La importancia de gastar menos de lo que ganas

31 julio, 2018
Gastar menos que lo que ganas debería ser una de las principales máximas presentes en tu vida. Esto te ahorrará muchos problemas y preocupaciones en tu día a día.

¿Has contabilizado cada moneda que sale y cada moneda que entra en tu vida? Hacerlo puede ser muy interesante, ya que así sabrás por qué eres incapaz de ahorrar. Gastar menos de lo que ganas es muy importante. Pero, para ello, debes controlar tus ingresos y tus gastos.

La gran mayoría de las personas no lleva un control de este tipo. Esto provoca que no sepan por qué no llegan a finales de mes con determinado dinero. También, suelen sorprenderse de que otras personas con menos, sí lleguen y aún les sobre.

La razón puede radicar es que estas personas saben en qué gastan y son capaces de dejar de invertir en aquello que no les aporta ningún beneficio. Veamos cómo gastar menos de lo que ganas con algunos pequeños consejos.

No despilfarres el dinero

Gastar menos que lo que ganas

Quizás, cuando empieces a comprometerte a llevar un control de tus gastos y tus ingresos, seas consciente de que la mayor parte de tu dinero se va en algo que no es esencial. Para ello, tenemos que diferenciar entre lo que son necesidades básicas y lo que no lo son.

Aquellos gastos que pueden estar justificados tendrán que ver con la alimentación, la ropa y los gastos del hogar. Todos estos gastos son necesarios. Sin embargo, hay otros que no.

Por ejemplo, si somos fumadores, puede que una gran parte de nuestro dinero la gastemos en tabaco. También, es posible que nuestro coche, si lo tenemos, suponga una gran inversión de dinero.

Ser conscientes de todos estos gastos nos puede ayudar a eliminar un mal hábito de nuestra vida. Incluso podemos empezar a utilizar el transporte público o caminar para ir a determinados sitios que nos pueden quedar cerca.

Lee: A veces para poder seguir adelante, hay que empezar de nuevo

Apuesta por tu libertad financiera

Gastar menos de lo que ganas te ayudará a contar con un colchón de dinero en el caso de que te suceda algún imprevisto. Por ejemplo, que te despidan del trabajo, que tengas que hacer una gran inversión en un coche nuevo, que te suban el alquiler…

Cualquier imprevisto puede hacer que nos estresemos si no estamos preparados para afrontarlo. En el momento en el que gastemos menos de lo que ganemos, podremos ahorrar. Cuanto más dinero tengamos ahorrado, más libertad financiera tendremos.

¿Qué es la libertad financiera? El tiempo que podemos vivir de nuestros ahorros. Esto se calcula dividiendo todo el dinero con el que contamos, y que podemos disponer de él para gastar, por la media de gastos que tenemos mensualmente.

Así, si tenemos ahorrados unos 10 000 euros y nuestros gastos mensuales son de 800, esto significa que podremos vivir un año sin ingresos. Cuanta más libertad financiera, mucho más seguros nos sentiremos.

¿Lo sabías? Crea tu propia caja de las preocupaciones

Invierte con sabiduría

4 tips para ahorrar dinero cada mes.

No obstante, aunque gastar menos de lo que ganas es algo muy inteligente, no es positivo que el dinero que vayamos ahorrando esté parado. Debemos saber sacarle el máximo provecho. Por ello, debes aprender a invertir en lo que te reportará beneficios.

Por ejemplo, si ya has detectado que una gran parte de tus ingresos estaban destinados al tabaco, puedes eliminar este mal hábito y hacer algo mejor con ese dinero que ahora te va a sobrar. En vez de despilfarrarlo, ahórralo para invertirlo en pasivos.

¿Qué son los pasivos? Son aquellos bienes que nos pueden reportar algún beneficio. Por ejemplo, una casa, trastero u oficina que tenemos en alquiler, una cantidad de dinero en un bien de inversión que nos reporta intereses mensuales…

Hay muchos pasivos a nuestro alrededor en los que podemos invertir. Estos nos ayudarán a gestionar mejor nuestro dinero y a invertirlo en algo que no brindará más dinero. De esta forma eliminaremos muchas preocupaciones y podremos vivir disfrutando de un mayor bienestar y tranquilidad.

Gastar menos de lo que ganas te reporta muchos beneficios. Pero, para ello, hay que llevar un control exhaustivo de todos nuestros gastos e ingresos, aunque solo sea un euro. Podemos crear un excel en el ordenador con toda la información o comprar un libro.

Hay varios libros que podemos comprar y que nos ayudarán a ahorrar. En sus páginas encontraremos recomendaciones e, incluso, identificación por colores para ser conscientes de en qué estamos gastando más dinero. Te animamos a que descubras cuál es la mejor manera para ti.

 

Te puede gustar