La importancia de respetar el horario de trabajo

El que una persona cumpla con el horario de trabajo habla no solo de su nivel de compromiso, sino de su sentido de pertenencia para con la empresa. La motivación es un elemento fundamental en este respecto. Aprende más en este post.

El cumplimiento del horario de trabajo es una de las normas más importantes dentro de una empresa. Ser puntual o impuntual en la hora de llegada define la capacidad de compromiso y de responsabilidad de cada empleado para con la compañía. Habla mucho sobre la personalidad de cada empleado. Por ello, es muy importante respetar el horario de trabajo.

Al ser seleccionado para un trabajo, el empleado ya se está comprometiendo con todos los requisitos que se manejan en la empresa. Por ello, es de suma importancia que el trabajador sea organizado. La puntualidad y el compromiso manifiestan profesionalismo.  Todos estos factores, con el tiempo, conllevan al éxito personal y laboral.

Es importante conocer ciertos aspectos que los trabajadores deben tomar en cuenta para cumplir con las normas de la compañía. También, es fundamental conocer las repercusiones que tiene el incumplimiento laboral en los empleados.

Profesionalismo

Profesionalismo

Un profesional es aquella persona que tiene una capacidad intelectual y la ejerce con eficiencia y eficacia. Se dedica y se compromete a cumplir las reglas de la compañía.

Es vital para un empleado ser profesional, sobre todo porque el trabajo suele ser en equipo. Llegar y estar presente en la empresa siempre que se necesite suma al ambiente de trabajo. También, garantiza fluidez en los proyectos, asegura la fácil resolución de problemas, además de que hace que los empleados sean valorados y respetados por su cumplimiento.

Aprende los:  10 beneficios de ser extrovertido

Puntualidad y responsabilidad para respetar el horario de trabajo

Uno de los factores más importante que definen a un profesional es ser puntual. La puntualidad puede ser interpretada como dedicación laboral, interés por su trabajo y por pertenecer a cierta compañía. También, implica la capacidad de manejar responsabilidades,  sentido de compromiso y organización personal.

La importancia de respetar el horario de trabajo y el rendimiento negativo por incumplimiento

La falta de constancia en el compromiso laboral conlleva a efectos negativos que pueden perjudicar a los empleados. Genera y proyecta una mala reputación de la persona, además de que puede llegar a perder el respeto de sus compañeros. Todo esto termina afectando negativamente el rendimiento y el desempeño del trabajador.

El empleado pierde motivación y concentración por su inconstancia. Estar atrasado en las actividades puede generar estrés en la persona. Y no resulta productivo un trabajador desmotivado y estresado, por eso es muy importante respetar el horario de trabajo. Sobre todo porque hoy en día hay mucha competencia esperando que queden libres vacantes.

Compromiso de la empresa

Compromiso de la empresa

Cuando se comienza a trabajar, se está asumiendo un acuerdo de responsabilidad mutuo, tanto la empresa como el empleado. Es fundamental que los trabajadores cumplan con su hora de llegada. Y es igual de importante que la compañía respete la hora de salida ya establecida. 

También, es responsabilidad de la empresa colocar incentivos a sus trabajadores para que cumplan con el horario y mejoren su rendimiento. Es indispensable que se motive a los empleados mediante buenas remuneraciones económicas o dándoles horas de descanso y vacaciones.

Te recomendamos leer: Descubre los 6 malos hábitos te impiden descansar bien

 Descanso

Descanso

La empresa debe garantizar que el horario de trabajo sea accesible para que los empleados pueden descansar. El descanso es vital para todas las personas dentro de la compañía. Es muy importante para la concentración y la productividad de los trabajadores.

Si la jornada laboral comprende entre 7 y 9 horas de trabajo diario, lo justo es que los empleados puedan descansar durante la jornada. Es realmente complicado canalizar las energías y la concentración durante 8 horas de labor. Lo más saludable, para la empresa y sus trabajadores, es que acuerden un tiempo a mitad de la jornada que sea libre para comer y reposar de las actividades.

También, debe haber tiempo suficiente para descansar fuera del trabajo. El horario debe ser flexible para que el empleado tenga tiempo de ocio y para que dedique tiempo a su familia, además del tiempo suficiente para que el trabajador pueda dormir las 7 u 8 horas que se necesita para tener energía al día siguiente.

Uno de los factores que más motiva a los empleados a cumplir con el trabajo son las vacaciones. Todos merecen un tiempo para desconectarse del mundo laboral. Eso les permite recargarse de energías positivas para reintegrase al trabajo altamente motivados.

Los empleados son el corazón, el fuerte de una empresa. Por ello, lo mejor que una organización puede hacer es mantenerlos lo suficientemente involucrados y motivados, más allá de compensaciones monetarias (que también son relevantes), conquistarlos con compensaciones emocionales y afectivas 🙂

Te puede gustar