La manera correcta de lavarse la cara en 3 pasos

Valeria Sabater·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
04 Diciembre, 2018
Nuestro rostro necesita de unos cuidados determinados, según el momento del día. Descubre cuáles son y cómo aplicarlos de manera efectiva y sencilla en el siguiente artículo.

¿Te has preguntado cómo suele lavarse la cara la gente cada día? Puede que des por sentado que todo el mundo lo hace del mismo modo, con jabón y agua. 

Desde luego, estos dos elementos son básicos en nuestra limpieza diaria. Sin embargo, si hablamos de belleza y de salud, el tema necesita concretarse un poco más. Para ello, es importante tener en cuenta una rutina adecuada de limpieza facial.

Te lo contamos a continuación.

1. Mañanas: lavarse la cara con agua tibia y aplicar una mascarilla revitalizadora

Lo primero que necesitas es tratar la piel sin agresiones, limpiar los poros y conseguir que toda impureza se retire de una forma suave. El agua tibia y el uso de una mascarilla es una forma muy adecuada de empezar el día. Para ello, vale la pena que tengas en cuenta estos consejos:

  • Hay quien suele lavarse la cara muchas veces al día. No es lo adecuado, a no ser que se haya sudado mucho, porque, de lo contrario, podrías acabar irritando el cutis y alterando el pH natural.
  • Es esencial que nada más te levantes ” prepares la piel”. Lavarse la cara con agua tibia es lo más recomendado.

Después de la limpieza, puedes preparar esta mascarilla a base de pepino. ¡No te la pierdas!

Mascarilla suave y revitalizadora

Lavarse la cara y utilizar pepino

¿Qué necesito?

  • Medio pepino
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 cucharadita de aceite de oliva (4 g)

Preparación

  • Pela y corta en laminas pequeñas el pepino, para después llevarlo a la batidora junto con la cucharada de miel y la cucharadita de aceite de oliva. Procesa hasta obtener una pasta homogénea, que después debes dejar 10 minutos en el refrigerador.
  • Pasado este tiempo, aplícate esta crema en la piel y permite que actúe durante 15 minutos. Después, retira con agua fresca.

Aplica el tratamiento facial que necesites

Ahora, una vez que tu piel ya esté limpia de impurezas e hidratada, es el momento de aplicar el tratamiento facial que uses a diario:

  • La crema antiarrugas.
  • El tratamiento antiacné.
  • La crema del contorno de ojos.
  • El tratamiento para pieles sensibles o resecas.

Aplica una prebase y el protector solar

maquillaje_

El primer o la prebase es muy útil en nuestros rituales de belleza cotidianos. Ayuda a unificar la piel y a lucir un rostro suave, sin imperfecciones. Se disimulan las arrugas, los granitos y, según el tipo de color que elijas en la crema de la prebase,  ayudará en algunos aspectos:

  • La de color verde disimula manchas rojas.
  • El amarillo o el color naranja atenuarán ojeras moradas, o tonos azulados.

Tras lavarse la cara, para cuidar aún más la piel y evitar el envejecimiento prematuro, vale la pena que apliques un protector solar o un bloqueador de los rayos UVA. Te permitirá pasar entre 5 y 6 horas con tranquilidad, a la vez que te protege contra los efectos del sol.

Tras la prebase y el protector, puedes maquillarte con normalidad.

2. Tarde: los beneficios del agua micelar

¿Has probado ya a usar el agua micelar? Es un todoterreno para la belleza diaria, en especial cuando llegas a casa. No es agua normal, sino un líquido enriquecido con diferentes elementos que tienen como finalidad los siguientes aspectos:

  • Lavarse la cara con ella limpia todo rastro de maquillaje e impurezas: es capaz de retirar incluso los resistentes al agua o waterproof.
  • Tonifica la piel: gracias a su composición a base de compuestos tensoactivos ayuda a lucir un rostro más firme, siempre y cuando seamos constantes en su utilización.
  • Hidrata la piel: el agua micelar permite facilitar la eliminación de impurezas y, a su vez, nutre la piel.

Hay un dato que debes saber sobre el agua micelar: cuando la uses, solo tienes que aplicar un poco sobre el disco de algodón y dar suaves toquecitos en la piel.

Esta agua no arrastra la suciedad, sino que la atrapa, por lo que ofrece muy buenos resultados.

¿Quieres leer más?:  Cómo hacer agua micelar en casa

3. Noche: Agua de rosas

Yogur-natural-y-agua-de-rosas

Antes de ir a dormir, a tu rostro todavía le queda un último e importante paso: preparar la piel para la noche y aplicarse de nuevo ese tratamiento nocturno para embellecerlo.

Hay que humedecer un poco de agua de rosas en un disco de algodón y aplicarlo también con pequeños toquecitos en la frente, mejillas y barbilla. Te ayudará en estos aspectos:

  • Suavizar la piel.
  • Equilibrar el pH.
  • Equilibrar la grasa del rostro.
  • Atenuar las líneas de expresión.

Como ves, el agua de rosas no sirve solo para lavarse la cara, sino que nos ayuda a tratar diversos problemas. La encontrarás en tiendas de belleza o en cualquier supermercado.

Descubre: Beneficios naturales de las rosas en la piel y en la salud

Cuida tu alimentación para tener un buen cutis

De nada sirve aplicarse cremas y mascarillas si luego llevas una alimentación poco sana y no estás hidratada. La mejor forma de que se vea la salud por fuera es tratando de estar sana por dentro. 

Por eso, es recomendable llevar una dieta saludable y equilibrada, donde tengan cabida todos los nutrientes necesarios. De la misma forma, deshazte de hábitos nocivos, como el tabaco y el alcohol.