¿Cuál es la mejor forma de consumir el arroz y por qué?

El arroz además de ser el complemento ideal en las comidas, brinda beneficios al organismo. Consumirlo favorece a los sistemas nervioso y cardiovascular. Aprende a prepararlo correctamente.

Como parte de uno de los alimentos más importantes y habituales en la gastronomía a nivel mundial, el arroz suele ser el complemento ideal en las comidas.

Su origen, a pesar de varios debates, apunta al territorio asiático, específicamente a China. Además, es el segundo cereal más producido del planeta, después del maíz.

Tipos de arroz

Descubre estos 6 exfoliantes para tu piel con arroz

En los supermercados, es normal encontrarnos pocos tipos de arroz. Sin embargo, este producto posee muchas variantes y nos ofrece una diversidad de opciones en la cocina. Los tipos de arroz más frecuentes y que podemos encontrar en numerosos supermercados son:

De grano largo

Este tipo es, tal vez, el más comercial. Su utilización es masiva en lugares como India, Estados Unidos y China, entre otros.

De grano medio

A este tipo de arroz también se le conoce como “bomba”. Cuenta con mucho espacio en la cocina europea. Además, resulta ideal para preparar una paella.

De grano corto

Esta variedad tiene un nicho especial, pues es el que se usa en la preparación del sushi. Su uso también está particularmente extendido en Corea.

Beneficios del arroz

Arroz y semillas de fresa

El arroz es uno de los principales alimentos ricos en hidratos de carbono. Estos micronutrientes son los encargados de dar al organismo el combustible necesario para un óptimo desarrollo en el día a día. Dicho de otra manera, esta es la fuente de energía requerida por el cuerpo para realizar actividades que requieran desgaste físico. Además, dada su composición, está libre de colesterol.

Asimismo, en el arroz encontramos vitaminas importantes. Una de ellas es la vitamina B1, que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico para proteger nuestro cuerpo frente a enfermedades. Además, también cuenta con propiedades digestivas, que nos pueden ayudar a combatir problemas como la diarrea crónica.

También contiene vitamina B6 que ayuda a combatir la anemia, ya que favorece la absorción de hierro. Además, también contribuye a la liberación de glucógeno, lo que mejora el rendimiento y la producción de energía.

Por último, encontramos niacina. Esta vitamina puede ayudarnos a mejorar nuestro rendimiento mental. También puede funcionar como antioxidante, limpiando y eliminando sustancias tóxicas del organismo.

Alimento desinflamatorio

Su cáscara es bien recibida, pues es considerada un diurético. Para muchos, esta sirve de remedio ante diversos problemas a nivel estomacal. Al ser un alimento rico en fibra, este nos puede ayudar no solo a deshacernos del exceso de agua en nuestro cuerpo, sino también de ciertas toxinas (por ejemplo, el ácido úrico).

Además, contiene almidón. El más beneficioso es el almidón resistente, capaz de ayudar a la flora intestinal y al colon, lo que le permite al cuerpo quemar grasa más rápido. Asimismo, esto lo convierte en un complemento perfecto para el intestino, ya que ayuda a prevenir la diarrea. Este tipo de almidón suele encontrarse en el arroz frío o recalentado, o cocido de manera que este absorba menos agua.

 Influencia en el corazón

Cuidado del corazón con sandía

Son varios los alimentos que se recomiendan para conformar una dieta que ayude a aliviar la presión arterial, y el arroz es uno de ellos. Al ser bajo en sodio, ayuda a mantener una buena circulación y disminuir la tensión. También contribuye a reducir los niveles de estrés, lo que es beneficioso para el corazón.

Además, uno de los productos que se pueden extraer de la cáscara arroz es el aceite de salvado. Este presenta propiedades antioxidantes que fortalecen el sistema cardiovascular.

Ver también: Hacer meditación ayuda a tener un corazón más sano

Todo en pro de la piel

El aceite de salvado también cuenta con un fuerte e importante impacto en la piel. Por un lado, este ayuda a activar la producción de colágeno. También, gracias a sus efectos antioxidantes, puede ayudar a evitar la rápida formación de arrugas. Asimismo, gracias a su contenido en orizanol (antioxidante), ofrece protección contra los rayos solares.

Atención con el cáncer

manos sujetando arroz

Un tema que apareció como mito y hoy es avalado por investigaciones científicas, tiene que ver con la relación del arroz y la aparición de cáncer. El mal cocinado de este alimento evita que se elimine por completo el arsénico, lo que puede provocar esta enfermedad.

Este componente se encuentra en la tierra y, el arroz, al ser cultivado con grandes cantidades de agua, tiende a absorberlo en mayor proporción que otros vegetales. Para disminuir la cantidades del mismo, se recomienda reducir la cantidad de agua en la que se hierven los granos. También es aconsejable no abusar de su consumo y controlar las dosis semanales de arroz (sobre todo en niños).

Te recomendamos leer: 10 alimentos con propiedades anticancerígenas

Cómo prepararlo

El principio básico de este alimento y su preparación es sencillo: doble de agua por la cantidad de arroz utilizada. Se recomienda no abusar de la cantidad de agua. Normalmente esta cuenta se realiza en un envase pequeño, o una taza, para hacerlo de la forma más simple posible. Son muchas las recetas que van ligadas con este alimento y aquí te enseñaremos a cocinar arroz con espinaca, un plato saludable.

Arroz con espinaca

Ingredientes

  • Una taza de arroz (250 g)
  • Un atado de espinaca cocinada al vapor (250 g)
  • 6 cucharadas de queso crema (100 g)

Preparación

Primero, hierve el arroz. Luego,  agrega la espinaca y después el queso. Por último, mezcla y condimenta al gusto. ¡Listo!