La importancia del sexo en las relaciones de pareja

Raquel Lemos · 31 agosto, 2016
Para acabar con la monotonía y recuperar el deseo debemos y las ganas del principio debemos concebir el sexo como una parte más de la relación, igual de imprescindible que el resto

Son muchas las personas que se quejan de que el sexo se ha visto reducido, incluso ha desaparecido a medida que han aumentado los años junto a su pareja. Esto es algo totalmente normal.

Piensa que al principio de tu relación la situación era muy diferente a la de ahora. No estabais todo el tiempo juntos, poníais más empeño en estar más atractivos para el otro… Pero, ahora, todo esto ha cambiado.

Lee: 8 señales que envía nuestro cuerpo cuando necesita sexo

El sexo no va a volver a ser como antes de la noche para la mañana, requiere un esfuerzo muy grande que no os costaba tanto al principio. Pero, sobre todo, el sexo necesita de comunicación.

Piensa que es muy importante, aunque muchas parejas crean que no. El sexo es intimidad, pasión, amor. El sexo es otra parte más en vuestra relación que debéis cuidar.

El deseo no surge espontáneamente

Mujer-tumbada-en-la-cama-sin-deseo-con-su-novio

Aunque creamos que el deseo surge por sí solo, lo cierto es que esto no es así. El deseo debe provocarse con ciertas actitudes que hemos perdido con el paso de los años.

Dinos, ¿cuánto hace que no tienes un espacio privado para ti? La intimidad con la pareja es positiva, pero también lo es tener intimidad con uno mismo.

Seguro que os habéis visto depilaros más de una vez, tal vez ni siquiera cerráis la puerta del baño cuando lo utilizáis.

Aunque creamos que esto significa confianza, la verdad es que, con el tiempo, se va tornando en una falta de deseo. Ya no nos preocupamos por sorprender a la otra persona. No tenemos un espacio erótico para nosotros mismos.

Descubre: Cómo tratar la falta de libido en la mujer

Aquí te dejamos algunas reflexiones al respecto sobre esta realidad:

  • Antes todo era novedad, pero ahora nos hemos acostumbrado tanto el uno al otro que ya no nos deseamos. Algo estáis haciendo mal.
  • Tal vez ha llegado el momento en que has dejado de sentirte atractivo para tu pareja. Quizás has dejado de prepararte como antes, total, ya te conoce con tus peores galas.
  • Habéis establecido un horario para mantener relaciones, no hay posibilidad de practicar el sexo fuera del tiempo estipulado y eso os limita y condiciona.
  • Haces el amor sin ganas y esto no es positivo para ti. Si no tienes ganas, no pasa nada. Si aceptas esta situación tu deseo se verá afectado.
  • Seguro que hace tiempo que has dejado de masturbarte. Esta práctica te ayudará a disfrutar del sexo en solitario, a saber qué te gusta y a desear más a tu pareja.
miedoparejac

Todo esto provoca que vuestra relación, en vez de mejorar, empeore. Hay que cambiar en ciertos aspectos, modificar algunas actitudes que no son las más correctas.

Variedad y fantasía

Una de las máximas principales para recobrar el deseo es introducir variedad y fantasía en vuestras relaciones sexuales, pues seguramente estas se caracterizan por lo de siempre.

Seguro que tenéis muchas cosas en vuestra mente que os gustaría probar, pero habéis limitado tanto vuestro deseo que hasta vuestra imaginación se ha visto afectada. Es el momento de que vuelvan.

No te pierdas: Afrodisíacos naturales: mitos y realidades

Además, no podéis olvidaros de una parte muy importante de todo esto. ¿Cuánto hace que no hablas de sexo con tu pareja? A muchos les da más vergüenza que cuando estaban iniciando la relación pero, ¡es algo necesario!

Pareja-feliz-en-la-cama

La comunicación es esencial para que os podáis entender en la cama, para que habléis sobre aquello que os gusta, sobre lo que os está pasando y cómo solucionarlo. Solamente vosotros podréis encender la llama que apagasteis.

Tan solo tenéis que cambiar vuestra forma de ver la relación hasta el momento. Os habéis sumergido en una rutina e incluso habéis limitado vuestro deseo con horarios.

No es necesario hacer el amor todos los sábados porque si no os apetece ¡podéis hacerlo otro día!

Ponerle límites al sexo significa que también limitáis vuestro deseo.

Volved a hablar sobre ello, a hacer bromas picantes, a sorprender a vuestra pareja con algún tipo de lencería que pueda dejarle con la boca abierta.

No te vayas sin leer: Cómo mantener la ilusión con tu pareja

sexo

Un beso furtivo, hacer manitas, una mano traviesa en un sitio público, todo esto sirve para avivar la llama. Quedarnos parados esperando que la pasión regrese no es una buena técnica para seguir.

Vuelve al pasado y recuerda lo que hacías al principio. Nada venía por sí solo, ¡estabas activo! aunque no lo creas. Retoma todo aquello que hizo que tu pareja y tú ardieseis en deseo.

El sexo es muy importante en las relaciones de pareja. Sin él, la relación no será completa.