¿Qué es la gastritis nerviosa?

Además de consumir alimentos que nos ayuden a regular la secreción de ácidos, lo principal para aliviar la gastritis nerviosa es aprender a controlar nuestras emociones para que no afecten a nuestra salud

Ya no nos sorprendemos al escuchar que los nervios y las emociones afectan de forma directa la salud. No obstante, uno de los principales puntos débiles en este sentido es el sistema digestivo. La gastritis nerviosa es un ejemplo de ello.

En este artículo te explicamos qué es este trastorno, cuáles son sus síntomas y sus causas, el tratamiento más adecuado e incluso cuáles son sus dos variantes.

¿Qué es la gastritis nerviosa?

¿Cuáles-son-las-causas-de-la-gastritis

La gastritis nerviosa, también conocida como gastritis emocional, es una patología que se caracteriza por una inflamación de la mucosa que recubre el estómago.

La peculiaridad de este tipo de gastritis son sus causas. Está relacionada con cuestiones de estrés, tensión nerviosa y emocional, a diferencia de otras variantes, que están relacionadas con la presencia de bacterias en el estómago. Estudios demuestran la influencia de las emociones en este tipo de afección.

La gastritis nerviosa puede ser aguda o crónica. La gastritis aguda suele ser la consecuencia de un shock emocional importante, que afecta directamente al estómago. Si se trata a tiempo, teniendo en cuenta los síntomas y las causas, podemos evitar que se cronifique.

Ver también: Las 3 mejores infusiones naturales para la gastritis

Síntomas

La inflamación de la mucosa gástrica suele provocar los siguientes síntomas:

  • Ardor.
  • Hiperacidez.
  • Dolor.
  • En casos más graves, vómitos y heces con sangre.

Es importante destacar que, por sus síntomas, esta enfermedad puede confundirse con el síndrome del colon irritable. Esto sucede antes de los exámenes. Será el médico correspondiente quien determinará de qué se trata y cuál es su tratamiento.

Causas

Al referirnos a las causas de la gastritis nerviosa debemos hacer referencia a las enfermedades psicosomáticas, es decir, aquellas que tienen una vinculación directa con determinadas actitudes emocionales que tenemos ante nuestras responsabilidades familiares, sociales, laborales, etc.

Pueden ser cuestiones temporales, que nos afecten de manera física durante un corto periodo de tiempo, o bien ser una característica de nuestra personalidad, en cuyo caso las enfermedades pueden llegar a cronificarse.

Las causas de la gastritis nerviosa, por lo tanto, pueden ser:

Tratamiento médico

Tratamiento médico gastritis nerviosa

Es fundamental determinar si la gastritis que sufrimos es de origen nervioso y emocional. El tratamiento, en este caso, no deberá limitarse a medicamentos y alimentación.

El tratamiento debe aportar pautas para que el afectado pueda aprender a sobrellevar la situaciones de una manera relajada. En el caso contrario, solamente estaremos aliviando los síntomas de manera puntual y no total.

Variantes

Es importante destacar que existen dos variantes de la gastritis nerviosa:

  • Gastritis producida por un exceso de secreción de los ácidos gástricos. Algunos síntomas característicos son las digestiones rápidas, las molestias antes de comer, apetito y sed abundante.
  • Gastritis producida por una insuficiencia de secreción de los ácidos gástricos. Se caracteriza por digestiones pesadas y lentas y molestias más bien después de la comida, así como hambre a todas horas, pero saciándose también con rapidez.

¿Cómo tratar cada caso?

Especias

Cuando la gastritis nerviosa está causada por un exceso de ácidos gástricos, debemos evitar los alimentos estimulantes (bebidas de cola, café, azúcar, etc.) y acidificantes (harinas refinadas, fritos, carne roja, etc.).

  • En su lugar, elegiremos alimentos frescos y refrescantes, priorizando ensaladas y jugos de vegetales.

Cuando la gastritis nerviosa está originada por un déficit de ácidos gástricos, deberemos evitar los alimentos demasiado fríos y demasiado calientes.

  • Optaremos por las especias, en pequeñas cantidades, las cuales aumentarán la secreción de ácidos de manera natural y gradual.

Las más beneficiosas son la cayena y el jengibre. Sin embargo, debemos empezar por cantidades muy pequeñas e ir aumentando de manera progresiva. En poco tiempo notaremos como el cuerpo nos lo pide.

Te recomendamos leer: 13 especias que debes tener en tu cocina

Remedios naturales generales

Hay algunos remedios que son beneficiosos para cualquier tipo de gastritis y sus variantes:

  • Arcilla blanca (de uso oral) mezclada con agua, en ayunas. Si tenemos hipertensión o estreñimiento no nos beberemos los posos.
  • Jugo de patata cruda mezclado con un poco de aceite de oliva. Es una mezcla muy alcalinizante.
  • Ciruelas umeboshi: Un alimento medicinal de origen asiático, con un sabor muy fuerte y característico, pero también muy efectivo.
  • Kuzú: un excelente regulador digestivo.
  • Infusiones de regaliz. Deberemos tomarlas con precaución si padecemos hipertensión.
  • Mijo: Este cereal es el que tiene propiedades más alcalinizantes. Lo podemos cocinar como cualquier otro, o bien usarlo para preparar hamburguesas o albóndigas vegetarianas, ya que cuando se cocina bastante adquiere una textura compacta.

Este tipo de gastritis debe ser tratada por un especialista, ya que puede volverse crónica. Ten en cuenta las recomendaciones y no olvides trabajar en el estado de ánimo.

  • Soriano Izquierdo, A., Sans Cuffí, M., Elizalde Frez, J. I., & Bessa Caserras, X. (2000). Gastritis y gastropatías. Medicine - Programa de Formación Médica Continuada Acreditado. https://doi.org/10.1016/S0304-5412(00)70013-8
  • Sipponen, P., & Maaroos, H.-I. (2015). Chronic gastritis. Scandinavian Journal of Gastroenterology. https://doi.org/10.3109/00365521.2015.1019918