¿Qué es la melanina?¿Para qué sirve?

La melanina es la sustancia encargada de determinar el color de nuestra piel, ojos y pelo. ¿Alguna vez te has preguntado por qué eres pelirrojo o moreno? ¿por qué eres más moreno o más pálido?

La melanina es una sustancia natural encargada de dar color (pigmentar) a nuestra piel. Este pigmento se encuentra en la mayoría de los seres vivos. Y, en los humanos lo podemos encontrar en los ojos, el cabello y la piel, ya que es lo que se encarga de darles color.

Además, la melanina también se encarga de proteger nuestra piel de la incidencia de los rayos solares ultravioletas. Es decir, evita que el sol queme nuestra piel.

Más concretamente, la melanina es un pigmento que se deriva del aminoácido tirosina. Como ya hemos mencionado, también incide en nuestro cabello, es decir, es la causante de las canas.

Producción de melanina

Los melanocitos, presentes en la capa externa de piel, la epidermis, son los encargados de la producción de melanina en nuestro organismo. Se trata de unas células que se encuentran en la capa basal de la epidermis. Además, pueden encontrarse en diferentes niveles dependiendo de la etnia de cada persona.

Es más, es el nivel en el que se encuentran los melanocitos el que determina el color de la piel de cada persona. Esto se debe a que distintas cuotas pueden generar unas tonalidades u otras. Asimismo, estas tonalidades van acompañadas de distintos niveles de resistencia a la luz solar.

La luz solar a lo largo de las generaciones ha influido en los niveles de melanina en la piel de los seres humanos. Por ejemplo, en lugares como la India o África, los niveles de melanina son mayores debido a que las personas están expuestas a la radiación constante del sol.

A nivel individual, pueden darse casos como el de los albinos, que, como resultado de los bajos niveles de melanina tienen una piel muy sensible a las radiaciones solares.

Los albinos, como resultado de los bajos niveles de melanina, tienen una piel muy sensible a las radiaciones solares

Lee también: mitos y verdades sobre las canas

Tipos de melanina

Existen tres tipos de melanina:

  • Eumelaninas: es la más común en los seres humanos. Tienen un color oscuro negro o pardo y proporcionan una coloración oscura. Contienen azufre. Es más común en personas de raza negra. Existen eumelanina negra y marrón, siendo esta última más común en jóvenes caucásicos.
  • Feomelaninas: se trata de pigmentos amarillos o rojizos. Estas aportan una mayor cantidad de azufre que las eumelaninas y son las responsables de la coloración clara. Son especialmente comunes en las personas pelirrojas. Además, puede volverse cancerígena si se expone a los rayos ultravioleta.
  • Neuromelanina: es un pigmento oscuro presente en las neuronas en el locus coeruleus, la sustancia negra y el núcleo motor del nervio vago. No se sabe cuál es la función exacta de esta melanina en el cerebro. Sin embargo, se sabe que su número aumenta a medida que envejecemos.
La neuromelanina es un pigmento oscuro que aumenta a medida que envejecemos

Distribución de las melaninas

En función del tipo de piel de cada persona la actividad celular variará. Las personas con la piel más oscura tienen una mayor movilidad celular. Es importante tener en cuenta que el número de melanocitos se va reduciendo con la edad. Según los expertos, se reduce un 10% por cada década.

Función de la melanina

La función de la melanina es actuar como protección para evitar que las capas más profundas y delicadas de la piel se dañen debido a los rayos ultravioleta. En otras palabras, lo que hace la melanina es absorber radiación ultravioleta.

Vitiligo

Quizás te pueda interesar: los rayos UVA y UVB: ¿cuál es la diferencia entre ellos?

Dependiendo de cada tipo de piel, esta absorción se realizará con mayor o menor eficacia. De esta manera, la eumelanina ofrece una mayor protección frente al sol que la feomelanina. Por eso, cuanto más pigmentada se encuentra la piel, más protegida estará.

Hay distintos fototipos que miden la capacidad que tiene cada individuo de broncearse o, en caso contrario, quemarse con el sol:

  • Fototipo I: se trata de las pieles que no se broncean, más bien se queman con facilidad.
  • Fototipo II: se encuentra en pieles que se broncean con dificultad y se queman con facilidad.
  • Fototipo III: estas pieles se broncean lentamente y se queman de vez en cuando.
  • Fototipo IV: pieles que se broncean con facilidad y no sufren prácticamente nunca quemaduras.
  • Fototipo V: son pieles con una pigmentación constitucional moderada.
  • Fototipo VI: lo poseen las pieles más pigmentadas.

Entonces, ¿en qué tipo de melanina y fototipo consideras que te encuentras?

  • D. Marína, A. del Pozo. Facultad de Farmacia. Universidad de Barcelona. Pigmentación de la piel (I). Melaninas: conceptos generales e implicaciones cosméticas. (2005).
  • Personal de la Clínica Mayo. Albinismo. Causas y Síntomas. (2018).
mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/albinism/symptoms-causes/syc-20369184