La gastroenteritis en los niños, ¿cómo tratarla?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 22 febrero, 2019
Nuria · 16 marzo, 2013
Es fundamental que el niño beba líquidos para no deshidratarse. Si no tolera el agua puedes prepararle un biberón de arroz y suero, que evita las náuseas y le aporta vitaminas y minerales

La gastroenteritis en los niños es una de las enfermedades más comunes de la infancia. Pese a no ser una enfermedad grave, sí puede llevar a tener que ingresar el niño.

Síntomas de la gastroenteritis en los niños y bebés

La gastroenteritis es más difícil de detectar en los bebés que en los niños. Los pequeños pueden quejarse de que les duele la tripa, mientras que los bebés simplemente se pasarán horas llorando.

El dolor abdominal puede ser uno de los síntomas principales de la gastroenteritis. Sin embargo, hay otros muchos que nos ayudarán a detectarla.

Uno de los síntomas más comunes es negarse a comer, y defecar líquido y de un color amarillento. En algunos casos, las heces se pueden presentar también con algo de sangre normalmente debido a la irritación del aparato digestivo.

La gastroenteritis se presenta con fiebre en todos los casos, normalmente acompañada por vómitos unos 20 minutos después de ingerir algo. Es habitual que el estómago rechace tanto alimentos líquidos como sólidos.

Niño

Como cuidar la gastroenteritis

Si se sospecha de gastroenteritis se debe acudir al hospital para evitar la deshidratación. Una vez calmados los vómitos, se debe intentar que los niños beban cuanta más agua mejor. 

Los bebés pueden tomar biberones de arroz y suero con vitaminas y minerales para contrarrestar la deshidratación. La leche de arroz, además, también ayudará a restringuir las heces y los vómitos.

Por otro lado, deberemos seguir la dieta que el médico indique. Si lo recomienda, se pueden usar medicamentos para rebajar la fiebre. También es recomendable darles baños con agua tibia o ponerles paños en la frente para que la fiebre baje un poco más.

Una vez totalmente recuperado, los padres deben esforzarse por que el niño vuelva a comer como anteriormente. Es posible que tras unos días sin comer, el niño siga rechazando alimentos y le cueste comer como antes.

  • Webb, A., & Starr, M. (2005). Acute gastroenteritis in children. Australian Family Physician. https://doi.org/10.1136/bmj.39036.406169.80
  • Onyon, C., & Dawson, T. (2018). Gastroenteritis. Paediatrics and Child Health (United Kingdom). https://doi.org/10.1016/j.paed.2018.08.010
  • Guarino, A., Ashkenazi, S., Gendrel, D., Lo Vecchio, A., Shamir, R., & Szajewska, H. (2014). European society for pediatric gastroenterology, hepatology, and nutrition/european society for pediatric infectious diseases evidence-based guidelines for the management of acute gastroenteritis in children in Europe: Update 2014. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. https://doi.org/10.1097/MPG.0000000000000375
  • Dennehy, P. H. (2011). Viral gastroenteritis in children. Pediatric Infectious Disease Journal. https://doi.org/10.1097/INF.0b013e3182059102