La mejor forma de desinfectar el baño de tu casa

Muchas veces limpiamos pero realmente no estamos desinfectando correctamente. Descubre algunos trucos para garantizar la higiene.

El baño es una de las áreas del hogar de mayor uso y también es una de las estancias más contaminada. A fin de evitarlo, existen varias recomendaciones para desinfectarlo. Los principales agentes de infección en el baño son las bacterias y el moho. La humedad es la primera causa de los anteriores. Así que los baños deben mantenerse ventilados y secos.

Otro hecho común de contaminación son los residuos de orina o materia fecal en el inodoro. Por lo que se debe acostumbrar a descargar la cisterna por completo. Estos restos de jabón o champú son atractivos para los hongos. Lo mismo ocurre con los desechos de pasta dental. Además, causan manchas rebeldes en el lavabo. El baño debe desinfectarse en profundidad al menos una vez por semana. Mientras que a diario deben aplicarse medidas correctivas de limpieza. Esto ayudará a disminuir los riesgos de infección.

Por dónde empezar a desinfectar el baño

Por dónde empezar a desinfectar el baño

Para comenzar a desinfectar el baño, lo primero es el uso de guantes. Esto evita el contacto directo con las bacterias. También protege las manos de los productos de limpieza que pueden ser abrasivos. Otro aspecto a tener en cuenta es importante utilizar productos específicos para cada área u objetivo. Los quitamanchas, los desinfectantes y la lejía, son los más básicos para la limpieza. Es necesario barrer toda el área ya que esto ayudará a que el polvo no se moje. Así no se acumulará en el suelo ni lo ensuciará aún más.

Se debe cuidar de no utilizar los mismos instrumentos para todas las piezas. Es preferible contar con una escobilla o bayeta para cada baño. El inodoro y la bañera o ducha son las piezas que más acumulan gérmenes. Hay que poner mucho cuidado en el suelo y paredes. Recuerda que el desagüe acumula residuos de jabón, champú y cabellos. Antes de comenzar a limpiar la ducha o la bañera, se deben retirar todo tipo de residuos. Una esponja húmeda con lejía o quitamanchas ayudará a quitar el moho de las paredes.

El inodoro debe limpiarse con lejía para mejores resultados. Es importante poner mucho detalle en el borde donde se acumula la suciedad. El asiento se puede limpiar con un trapo con desinfectante o lejía. En el caso del lavabo, lo primero es quitar los residuos de pasta dental o cabellos. Con una esponja impregnada de lejía se desinfecta toda la pieza. Luego se limpia con abundante agua.

Lee también: 13 ideas geniales para decorar las paredes de tu baño

Errores a la hora de limpiar el baño

Errores al desinfectar el baño

  1. Poca o nada de ventilación. Algunas personas acostumbran a desinfectar el baño con ventanas y puertas cerradas. Las ventanas abiertas o el extractor encendido evitan la formación de moho por humedad.
  2. Olvidar las cortinas. Por su contacto con el agua, las cortinas o mampara acumulan moho. Hay que limpiarlas con un trapo empapado con algún producto fungicida. También la lejía diluía en agua es efectiva.
  3. No sustituir las toallas. Debido a la humedad, las toallas acumulan bacterias. Debemos cambiarlas una vez por semana mínimamente. Lo mismo debe aplicar para la alfombrilla de la ducha y lavabo.
  4. No limpiar los accesorios. El vaso donde se colocan los cepillos de dientes acumula gran cantidad de moho. Este hongo puede adherirse al mango de los cepillos. Es recomendable limpiar con agua y jabón todos los accesorios del baño.
  5. Olvidar el espejo. El vinagre con agua es efectivo para limpiar el espejo. También se puede aplicar un limpiador de espejos común.

Ver también: Cómo desodorizar el baño con ingredientes económicos y naturales

Trucos sencillos para desinfectar el baño

Trucos sencillos para desinfectar el baño

  • La mezcla de vinagre con agua es efectiva para eliminar la cal acumulada en la ducha. En caso de que haya óxido, se puede prepara una solución de agua caliente con limón y sal.
  • Para quitar manchas en el desagüe, se puede aplicar bicarbonato con agua. Es importante utilizar agua caliente para  obtener mejores resultados, pero solo para este producto.
  • En el caso de manchas rebeldes, el alcohol es muy efectivo. Se debe mezclar una medida de alcohol por cada 6 de agua caliente. Se aplica sobre la zona manchada y se deje actuar por unos minutos. Luego se limpia con agua.

Recomendación muy importante

Jamás deben mezclarse diferentes productos de limpieza. Aparte de anularse sus efectos, no conseguiremos por tanto mayor poder limpiador, pueden generarse vapores que son tóxicos por inhalación. De la misma manera, nunca debemos mezclar productos clorados como la lejía con agua caliente. Toma la misma norma con el amoniaco y el vinagre.

Afortunadamente los productos de limpieza que podemos encontrar en los comercios son totalmente seguros y proporcionan un excelente nivel de desinfección. Utilizar siempre las medidas recomendadas por el fabricante .

  • Guerra, D. (2005). Uso de antisépticos y desinfectantes. Revista Del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá.