La leche de vaca: ¿beneficiosa o perjudicial?

Si tenemos algún tipo de trastorno gástrico o sospecha de alguna alergia alimenticia es necesario consultar con un profesional médico. Entre otras cosas puede que tengas que sustituir el consumo de leche animal por otras vegetales que te nombramos aquí.

La leche de vaca, uno de los alimentos de origen animal más consumidos tradicionalmente, y también más promocionados y recomendados, está viviendo en los últimos años una pérdida de popularidad.

Esto se produce por el aumento de las alergias alimentarias. Sin que sea necesario ser intolerante a la lactosa (principal componente de la leche) su consumo puede perjudicarnos si padecemos problemas de estómago.

Explicamos las ventajas y desventajas de tomar este alimento, así como los casos en los que su consumo puede ser más perjudicial. Finalmente proponemos algunas alternativas saludables para las personas que no puedan tomarla.

La calidad de la leche

Según la opinión general, la leche de vaca de mejor calidad se produce en las granjas ecológicas. Allí los animales no son hormonados ni medicalizados para aumentar su producción y gozan de mejor calidad de vida.

No olvides que la leche siempre debe estar pasteurizada. Este proceso garantiza el exterminio de microorganismos que causan enfermedades graves en el ser humano. Es el punto más importante al valorar la calidad de cualquier leche animal.

 

leche de vaca

Beneficios

La leche es un producto natural y tradicional, consumido desde la antigüedad. Tiene un alto valor nutritivo y es uno de los alimentos más completos. Contiene:

  • Proteínas.
  • Grasas.
  • Hidratos de carbono.
  • Vitaminas.
  • Minerales.

De hecho durante los primeros meses de vida la leche materna es el alimento ideal para el recién nacido pues además de aportarle todos estos nutrientes le ofrece las primeras defensas contra varias enfermedades.

Desventajas de tomar leche de vaca

Hasta hace poco tiempo, la teoría en contra de tomar leche se basaba en que nuestro organismo solo estaría preparado para asimilar leche materna, pero según los últimos estudios esto no es así.

Sí que es cierto que a medida que nos desarrollamos perdemos la capacidad de la enzima lactasa.

Esta proteína se ocupa de favorecer la digestión de la leche y su pérdida conlleva la aparición de molestias e incluso la intolerancia total.

Si tienes dudas acerca de una posible intolerancia lo mejor es que acudas a un médico nutricionista, él te hará las pruebas necesarias para comprobarlo y durante el proceso  te aconsejará qué hábitos deber seguir.

A continuación te mostramos las mayores desventajas de la leche de vaca:

  • A pesar de ser un alimento muy completo, carece de fibra, hierro y vitamina C.
  • Puede causar irritación y acidez gástrica en personas que no toleren bien la lactosa.
  • En enfermedades inflamatorias como la artritis puede ocasionar más inflamación, debido a los complejos antígeno-anticuerpo que genera y que se pueden acumular en las articulaciones.
  • Las personas con anemia ferropénica no deberían consumirla, ya que además de no contener hierro, puede dificultar su asimilación.
  • Su contenido en grasas saturadas y caseína pueden aumentar los niveles de colesterol .

Cuándo no es recomendable tomar leche de vaca

  • Intolerancia  a la lactosa: En este caso podemos conseguir productos lácteos sin lactosa, que venden específicamente algunas marcas, o bien probar si toleramos mejor los yogures o quesos.
  • Diarreas: Si una persona sufre diarreas habitualmente, sin causa aparente, y llevando una buena alimentación, debe acudir al médico. Suprimir la leche de vaca puede ayudar a reducirlas.
  • Acidez gástrica: Aunque la leche puede ser un remedio casero antiácido, por ser un alimento alcalino, posteriormente puede provocar un efecto rebote y provocar más acidez.

Alternativas para el consumo de leche

Para aquellas personas que no pueden beber leche de origen animal recomendamos sustituirla por alguna bebida vegetal. Las hay de muchos tipos y sabores, y todas ellas son muy saludables. Recomendamos especialmente las de:

  • Almendra: Muy nutritiva.
  • Avena: Energética y relajante.
  • Arroz: Digestiva y suave.
  • Avellana: Nutritiva y deliciosa.

También podemos usarlas en la cocina, sustituyendo a la leche de vaca en recetas como bizcochos, bechamel, carbonara, natillas, etc.

Recuerda que la leche animal es una de las mayores fuentes de calcio. Si la sustituyes por una vegetal o directamente la suprimes  debes aumentar el consumo de otros lácteos como yogures o quesos. Ante estos cambios siempre es mejor contar con la opinión de un profesional médico.

 

Vandenplas, Y. (2015). Lactose intolerance. Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition. http://doi.org/10.6133/apjcn.2015.24.s1.02 Rosado, J. L. (2016). Intolerancia a la lactosa. Gaceta Medica de Mexico. http://doi.org/10.1016/j.medcli.2016.11.018 Infante, D. (2008). Intolerancia a la lactosa: En quién y por qué. Anales de Pediatria. http://doi.org/10.1157/13124885