La mejor postura sexual para tener el máximo placer

2 agosto, 2018
¿Existe la mejor postura sexual? ¿Es la misma para todos? Quizás no, pero deberías probarla, por algo dicen que se trata de la que más placer ofrece. ¡Seguro te gustará!

Si bien cada persona y pareja es diferente, hay algunos ‘trucos’ que nos pueden ayudar a pasarlo mucho mejor en la cama. La mejor postura sexual que nos permite obtener el máximo placer es aquella en la que ambos se sienten a gusto.

En la cama, como en la vida, debemos innovar continuamente. Y por supuesto, aprender y buscar mejores resultados. Por ello, en este artículo te contaremos de qué manera alcanzar el clímax de una manera inolvidable.

¿Existe la mejor postura sexual?

Posturas sexys que deberías probar.

Podríamos decir que cada pareja es un mundo o que ‘sobre gustos no hay nada escrito’ ya que lo que es excitante para unos quizá no lo es tanto para otros.

Incluso, están aquellos que indican que el orgasmo no es lo importante, sino disfrutar el ‘durante’. Pero lo cierto es que todos buscan ‘la’ mejor postura sexual que les permita pasarlo de maravillas y por supuesto alcanzar el clímax.

Algunas mujeres se dejan los calcetines puestos, otras prefieren dominar la situación (en posturas como la de la vaquera) y también están las que buscan accesorios y artilugios sexuales para tener un mejor orgasmo.

Claro está, que siempre se puede innovar y encontrar aquella postura sexual en la cual el clímax no solo se alcance más rápido, sino que la sensación sea difícil de describir con palabras.

Descubre: 7 juguetes sexuales que ayudan a llegar al orgasmo

La mejor postura sexual es…la mariposa

Esta posición se puede asociar a una noche desenfrenada y apasionada por toda la habitación o varios ambientes más de la casa. Sin embargo, la postura de la mariposa también puede practicarse si buscamos horas y horas de sexo.

Para disfrutarla, o bien hay que ser muy ordenado y ‘despejar el área’ o dejarse llevar por la situación y arrojar al suelo todo aquello que molesta. Claro, porque como premisa, la mujer debe tumbarse en una superficie elevada del suelo, más aún que la cama. Por ejemplo, se usa una mesa o la encimera de la cocina.

Básicamente, ella debe dejar los muslos en el filo de la superficie elegida y entregarse a su pareja, quien se quedará de pie durante el acto. Como siguiente paso, la mujer tiene que elevar un poco la pelvis. Puede por ejemplo utilizar un cojín para ayudarse.

De esta manera, la penetración será profunda y al mismo tiempo, el hombre podrá estimular el punto G de su pareja, por lo cual, el placer será insuperable.

Vale usar los brazos y las piernas para balancear el cuerpo a la velocidad que cada uno quiera. Para que el hombre llegue al orgasmo, puede también acariciar cualquier zona de la mujer que desee, como por ejemplo los muslos o los pechos.

No es una idea muy sencilla, se necesita algo de equilibrio y estado físico (además de una superficie acorde) pero lo cierto es que merece la pena probarla. Para una noche especial es 100% recomendada. Ambos disfrutarán y lo pasarán de maravillas. Sin dudas, la mejor postura sexual que puedes elegir para la próxima noche de placer en pareja.

Puedes leer más sobre: 5 cosas que dice tu postura sexual favorita de tu personalidad

Más opciones para alcanzar el clímax

Sexo en el escritorio.

Si bien una vez que pruebes la postura de la mariposa será un poco difícil superarla, siempre debemos continuar en la búsqueda de otras opciones que eviten el aburrimiento o las mismas sensaciones. Algunas posiciones que pueden experimentar:

1. La perezosa

Se trata de una postura con un nombre curioso, pero que permitirá al hombre llevar las riendas y dominar la situación… mientras la mujer lo pasa de maravillas. Necesitarán también un mueble diferente a la cama, como puede ser el sofá, que debe tener unos buenos apoya brazos.

Comienza con ella de lateral al sofá, lleva el cuerpo hacia adelante y apoya la cabeza y los pechos en el sofá. Él se coloca de pie detrás de ella. Para tener más equilibrio, la mujer puede envolver a su pareja con las piernas.

2. La medusa

Otra postura sexual con nombre curioso, en la cual se está frente a frente (para mirarse a los ojos) y las manos de ambos quedan libres para poder acariciarse cuanto deseen.

El hombre se sienta sobre la cama o sofá -también puede ser en el suelo- y cruza las piernas como en posición de loto. Ella sube encima y coloca las piernas a los costados de su pareja. Las rodillas quedan a la altura de la espalda, flexionadas y con los talones hacia atrás, es decir, tocando las piernas de él.

Sexo con una ex pareja.

3. El escalador

También se conoce como ‘la flexión’ y podría ser también la mejor postura sexual, ya que el placer está garantizado. Permite el contacto visual y si el hombre tiene unos abdominales marcados, jactarse de ellos, ya que su pareja los tendrá bien cerca.

Para comenzar, la mujer se coloca boca arriba. Él simula una flexión de brazos encima de ella, quien puede a su vez atraerlo hacia sí elevando un poco la pelvis.

4. El tornillo

Por último, una postura más que placentera, pero que requiere cierta habilidad sobre todo por parte de la mujer. Se coloca boca arriba en el borde de la cama, gira el torso levemente y lleva las rodillas al pecho.

El hombre queda sentado sobre las rodillas por detrás de ella. Al tener las manos libres, puede acariciar sus pechos o muslos sin problemas.

Te puede gustar