios significativos al organismo.

Te recomendamos leer: El huevo y su aporte nutricional

Carbohidratos recomendados

  • Cereales o granos integrales
  • Frutas y vegetales
  • Legumbres
  • Frutos secos y semillas
  • Tubérculos y raíces

Carbohidratos desaconsejados

  • Dulces y bebidas azucaradas
  • Pan y productos de bollería industrial
  • Productos lácteos enteros
  • Pastas y harinas refinadas

Conclusión

Los carbohidratos en la dieta son esenciales para garantizar un óptimo nivel de energía. Aunque se debe moderar su consumo para no sobrepasar la cantidad recomendada, su inclusión en la dieta es irremplazable. Asegúrate de elegir fuentes de alto valor nutricional.

Te puede gustar