La glándula timo: mediadora del bienestar y de nuestro sistema inmunitario

La glándula timo: mediadora del bienestar y de nuestro sistema inmunitario

Para potenciar la funcionalidad del timo es fundamental que cuidemos nuestra dieta, hagamos ejercicio y gestionemos los focos de estrés para así mejorar también la respuesta de nuestro sistema inmunitario
glándula timo

La glándula timo es ese órgano al que, históricamente, más dimensiones espirituales se le han atribuido.

Para muchos es como un centro biológico de poder y donde se concentraría ese “cuarto chakra”, el cual,  según estas tradiciones, representaría el corazón o nuestra capacidad de amar.

El propio nombre (thýmos) deriva del griego y significa precisamente “corazón, alma, deseo…”.

A su vez, este órgano se sitúa también en un lugar muy destacado, justo en el centro de nuestro pecho y detrás del esternón.

Quizá por ello ha tenido desde siempre esa mágica connotación para infinitas culturas y prácticas, alejadas, eso sí, de un enfoque científico objetivo.

Ahora bien, ¿hay algo de cierto en todas estas ideas? ¿es tan relevante esta pequeña glándula para nuestra salud y bienestar físico y emocional?

Estamos ante una glándula y, como todas las que hay en nuestro organismo, cumple un fin específico y esencial para la salud.

En este caso, es interesante saber que en el interior del timo maduran un tipo de células muy importantes: los linfocitos T.

Estas células son esenciales para nuestro sistema inmunitario, de ahí que sea interesante conocer muchos más datos sobre esta glándula tan destacada pero, a veces, poco entendida.

¿Es verdad que la glándula timo media en nuestras emociones positivas?

emociones positivas

Si revisamos la mayor parte de la bibliografía y artículos realizados alrededor de la glándula timo descubriremos que presentan, de media, un enfoque poco científico.

Mucha de esta información se halla bajo el prisma espiritual, lo cual enmascara un poco la auténtica función de este órgano que, por sí mismo, ya es tan interesante como relevante.

Para empezar, el timo no media en nuestras emociones ni potencia la felicidad. Lo que hace en realidad es cuidar de nuestra correcta respuesta inmunitaria.

Funciones del timo

  • El timo no es una sola estructura, sino un órgano formado por dos lóbulos situados en el mediastino, justo delante de nuestro corazón.
  • Lo que hace en realidad es recibir las células T inmaduras de la médula ósea.
  • Allí, y en ese entorno favorecedor, hará que dichos organismos imprescindibles para nuestros sistema inmunitario maduren para poder responder ante células extrañas y patógenos que puedan atacarnos.
  • Llevará a cabo también este proceso mediante selección positiva, es decir, aquellas células que no sean aptas se “limpiarán” gracias a un tipo de macrófagos.
  • Una vez las células T más aptas se hayan desarrollado por completo y sean plenamente aptas y funcionales, se liberarán al torrente sanguíneo para “matar” patógenos.
  • Asimismo, y esto también es importante, activarán a las células B para producir más anticuerpos y almacenarán “recuerdos” sobre el modo en que han hecho frente a determinadas infecciones.

Lee también “5 cosas que deberías saber sobre la glándula pineal”

El timo cambia con el tiempo

glándula timo

Otra idea que se ha popularizado sobre este sistema linfoide es que a veces se agranda y otras se reduce dependiendo de nuestras emociones.

No es cierto. El timo es más grande durante nuestra niñez, pero llegada la pubertad va encogiéndose. Sus tejidos se van reemplazando poco a poco por tejido adiposo.

¿Es esto negativo o peligroso? En realidad no, es un simple proceso natural y que no conlleva riesgo alguno para nuestra salud.

¿La razón? La linfopoyesis T o la maduración de las células T se lleva a cabo en todo momento como proceso imprescindible para nuestra respuesta inmunitaria.

¿Qué enfermedades se asocian con esta glándula?

El timo, como cualquier otra glándula de nuestro organismo, puede inflamarse, perder funcionalidad, sufrir el desarrollo de células cancerosas o la presencia de quistes.

Veámoslo con detalle.

  • La aplasia del timo o Síndrome de DiGeorge es una enfermedad poco común donde la respuesta inmunitaria es deficitaria y donde, además, pueden aparecer pequeños quistes.
  • En la hiperplasia tímica, por su parte, los pacientes presentan la aparición de folículos linfoides dentro del timo. Es una enfermedad derivada del Lupus.
  • El timoma ya sería un tipo de tumor que aparece sobre todo en mujeres. Pueden ser benignos o malignos.

Descubre también 7 malos hábitos que pueden afectar a tu tiroides

Pautas para cuidar mejor del timo

personas-activando-la-glandula-timo

Tal y como hemos podido ver, el timo es esa glándula poco conocida o mal entendida que, a fin de cuentas, es imprescindible para nuestro bienestar y para disponer de un sistema inmunitario fuerte y con buena capacidad de respuesta.

A continuación, te proponemos unas sencillas estrategias con las que potenciar su funcionalidad:

  • Consume frutas y verduras frescas de cultivo orgánico.
  • Procura que tu alimentación sea lo más natural posible, evitando por tanto comida precocinada, rica en grasas saturadas, conservantes, azúcar blanco, etc.
  • Los alimentos ricos en vitamina E, como los aguacates o el germen de trigo, son muy positivos.
  • Consume fruta rica en vitamina C.
  • El brócoli, el ajo y la cebolla también son muy adecuados.
  • Consume cúrcuma.
  • El té verde también es recomendable.
  • Opta por pescados ricos en ácidos grasos omega 3.
  • Importante también que no descuides la vitamina D.
  • Realizar ejercicios suaves cada día que mejoren la oxigenación y la buena circulación.

Para concluir, un buen estilo de vida, ahí donde gestionemos también de forma adecuada nuestros focos de estrés, revertirá, sin duda, en el bienestar del timo así como en el de todo nuestro organismo.

Pongámoslo en práctica.