La mejor manera de superar una ola de calor

Edith Sánchez · 20 julio, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 15 julio, 2019
Si de lo que se trata es de superar una ola de calor, cualquier pequeña medida suma. Tomando algunas precauciones sencillas, lograrás evitar los efectos negativos de las altas temperaturas y te sentirás más cómodo.

Saber cómo superar una ola de calor es muy importante, sobre todo si tomamos en cuenta que estos cambios bruscos de temperatura se han vuelto muy frecuentes en los últimos veranos. Las transiciones abruptas del clima generan mayores riesgos para nuestra salud.

Superar una ola de calor no es cosa de otro mundo. Basta con tomar algunas medidas básicas para que esos aumentos de temperatura repentinos no nos afecten significativamente. Estas pautas deben aplicarse con especial rigurosidad en el caso de los niños y los ancianos, que son los más vulnerables al clima.

Hay lugares donde las temperaturas suben abruptamente hasta los 40 grados o más. Si no tomas las medidas adecuadas para superar una ola de calor, puedes tener muchos problemas, desde la deshidratación y la insolación, hasta espasmos musculares y fallos en diferentes órganos.

La mejor manera de superar una ola de calor es siguiendo estos consejos:

Hidratación permanente y ropa adecuada

hidratación con agua

Cuando hay una alta temperatura, la hidratación constante es una medida obligatoria. Lo más recomendable es tomar agua pura, mejor si está recién salida del frigorífico. Las demás bebidas, especialmente si contienen mucho azúcar, solo te van a provocar más sed.

Los zumos de frutas también son aconsejables, especialmente si no se les agrega azúcar. El alcohol, en cualquiera de sus formas, no está aconsejado. Es necesario destacar que debes hidratarte constantemente, incluso si no sientes sed.

Así mismo, es fundamental vestir ropa adecuada para soportar altas temperaturas. Lo más adecuado es utilizar prendas de fibras naturales como el algodón, ya que facilitan la transpiración. También son recomendables los colores claros, pues reflejan el calor en lugar de concentrarlo.

Lee también: 6 efectos del calor en el organismo

Superar una ola de calor en casa

Lo más indicado es no salir de casa en las horas de mayor temperatura. Si es inaplazable, entonces lo adecuado es buscar los lugares con sombra. Es preferible mantenerse en edificios o sitios cerrados que tengan aire acondicionado.

Y hablando del aire acondicionado, este es un gran aliado para superar una ola de calor. Sin embargo, se debe manejar adecuadamente. Lo correcto es mantenerlo a una temperatura de entre 22 y 25 grados, ya que si está más frío puede dar lugar a catarros u otros malestares.

Si estás en casa, baja todas las persianas durante la horas de mayor calor y cierra las ventanas. Esto evitará que se concentre el calor en el interior de la vivienda. A partir de las 9 o 10 de la noche es buena idea abrir las ventanas durante un par de horas, para aprovechar el fresco nocturno.

Los electrodomésticos y la luz

Dentro de las ventajas que tiene el verano, está la de proporcionarnos más horas de luz que en cualquier otra época del año. Por eso, conviene no encender las luces hasta que sea realmente necesario. Las luces producen calor y eso es precisamente lo que debemos evitar.

Algo similar sucede con los electrodomésticos. Aunque no estén encendidos, si están conectados a la electricidad, despiden calor. No es que generen altas temperaturas, pero sumados multiplican la sensación de calor. Por eso, lo más conveniente es desconectarlos y utilizarlos solamente si es estrictamente necesario.

Quizá te interese: Agotamiento por ola de calor

Trucos caseros contra el calor

Aloe vera para la cara

Hay varias medidas muy sencillas que puedes tomar para superar una ola de calor exitosamente. Existen algunos trucos que pueden ayudarte en ese propósito. Los siguientes son algunos de ellos:

  • No utilices maquillaje. Las cremas y las lociones corporales contienen elementos que retienen el calor. Por eso, lo mejor es no utilizar maquillaje, o al menos emplear la menor cantidad posible.
  • No comas copiosamente. Las comidas abundantes generan calor metabólico y esto hace que aumente la temperatura corporal. Trata de comer solamente platos ligeros, varias veces al día.
  • Humedecerte cuando sea necesario. Si sientes mucho calor, ponte un poco de agua fría en el cuello, las muñecas y la frente. Son puntos donde es más fácil regular la temperatura.
  • Protégete al salir. Si vas a salir, lo mejor es que emplees gafas de sol y algo para protegerte la cabeza. Cuando el sol es muy intenso, conviene llevar paraguas. Así mismo, emplea un calzado fresco, que no obstaculice la transpiración.
  • Utiliza áloe vera. Puedes congelar unos cuantos cristales de áloe vera, en forma de pequeños cubos. Si sientes ardor en la piel, o notas que está muy seca, frótala con ellos. Calma y refresca.
  • García, F. F., & Álvarez, D. R. (2008). Olas de calor e influencia urbana en Madrid y su área metropolitana. Estudios Geográficos, 69(265), 495-518.
  • Indoor, C. (2007). La Importancia de la Hidratación en. Simposio Virtual.
  • Trejo, O., Miró, Ò., De La Red, G., Collvinent, B., Bragulat, E., Asenjo, M. A., … Sánchez, M. (2005). Impacto de la ola de calor del verano de 2003 en la actividad de un servicio de urgencias hospitalario. Medicina Clinica. https://doi.org/10.1157/13077379