¿Sabías que la mayoría de las mujeres desconoce los síntomas de un infarto?

Dado que los síntomas del infarto pueden confundirse con otras dolencias es fundamental estar atentas y, en caso de duda, acudir a un especialista o a urgencias

Numerosas investigaciones han demostrado que hombres y mujeres experimentan síntomas un poco diferentes cuando están sufriendo un infarto. De hecho, algunos signos son más comunes en el caso de las mujeres, lo que es determinante a la hora de actuar a tiempo ante un caso urgente.

Una de las cosas más preocupantes para los expertos en salud es que la mayoría de mujeres desconocen cuáles son los síntomas de un infarto y qué pueden hacer para prevenirlo.

Asimismo, aseguran que ante el desconocimiento de los síntomas las consecuencias son más graves, ya que la persona no identifica por lo que puede estar pasando y le es difícil actuar de manera adecuada.

Por otro lado, en ocasiones los síntomas se suelen confundir con otras causas que no están relacionadas con el corazón. En estos casos podría haber una falsa alarma de infarto, aunque podría ser la alerta para identificar otros problemas de salud.

¿Cuáles son los síntomas de infarto en las mujeres?

Teniendo en cuenta que la mayoría de mujeres desconoce cuáles son los síntomas de infarto, aprovechamos esta oportunidad para compartirles una información valiosa que seguramente tendrán en cuenta en caso de emergencia.

Las señales más comunes de un infarto en mujeres son:

Náuseas con vómito

Mareos

Ante un ataque cardiaco las mujeres son hasta dos veces más propensas que los hombres a experimentar síntomas como náuseas, vómitos, acidez o sensación de indigestión.

Este tipo de señales de alerta suelen ser ignoradas, ya que son síntomas comunes de otras enfermedades menos graves.  Sin embargo, es importante considerarlos, especialmente cuando vienen acompañados de otros síntomas.

Sensación de ahogo

De repente puedes empezar a sentir una falta intensa de aire, que puede producirse en estado de reposo o mientras haces algún tipo de actividad física normal. Probablemente tengas la necesidad de tomar más aire y te veas obligada a tomar bocanadas de aire profundas.

Este síntoma, que también puede presentarse por sí solo, se produce cuando el corazón es incapaz de bombear toda la sangre que llega, que se acumula en los pulmones y, por ende, dificulta la respiración.

Cansancio inusual

Cansancio

De un momento a otro se empieza a sentir una falta de energía que puede surgir de forma inmediata o que puede durar varios días y aumentar de manera gradual.

El cansancio sin razón alguna es experimentado por más de la mitad de las mujeres que sufren un infarto.

Dolor en el centro del pecho

Es un dolor opresivo que genera la sensación de que algo está aplastando el tórax. Suele durar unos minutos y también puede ser intermitente. Es un dolor que permite alarmarse inmediatamente, ya que es algo que no se ha experimentado antes.

Molestia superior del cuello

Dolor de cuello

También puede experimentarse una sensación de dolor o molestia en la espalda, el cuello o la quijada. El dolor puede extenderse a los brazos o en la parte alta del estómago.

Otros síntomas incluyen:

  • Ansiedad extrema.
  • Sudor frío.
  • Sensación de que el corazón no late adecuadamente.
  • Cambio del color de piel a un tono pálido o amoratado alrededor de los labios.
  • Mareos o aturdimientos desconocidos.

Lo normal en cualquier caso es que la mujer empiece a sentir síntomas desde el día anterior o unas cuantas horas antes. Los síntomas no se dan todos a la vez y pueden ir apareciendo de manera gradual hasta el ataque.

¿Qué hacer ante un infarto?

Ante los síntomas de un infarto lo más importante es actuar con rapidez antes de que el corazón sufra un daño grave o irreversible. El tratamiento contra el infarto es más eficaz cuando se aplica dentro de la primera hora en que se empezaron a experimentar los síntomas.

En caso de dolor en el pecho prolongado es importante llamar al número de emergencias o pedirle a un familiar que lo lleve inmediatamente a un centro médico. Se debe evitar querer llegar por sí solo a un hospital, ya que la salud podría empeorar por el camino y terminar por hacer el problema algo mayor.

Si los síntomas desaparecen después de los cinco minutos o aparecen de forma intermitente, es muy importante consultar al médico rápidamente para recibir un diagnóstico adecuado, ya que podría tratarse de una dolencia cardíaca.

Recuerda que cuanto más rápido actúes hay menos riesgos de sufrir consecuencias trágicas.