La manicura ideal para el día de la boda

¿Existe una manicura ideal para la boda? ¡Por supuesto que sí! Tiene que cumplir ciertos requisitos como por ejemplo, agradar a la novia y combinar con su atuendo. ¡Sin importar cuáles sean sus gustos!

No hay dudas de que cuando te cases tienes que estar hermosa de pies a cabeza. Además del vestido, el maquillaje y los zapatos, tus manos deben estar acordes a esta fecha tan importante.

Por ello, en el siguiente artículo te contaremos cómo debería ser la manicura ideal, esa que te acompañe mientras llevas el ramo de flores, mientras tu esposo te coloca el anillo o esa que está contigo en su primer baile de casados.

Manicura ideal: uñas estilo francesa

La manicuría por excelencia en las bodas es la francesa. ¿Por qué? Porque queda muy elegante, combina con el blanco del vestido y se adapta a cualquier largo de uñas.

Es un clásico que nunca pasa de moda, incluso es una opción ideal para las que no suelen pintarse las uñas a diario porque queda bastante discreto. No importa si eres una novia tradicional o una ‘rebelde’ y moderna: una manicura ideal te hará ver hermosa.

También te recomendamos elegir el estilo francesa para tus uñas en el caso de que tengas temor de que una manicura demasiado extrema le quite protagonismo a tu vestido, al ramo o al anillo.

Pintarse de esa manera tiene una ventaja innegable en comparación con las demás: tus manos quedarán refinadas, sobrias, elegantes y sofisticadas. Te permitirá además resaltar tu color natural de piel y alargará visualmente los dedos (perfecto para mujeres con manos gruesas o pequeñas).

Por supuesto, no hay que dejar de lado el hecho de que la manicura francesa se hace tradicionalmente en color blanco, que ‘casualmente’ será el color de tu vestido, en el caso de que seas de las convencionales. Pero si no es así, no te preocupes, porque ese tono combinará con cualquier color de vestido que uses.

Si bien para que el resultado sea mucho más bonito teniendo en cuenta de que es el día de tu boda y la manicura ideal es necesaria, lo cierto es que puedes pintarte tú misma sin problemas. ¡Te ahorrarás algo de dinero!

Puedes ir practicando unas semanas antes si lo deseas o bien pedirle a alguna amiga que se anime. Solo precisas una pegatina para trazar la línea y dos esmaltes de calidad.

Por último, pero no por ello menos importante, con la manicura francesa también puedes ‘jugar’ un poco. Por ejemplo, añadir algunos brillos o piedras en el dedo anular (en las fotografías quedará perfecto justo cuando tu novio te coloca el anillo) o hasta usar una uña de otro color, que combine con el tono elegido para las flores o el maquillaje.

Puedes ver aquí: Los mejores peinados para bodas

Más opciones para la manicura ideal de tu boda

Maquillaje para bodas.

Si no te gusta la idea de llevar un estilo francesa en tus uñas el día de la boda, no te preocupes, alternativas hay de sobra. Quizás tienes las uñas demasiado cortas como para que ese tipo de diseño quede bien o prefieres algo más oscuro para contrastar con el vestido. También puede que no lleves un atuendo blanco y desees que las uñas de las manos y de los pies sean de la misma gama cromática.

Puedes pintar las uñas del color que más te guste y te sientas cómoda. Lo bueno de esta opción es que probablemente no tengas que gastar dinero en una manicura ni en esmaltes: puedes usar alguno que tengas en casa y pintarte tú misma (o pedirle a tu mejor amiga).

Si no tienes las uñas muy largas, te las comes o están demasiado desprolijas (por ejemplo si se te rompen con facilidad), una idea muy buena es colocar extensiones artificiales. No hace falta que sean demasiado largas, puedes elegir la longitud que quieras.

Ten en cuenta cada detalle: Cómo elegir un vestido de novia

Te recomendamos en este caso que las apliques al menos tres semanas antes de la boda, así podrás acostumbrarte a ellas y ver si te gustan. Dos o tres días previos a la fiesta te haces el mantenimiento según el crecimiento que tengas.

Las uñas de acrílico son más duraderas, pero si quieres algo que se vea más natural, puedes optar por las de gel. ¡El esmalte no se saldrá tan fácilmente como en tus uñas!

¿Te animarías a usar arte en las uñas el día de tu boda? Son otra opción interesante para salir de lo convencional y llamar la atención. Te aconsejamos que lo elijas en el caso de que tu vestido o tu maquillaje no sean demasiado cargados.

La decoración de uñas tampoco tiene que estar en todos los dedos. Algunas mujeres optan por solo poner un detalle en una sola, por ejemplo el anular o el meñique.

La manicura ideal para la boda no tiene muchas reglas. Solo basta con que a ti te guste y te sientas cómoda. Si no lo haces ya, un mes antes puedes empezar a usar cremas humectantes para que las manos queden hermosas y suaves ese día. ¡Y luego continuar con ese hábito!

Te aconsejamos que si nunca te pintas, al menos limes y añadas un poco de brillo a tus uñas para la boda. Y si no sabes qué color elegir, opta por el estilo francés, que siempre queda bien. ¡No te arrepentirás!