La importancia de dejar a tu pareja explicar sus acciones

Cuando dejas a tu pareja explicar sus acciones, le das la oportunidad de expresar lo que siente, desea y piensa. ¡Y eso fomenta la buena comunicación entre ambos! Y además, la escucha es realmente importante.

¿Sabes lo importante que es dejar a tu pareja explicar sus acciones? Una buena comunicación es la base en cualquier relación. Y también la igualdad. Por ello, en algunos casos, no dejamos que el otro diga lo que piensa o siente. Esto hace que se ‘cierre’ como si tuviese una coraza y sea muy difícil entablar una conversación.

Es muy importante permitir a la pareja explicar sus acciones… aunque no nos gusten, aunque no nos interesen o aunque consideremos que no se trata de algo imprescindible. Entérate más en el siguiente artículo.

Dejar a la pareja explicar sus acciones

Es muy importante dejar a la pareja explicar sus acciones, emociones y pensamientos

La falta de comunicación

Sin duda, una de las mayores frustraciones en la vida de pareja es no saber qué piensa o qué siente esa persona con la cual compartimos nuestra vida. La poca expresividad puede haber comenzado durante la infancia o ser un de las principales características de su personalidad.

Si se trata de alguien ‘reservado’ o ‘introvertido’ es probable que cuando lo conociste ya fuera de esa manera. Y quizás en ese momento le has restado importancia… hasta que un día caíste en la cuenta de que era muy difícil entablar una conversación.

Permitir que el otro se exprese

Una relación está formada por dos partes; cada una de ellas con sus virtudes y sus defectos. Y si bien se dice que ‘debemos querer al otro tal y como es’ lo cierto es que a veces algunas de sus características repercuten en el bienestar de ambos.

Dejar a la pareja explicar sus acciones no tiene que ver con uno mismo, sino con el otro. Claro, porque cuando una persona tiene la capacidad de expresarse se siente feliz consigo y su autoestima aumenta.

Ponte en su lugar y piensa cómo te sentirías si tu pareja no permite que digas lo que piensas, sientes o haces. ¡Por supuesto que angustiado y frustrado! Y lo peor de todo es que cada vez tendrás menos ganas de compartir algo con esa persona.

En tus manos está ayudar a tu pareja para que confíe en ti y se ‘abra’ para contarte aquello que le sucede. Incluso si es algo pequeño o una cosa enorme y determinante en su vida (o en la de ambos).

Sigue los consejos: Aprende a eliminar los pensamientos negativos

Claves para dejar a la pareja explicar sus acciones

Así como una persona puede impedir que su pareja explicar sus acciones, también tiene la posibilidad de hacerlo crecer y mejorar en este aspecto. Hay muchos seres humanos a los que no les agrada contar qué les sucede, ni siquiera a su círculo más íntimo.

Y si bien no es cuestión de forzar al otro a hacer lo que no quiere: debemos explicarle cuáles son las ventajas de ser más comunicativo. Por ejemplo, fortalecer la relación y aumentar la complicidad entre ambos.

En el caso de que tu pareja no hable demasiado sobre sí mismo, el futuro o sus gustos, quizás es momento de que lo ayudes. Ten en cuenta lo siguiente:

1. Confía en tu pareja

Existe una teoría en el área de la psicología que se llama ‘el efecto Pigmalión’. Se refiere a que una vez que se hace una predicción, estas mismas palabras causan que se haga realidad.

Puede repercutir para bien o para mal en la otra persona. Por ejemplo, cuando un padre le dice a su hijo que ‘no podrá ser un jugador de fútbol profesional’ es más que probable que termine ocurriendo.

Por lo tanto, utilízalo para indicarle a tu pareja que es capaz de decir lo que siente, de abrirse para expresar sus pensamientos o de ser más comunicativo. Además, puedes aplicar este concepto a otros ámbitos de la vida, para que los demás puedan alcanzar sus objetivos.

2. Busca alternativas positivas

Es muy importante dejar a la pareja explicar sus acciones, emociones y pensamientos

Otra de las maneras de permitir a la pareja explicar sus acciones está relacionada en su concepción de las cosas. Es decir, si cree que todo es negativo, será más difícil que lo verbalice. En cambio, sin considera que hay alguna posibilidad de mejora o de solución, quizás lo comunique.

Debes basarte en tus conocimientos para ver en qué momento el otro se siente angustiado, preocupado o incluso enojado. Y una vez que te indique a qué se debe, mostrarle el lado positivo. De esta forma, se sentirá más a gusto al hablarlo contigo y confiará en ti en próximas ocasiones.

3. Escucha con atención

En muchas ocasiones, somos nosotros los que conducimos a cierta conducta en el otro. Si por ejemplo en el pasado no prestábamos atención a lo que nuestra pareja decía, es probable que no tenga ganas de hablar.

La escucha debe ser pasiva mientras la persona ‘expone’ el tema en cuestión y luego convertirse en activa para poder aconsejar. Pero atención, porque tampoco se trata de darle sermones como si se tratase de un niño (o de tu hijo).

Descubre: 3 razones por las que deberíamos aprender a escuchar

4. No presiones

Para dejar a la pareja explicar sus acciones si no es una persona demasiado comunicativa, es fundamental evitar la presión. Podrías hacer un ‘pequeño trabajo de hormiga’ donde poco a poco darle a conocer las bondades de abrirse un poco más.

Si se siente presionada puede actuar de la manera contraria a la que esperamos. Con el tiempo y mucha paciencia, comenzará a decir lo que le sucede.