La leche de soja y sus beneficios para el organismo

Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
9 agosto, 2019
La leche de soja es una bebida vegetal que se destaca por su interesante aporte nutricional. ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Es cierto que su consumo causa efectos secundarios? Te lo aclaramos.

La leche de soja es una bebida vegetal que se elabora remojando, moliendo y filtrando granos de soja. Aunque no es propiamente una leche, en el lenguaje popular se le ha dado esta etiqueta, principalmente porque su aspecto se asemeja a dicho alimento.

Asimismo, es una de las opciones para sustituir la leche de vaca tanto en recetas veganas y vegetarianas como en la dieta de aquellos que sufren intolerencia a la lactosa. ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Qué tan cierto es que tiene efectos perjudiciales? A continuación te lo contamos.

Contenido nutricional de la leche de soja

La soja es una leguminosa proveniente del continente asiático. Su nombre científico es Glycine max y se ha valorado desde la antigüedad por su interesante valor nutricional. Aunque cuenta con varios productos derivados, la leche de soja es uno de los más comunes, no solo por su versatilidad a la hora de preparar platos, sino por sus propiedades. Veamos a continuación su contenido nutricional:

Vitaminas y minerales 

Entre los beneficios de la leche de soja encontramos que aporta vitaminas del grupo B, vitamina D, vitamina K y vitamina C. Además, contiene calcio,  hierro, magnesio, fósforo, manganeso y zinc.

Grasas 

Un vaso de leche de soja contiene 4 gramos de grasa, de los cuales una pequeña cantidad, 0,5 gramos son de grasa saturada. No contiene grasas trans ni colesterol, por lo que es una buena opción para una dieta sana.

Macronutrientes

Un vaso de 250 ml de leche de soja proporciona 100 calorías, 8 gramos de carbohidratos y 7 gramos de proteína. Además contiene aminoacidos necesarios que no son producidos por el cuerpo.

Vaso con leche de soja y cuchara con semillas

Beneficios de la leche soja

Gracias a su interesante aporte de nutrientes esenciales, el consumo de leche soja, incluido como parte de una alimentación sana y balanceada, brinda importantes beneficios en la salud. A continuación los detallamos:

Apoya la reducción del colesterol

La soja es un alimento libre de colesterol y tiene nutrientes que podrían ser beneficiosos a la hora de mejorar el perfil lípidico. De hecho, como lo destaca una publicación del British Journal of Nutrition, el consumo de soja podría favorecer el control del colesterol malo (LDL) y el colesterol total, al tiempo que favorece el aumento del colesterol bueno.

Sin embargo, cabe aclarar que los investigadores no encontraron el mismo efecto reductor en suplementos de soja. Pese a esto, una investigación publicada en Lipids in Health and Disease sugiere que los fitoesteroles y la inulina en la leche de soja enriquecida tienen un efecto beneficioso en el control del colesterol malo.

Descubre: ¿Cómo debes comer para controlar el colesterol alto?

Ayuda a reducir los síntomas de la menopausia

Las isoflavonas que contiene la soja son un tipo de fitoestrógeno que parece tener un efecto beneficioso sobre la disminución de algunos síntomas de la menopausia. En concreto, como lo respalda un estudio publicado en la revista Menopause realizado por investigadores del National Institute of Health and Nutrition, ayuda en la reducción de los sofocos.

Contribuye a cuidar la salud ósea

Por su contenido de isoflavonas, calcio y magnesio, este alimento tiene un efecto protector sobre la salud de los huesos. De hecho, como lo respalda un estudio publicado en Journal of Medicinal Food, su consumo podría favorecer el mantenimiento de la densidad ósea, disminuyendo el riesgo de osteoporosis y fracturas en mujeres adultas.

Otros beneficios de la soja

Como lo recopila una investigación publicada en la revista científica Nutrients, la soja y sus derivados cuentan con otros beneficios para la salud. Estos, en su mayoría, se atribuyen a su contenido de proteína, isoflavonas y vitaminas y minerales. A continuación los resumimos:

  • Ayuda a una reducción moderada de la presión arterial alta.
  • Es una fuente baja en calorías de proteína.
  • Favorece el control de los niveles altos de azúcar en sangre.
  • Apoya el tratamiento del sobrepeso y obesidad.
  • Es una opción para personas con intolerancia a la lactosa.

Tambien puedes leer Diferencia entre alergia e intolerancia a los alimentos

¿La soja tiene efectos perjudiciales?

Los posibles efectos secundarios del consumo de soja han generado bastante controversia. De hecho, han sido foco de diversas investigaciones científicas. Las mismas han podido romper algunos mitos que crecieron fuertemente en la población sobre la ingesta de este alimento. Vamos a repasarlo en detalle:

  • Algunos tipos de cánceres necesitan estrógeno para crecer. Por eso, durante mucho tiempo se pensó que la soja, al contener fitoestrógenos, podría aumentar el riesgo. Sin embargo, datos publicados en la revista médica Complementary Medicine Research,  sugieren que este alimento no tiene ninguna incidencia sobre esta enfermedad y, por el contrario, podría producir una ligera reducción del riesgo.
  • La soja contiene bociógenos que pueden afectar de manera negativa la salud tiroidea al bloquear la absorción de yodo. De hecho, estudios en probeta y en animales sugieren que las isoflavonas de soja afectan la producción de hormonas de la tiroides. Pese a esto, la investigación en humanos reveló que no causan un impacto significativo. 
  • Como lo reveló la revista Fertility and Sterility, los estudios clínicos no han demostrado una alteración de la actividad de las hormonas reproductivas en los hombres por el consumo de soja

Para concluir…

La leche de soja es una de las alternativas vegetales para los que tienen intolerancia a los lácteos o para aquellos que han dejado de consumir productos de origen animal. Su ingesta puede ayudar a la prevención de varios problemas de salud, siempre y cuando esté apoyado con hábitos alimentarios saludables. En cualquier caso, antes de consumirla de forma regular es conveniente asesorarse con un nutricionista. ¡Tenlo en cuenta!

  • Tokede, O. A., Onabanjo, T. A., Yansane, A., Gaziano, J. M., & Djoussé, L. (2015). Soya products and serum lipids: A meta-Analysis of randomised controlled trials. British Journal of Nutrition114(6), 831–843. https://doi.org/10.1017/S0007114515002603
  • Kietsiriroje, N., Kwankaew, J., Kitpakornsanti, S., & Leelawattana, R. (2015). Effect of phytosterols and inulin-enriched soymilk on LDL-cholesterol in Thai subjects: A double-blinded randomized controlled trial. Lipids in Health and Disease14(1). https://doi.org/10.1186/s12944-015-0149-4
  • Isoflavone metabolites and their in vitro dual functions: they can act as an estrogenic agonist or antagonist depending on the estrogen concentration. Division of Endocrinology, Department of Internal Medicine, Cheil General Hospital and Women’s Healthcare Center, Sungkyunkwan University School of Medicine (2006) 1-19
  • Interaction of phytoestrogens with estrogen receptors alpha and beta. Department of Molecular and Cellular Biology, Faculty of Pharmaceutical Sciences, Kanazawa University, Ishikawa, Japan. 2001 Apr;24(4):351-6.
  • Taku, K., Melby, M. K., Kronenberg, F., Kurzer, M. S., & Messina, M. (2012). Extracted or synthesized soybean isoflavones reduce menopausal hot flash frequency and severity. Menopause: The Journal of The North American Menopause Society, 19(7), 776–790. https://doi.org/10.1097/gme.0b013e3182410159
  • Phytic acid changes in soybeans fermented by traditional inoculum and six strains of Rhizopus oligosporus. K.A. BUCKLE (1985) https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/j.1365-2672.1985.tb01709.x
  • Anti-thyroid isoflavones from soybean: isolation, characterization, and mechanisms of action. National Center for Toxicological Research, Jefferson, Arizona. 1997 Nov 15;54(10):1087-96.
  • Zheng X, Lee SK, Chun OK. Soy Isoflavones and Osteoporotic Bone Loss: A Review with an Emphasis on Modulation of Bone Remodeling. J Med Food. 2016;19(1):1–14. doi:10.1089/jmf.2015.0045
  • Chen, M., Rao, Y., Zheng, Y., Wei, S., Li, Y., Guo, T., & Yin, P. (2014). Association between soy isoflavone intake and breast cancer risk for pre- and post-menopausal women: A meta-analysis of epidemiological studies. PLoS ONE9(2). https://doi.org/10.1371/journal.pone.0089288
  • Hamilton-Reeves, J. M., Vazquez, G., Duval, S. J., Phipps, W. R., Kurzer, M. S., & Messina, M. J. (2010). Clinical studies show no effects of soy protein or isoflavones on reproductive hormones in men: Results of a meta-analysis. Fertility and Sterility94(3), 997–1007. https://doi.org/10.1016/j.fertnstert.2009.04.038