La motivadora carta de una profesora para un niño con autismo que suspendió sus exámenes

Daniela Castro 31 julio, 2016
Tanto padres como profesores deben entender que la educación de los niños incluye otros aspectos que van más allá del aprendizaje y las materias escolares y que abarca su formación como personas

En los últimos años se han hecho múltiples esfuerzos por cambiar los métodos de enseñanza y evaluación en las escuelas, no solo para hacerlas más inclusivas, sino también para demostrar que los alumnos tienen capacidades que van más allá de lo académico.

Si bien se sigue contemplando la importancia de tener unas buenas calificaciones, muchos docentes han comenzado a reconocer que estas no siempre miden el potencial del niño y, de hecho, casi nunca lo consiguen.

Por el contrario, hay veces que lo único que les genera son sentimientos de frustración y el pensar que no son lo suficientemente inteligentes.

Debido a esto, muchos docentes han cambiado la forma de enseñanza tradicional y se han formado para adaptarse al contexto y las necesidades de cada uno de sus alumnos.

Resolver sus inquietudes, mantenerlos motivados y ayudarles a encontrar el camino que recorrerán en el futuro se han convertido en los retos más importantes de los buenos docentes.

A través del blog Life Daily  nos presentan una historia muy interesante que nos sirve como ejemplo de estas nuevas formas de enseñanza.

Los protagonistas son un niño con autismo llamado Ben Twist y su profesora Ruth Clarkson, quien no dudó en apoyarle a pesar de los malos resultados con sus calificaciones.

La historia…

Ben-autismo

Ben es un niño de 11 años, residente del condado inglés de Merseyside. A los 5 años de edad fue diagnosticado con autismo, por lo que sus padres lo llevaron a una escuela para niños con dificultades de aprendizaje.

Visita este artículo: Día del autismo: creemos un mundo basado en la inclusión y la tolerancia

Durante las últimas semanas de clases, Ben tuvo que hacer muchos esfuerzos para realizar sus exámenes finales, pero sus notas no fueron las mejores.

Lo que ni él ni su familia esperaban era que las pruebas no vendrían calificadas con números entre 0 y el 10.

En su lugar, vendría una conmovedora carta de la profesora, en la cual alentaba al niño para que no pensara que todo estaba perdido.

A través de su cuenta de Twitter, Gail, la madre de Ben, compartió emocionada el escrito que, más tarde, se haría viral por todo el mundo.

“Llorando. Esta es la carta que su escuela le manda a mi hijo de 11 años con autismo” – escribió.

Esta es la traducción de la nota:

Querido Ben,

Te escribo para felicitarte por tu actitud y éxito completando tus exámenes finales. Gil, Lynn, Angela, Steph y Anne han trabajado genial contigo este año y has hecho progresos fabulosos. Os he escrito a a ti y tus padres para comunicaros el resultado de los exámenes.

Algo muy importante que quiero que comprendas es que esas pruebas solo miden una pequeña parte de ti y tus capacidades.

Son controles importantes y lo has hecho muy bien, pero Ben Twist está compuesto por otras habilidades y talentos que en la escuela vemos y valoramos de otro modo. Otros talentos que tienes y que esos tests no evalúan son:

  •  Tu talento artístico.
  • Tu habilidad para trabajar en equipo.
  • Tu creciente independencia.
  • Tu amabilidad.
  • Tu capacidad para expresar tu opinión.
  • Tus habilidades deportivas.
  • Tu facilidad para hacer y conservar amigos.
  • Tu habilidad para debatir y evaluar tus propios progresos.
  • Tu talento para el diseño y la construcción.
  • Tu habilidad musical.

Estamos muy satisfechos porque todos esos talentos hacen de ti la persona especial que eres; y esas son las cosas que evaluamos para reafirmarnos en que siempre estás progresando y en que continúas creciendo para convertirte en un joven brillante y adorable.

Buen trabajo Ben, estamos muy orgullosos de ti. Con mis mejores deseos, Mrs. Clarkson.

La carta no solo emocionó a la madre de Ben, sino también al resto de la familia y miles de personas que no dudaron en destacar la labor de la docente a través de las redes sociales.

Por supuesto, el más feliz de todos es Ben, quien, según su madre, “no podía creer que alguien dijese todas esas cosas hermosas de él”.

“Tiene dificultades sociales y de comunicación, problemas sensoriales y procesa con lentitud. Aprende visualmente y necesita mucha repetición. Pero, por encima de todo eso, es amable, divertido y cariñoso” –destacó la feliz mamá.

La motivación, un pilar importante de la educación

La motivación, un pilar importante de la educación

En las últimas décadas, la motivación se ha destacado como un pilar fundamental para el proceso de aprendizaje de los niños.

Lee también: El ejercicio mejora la memoria y el aprendizaje

Independientemente de si estos tienen alguna condición especial o no, los profesores han podido comprobar con sus experiencias la labor tan importante que desempeñan y, sobre todo,  las distintas habilidades que tiene cada alumno por encima de sus posibles calificaciones.

Los pequeños son personas en formación, con sus emociones a flor de piel y una gran facilidad para la frustración.

Es primordial entender la necesidad de apoyar sus procesos de desarrollo, no solo mediante los esfuerzos académicos sino reconociendo sus otras destrezas. 

Te puede gustar