La maca, ¿un milagro para las mujeres?

Elena Martínez Blasco · 25 octubre, 2019
Aunque la maca se haya utilizado como remedio natural para varias cuestiones, no está científicamente comprobado que sea capaz de brindar los beneficios que se le atribuyen. Sería necesario profundizar al respecto y realizar más estudios clínicos.

La maca (Lepidium meyenii) es una planta que crece en la sierra central del Perú, en zonas especialmente agrestes e inhóspitas, por encima de los 3500 metros de altura, en la cordillera de los Andes, donde prácticamente no existe ninguna otra forma de vida vegetal.

Las personas que viven en estas zonas han utilizado la maca para preparar infusiones calientes, con el objetivo de entrar en calor y gozar de buena salud. Lo primero viene a ser cierto, ya que una bebida caliente efectivamente conforta y ayuda a entrar en calor. Ahora, lo segundo es cuestionable desde el punto de vista científico.

Ninguna hierba es capaz, por sí sola, de mantener una salud óptima, prevenir o curar enfermedades. Por mucho potencial que puedan tener algunos de sus componentes. 

Una cosa es que, tradicionalmente se haya considerado un elemento capaz de brindar ciertos beneficios y otra cosa es que, en efecto, los brinde.

Veamos más acerca de esta planta y qué es lo que se dice (y cree) sobre ella en el ámbito popular.

¿Tiene realmente un potencial medicinal?

La maca es una planta que se ha utilizado para cuestiones rituales y preparar infusiones, principalmente. Los aborígenes de la zona consideraban que podía tener propiedades curativas y, a pesar del paso del tiempo, esta creencia se extendió hasta la actualidad.

Ahora, hay que tener en cuenta que no por el hecho de que los aborígenes hayan recurrido a esta planta como remedio, quiere decir que brinde beneficios.

Hay personas que le han llegado a atribuir un gran valor nutricional a esta planta, sin saber realmente si lo tiene o no. Desde este punto de vista, la maca tendría proteínas, aminoácidos esenciales, carbohidratos, fibras y vitaminas (B1, B2, B6…), así como minerales como el hierro, calcio, fósforo, potasio, sodio y zinc. Y en vista de esto, brindaría los siguientes beneficios a la salud:

  • Ayudaría aumentar los niveles de energía y la libido (tanto en hombres como mujeres).  Asimismo, ayudaría  continuar las actividades físicas.
  • Aliviaría las molestias de la menstruación y la menopausia (por ello se dice que podría ser la gran «aliada» de la mujer).
  • Según su contenido en antioxidantes, quizás podría retrasar el envejecimiento.
    • Ayudaría a fortalecer el cabello y a mejorar su aspecto.
  • Contribuiría con la salud del sistema cardiovascular, favoreciendo así a varios órganos del cuerpo.
  • Contribuiría con la salud del aparato óseo.
    • Aliviaría los dolores óseos y musculares.
  • Podría contribuir con la salud hormonal.

Descubre: ¿Por qué no necesitas desintoxicar el cuerpo?

Contraindicaciones de la maca

Las personas con hipertensión u otras condiciones cardiovasculares deben tener especial cuidado con el consumo de la bebida de maca, ya que puede resultar contraproducente. Además, la bebida podría causar interacciones en caso de estar bajo algún tipo de tratamiento farmacológico.

¿Cómo se tomaría la maca?

Para preparar la infusión de maca, habría que tomar las hojas de la planta y ponerlas a cocer en un cazo con agua. No se le añadiría nada más.

Una vez se hayan cocido las hojas, se colaría la bebida y se serviría. Ahora, en relación a la cantidad a beber, esta no debería ser más de una taza al día. Y hay que tener en cuenta que en algunos casos, podría estar contraindicado, por lo que sería necesario consultar con el médico antes de comenzar a beberla. 

Esta bebida puede tener efectos en el organismo si se consume con regularidad durante un periodo de tiempo prolongado, incluso después de dejar de tomarla. Por ello, es necesario tener cuidado.

Descubre: ¿Es saludable consumir el zumo de naranja?

¿Podría ser una aliada para la salud de la mujer?

De momento, no está comprobado que la maca pueda ser una planta que pueda contribuir significativamente a la salud de la mujer, de cualquier forma, en cualquier caso. Es necesario seguir profundizando acerca de este tema y realizar más estudios clínicos antes de poder llegar a una conclusión o realizar recomendaciones.