La importancia de la familia en el crecimiento de un niño

8 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Bernardo Peña
La familia, indistintamente de su tipología, es el pilar sobre el que se sustenta el desarrollo de un individuo. Conoce los motivos por los cuales la familia es tan importancia en la crianza de los niños.

La familia tiene una gran incidencia en el desarrollo emocional y social de todo individuo. Modela nuestra manera de pensar, de tomar decisiones, la forma de comportarnos y hasta nuestra perspectiva de la vida. El ambiente en el que crece un niño lo define como persona. De ahí la importancia de la familia en su desarrollo.

La familia es el núcleo principal en que se va desarrollando y se desenvuelve el infante. El primer grupo social del que este toma su experiencia y su ejemplo.

La familia es una institución muy importante en la educación del niño, pues da sentido y trascendencia a la vida. Los valores que se absorben del núcleo familiar son vitales para orientar nuestras metas y valores adultas.

Tener una familia es un derecho legítimo y fundamental de la niñez. Lo es porque a través de la familia los niños aprenden los principios básicos de convivencia y las habilidades necesarias para desarrollar su potencial como individuos y afrontar la vida de adultos en la sociedad.

¿Qué es la familia?

Es el primer ambiente donde el ser humano se relaciona con otras personas. En él aprende valores, principios, normas y nociones acerca de la vida. También es el ámbito social donde los niños obtienen seguridad, respeto y amor.

De esta manera, la familia es básica en la edificación de la identidad y la personalidad del niño. El objetivo primordial de la familia debe ser preparar al niño para tener una vida adulta exitosa y feliz.

Y esto se logra a través de una educación integral que le permita afrontar los problemas futuros de la mejor manera, lograr una seguridad afectiva y económica, respetar a los demás y a sí mismo y consolidar su autoestima.

Lee también: 7 ideas de obsequios para la familia

Tipos de familias

Existen varios tipos de familia. La clasificación depende del perfil y la cantidad de sus integrantes. Una familia puede ser:

Familia nuclear o biparental

Familia comiendo

Está conformada por ambos progenitores y uno o más hijos. Es la familia que la sociedad promueve a construir. Se conoce comúnmente como familia típica.

Familia extensa

Es aquella familia en la que los hijos viven junto a otros parientes consaguíneos o afines. Pueden ser como los abuelos, los tíos, los primos. Esta familia puede o no incluir a los padres.

Familia monoparental

En este tipo de familia, el hijo o los hijos son criados por uno de sus progenitores, generalmente, por la madre. Pero existen casos en los cuales los hijos son criados por el padre. Algunas causas comunes son:

  • Fallecimiento durante el parto.
  • Separación de los padres.
  • Desinterés por criar a un hijo.
  • Viudedad.

Familia adoptiva

Familia con un bebé

Se da cuando una pareja decide acoger a un niño que se ha quedado sin familia. La adopción ocurre cuando una pareja no ha logrado tener descendientes o, simplemente, por elección.

Visita este artículo: ¿Futura madre adoptiva? Esto es todo lo que debes saber

Familia de padres separados

A diferencia de las familias monoparentales, los padres deciden vivir separados, pero seguir velando por sus hijos. Continúan involucrándose en su desarrollo y crecimiento.

Familia ensamblada o compuesta

Este tipo de familia se da cuando uno o ambos padres tienen uno o varios hijos de relaciones anteriores. En este caso, los niños tienen que convivir con medios hermanos o hermanastros.

Familia homoparental

Está constituida por padres o madres homosexuales que adoptan un hijo. Igualmente, una familia homoparental puede estar conformada por dos mujeres que han optado por la fertilización in vitro para tener uno o varios hijos.

¿Cual es la importancia de la familia en el crecimiento de un niño?

La educación comienza en el hogar

Los niños pasan la mayor parte de su tiempo con los padres, desde el nacimiento hasta aproximadamente los 4 años. En este tiempo, los padres enseñan a sus hijos hábitos, disciplina y valores. Mientras que en la escuela, los niños aprenden a desarrollar capacidades y obtienen conocimientos.

Apoyo incondicional

Madre con su hija mostrando la importancia de la familia

Parte de la importancia de la familia se basa en que es un apoyo para los niños. Estará en sus días felices, pero también en momentos difíciles o en decisiones importantes. Sin importar las amistades que el niño tenga, la familia siempre estará ahí para darle su apoyo incondicional.

Tolerancia hacia los demás

Todos los integrantes de la familia son seres únicos con personalidades diferentes. Gracias a esto, el niño aprende a coexistir con diferentes personas, respetar y aceptar a los demás. De esta manera, cuando deba salir al exterior no tendrá problemas en interactuar con personas desconocidas.

Aprender a compartir

Cuando el niño crece con hermanos, la familia sirve para enseñarle a compartir, desde un caramelo a sus objetos más preciados o el amor de sus padres. De esta manera, el niño no será egoísta en sus interacciones futuras con la sociedad.

En definitiva, más allá de su tipología, la importancia de la familia radica en el afecto y en el vínculo que exista entre sus miembros. Ello viene siendo la fuerza de cada miembro, el lazo que los une.