La mejor técnica para cepillarse los dientes

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Mario Benedetti Arzuza al
24 Diciembre, 2018
Cepillarse los dientes varias veces al día es fundamental para cuidar la salud oral. Además, es importante complementarlo con el uso de hilo dental y no olvidar zonas como la lengua y las mejillas.
 

Cepillarse los dientes de manera adecuada es parte primordial de la higiene bucal. Los dientes amarillos, el mal aliento o la caries pueden aparecer como consecuencia de no hacerlo correctamente.

Las personas, en su mayoría, conocen las repercusiones de no lavarse los dientes. Sin embargo, no todos saben cuál es la mejor técnica para hacerlo, y cuando asisten al odontólogo puede ser demasiado tarde o muy doloroso. En este artículo te damos algunos consejos para una higiene oral efectiva.

Consejos para cepillarse los dientes

En ocasiones, los comerciales de televisión muestran una técnica, el odontólogo ofrece otra y, por su parte, nuestros padres nos han enseñado de una manera diferente. Pero, ¿quién tiene la razón?.

Antes de pasar a la técnica de cepillado, nos gustaría compartir algunas recomendaciones generales. Estas pueden ser útiles para tener una boca más limpia, sana y fresca.

1. Cepillar los dientes al menos dos veces al día

Según una publicación de National Health Service, lavarse los dientes dos veces al día es suficiente; una vez en la noche, antes de acostarse, y en alguna otra ocasión todos los días. Aunque el odontólogo podría darte recomendaciones diferentes según sea tu caso.

 

Por otro lado, es importante cepillarse antes de ir a la cama, ya que de esta manera se eliminan los residuos de comida acumulados durante el día. Esta rutina puede ayudar a evitar infecciones, caries y otros problemas bucales.

Cepillar los dientes al menos dos veces al día
Para garantizar una buena higiene bucal es importante cepillarse los dientes como mínimo dos veces al día.

2. Usar un cepillo suave

Hoy en día existe gran variedad de cepillos con diferentes tipos de cerdas. En la mayoría de los casos, hay tres opciones: grueso, intermedio y fino. Lo idóneo es optar por este último, sobre todo si las encías sangran o si los dientes tienen marcas o ralladuras.

Además, es bueno conseguir un cepillo con un cabezal pequeño que permita alcanzar todas las áreas de la boca. No hay que olvidar cambiarlo cada 4 meses máximo.

Ver también: ¿Por qué no es bueno compartir el cepillo de dientes?

 

3. No te olvides de la lengua y las mejillas

¡La boca es un todo! Por esto, al cepillarse no hay que centrarse solamente en los dientes. Es importante tener en cuenta que la lengua y las mejillas también deben limpiarse.

De esta manera, se disminuye la acumulación de placa bacteriana y, en consecuencia, el mal aliento. Para esta finalidad, algunos cepillos incluyen, del otro lado de las cerdas, una especie de dibujo de goma que se usa para estas dos zonas.

4. Usar hilo dental

Respecto al hilo dental, los dentistas dicen que se debe usar, por lo menos, una vez al día para eliminar los restos de comida que se quedan atrapados entre los dientes.

Según una publicación de American Dental Association, el uso de hilo dental es fundamental para una higiene bucal completa, ya que permite llegar a diferentes lugares a los que no llega el cepillo, y remueve la placa que se forma entre los dientes.

Para hacerlo de forma correcta, se corta un trozo de unos 30 cm de largo y se enrollan los extremos en los dedos índice de las manos. Luego, se pasa por cada uno de los espacios entre los dientes. Se debe tener cuidado de no lastimar la encías.

 
Usar hilo dental
El hilo dental es uno de los mejores complementos para la higiene oral. Es importante usarlo por lo menos una vez al día.

Te recomendamos leer: ¿Quieres tener los dientes más saludables? ¡Apunta estos consejos!

Entonces, ¿cuál es la mejor técnica para cepillarse los dientes?

El cepillado correcto debería incluir movimientos suaves y cortos. También debería cuidar mucho las encías, que es la zona menos atendida y donde se producen bastantes problemas. Según otra publicación de American Dental Association, los pasos para conseguir una limpieza adecuada son:

  • Cepillar con movimientos circulares las superficies externas de los dientes (tanto inferiores como superiores). El cepillo ha de estar a 45° en relación con el borde de la encía. La presión debe ser muy leve.
  • Pasar el cepillo por los bordes de cada diente. Sobre todo enfocándose en las muelas que tienen más espacio para guardar comida. Frotar de manera circular para despegar los residuos y las bacterias.
 
  • Enjuagar con una buena cantidad de agua tibia, haciendo buches que permitan lavar toda la boca.
  • Emplear el hilo dental en todos los espacios, tanto superiores como inferiores. La suavidad es muy importante para no dañar la encía.
  • Pasar el cepillo por la lengua y las mejillas para eliminar los microbios que se depositan en estos lugares.
  • Hacer un nuevo enjuague con agua tibia.

Algunas recomendaciones para un cepillado adecuado

Finalmente, hay que tener cuenta que muchas personas manipulan mal el cepillo de dientes porque siguen las prácticas de las publicidades. Si se toma con el puño se puede generar abrasión y sensibilidad dental.

Por eso, lo ideal es hacerlo como al tomar un bolígrafo. De esta manera, evitamos la presión excesiva en las superficies dentales y sus consecuencias. Es importante acudir al odontólogo periódicamente en caso de presentar alguna molestia debido a la falta de higiene bucal.

 
  • National Health Services. How to keep your teeth clean. (2018). Recuperado el 2 de abril de 2020. https://www.nhs.uk/live-well/healthy-body/how-to-keep-your-teeth-clean/
  • American Dental Association. Floss/Interdental Cleaners. (2019). Recuperado el 2 de abril de 2020. https://www.ada.org/en/member-center/oral-health-topics/floss
  • American Dental Association. Cepillarse los dientes. Recuperado el 2 de abril de 2020. https://www.mouthhealthy.org/es-MX/az-topics/b/brushing-your-teeth