La obesidad, sus riesgos y forma de prevención

28 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Bernardo Peña
La obesidad ha sido catalogada por la OMS como una enfermedad, por lo tanto, no debe pasarse por alto. Es necesario mantener un estilo de vida sano para prevenirla o combatirla (según el caso).

En la Antigüedad, la obesidad era un símbolo de estatus. Por ello no resulta extraño encontrar en las obras de arte de ese período, cuerpos voluptuosos y de líneas curvas pronunciadas. No obstante, la desproporción en el peso (respecto a la contextura de cada invidivuo) supone un gran riesgo para la salud.

Hoy en día, la obesidad está catalogada por la Organización Mundial de la Salud como una enfermedad crónica. Además, conlleva otros padecimientos que, al sumarse, complican y comprometen considerablemente la calidad de vida de las personas.

La obesidad: Aspectos preliminares

Quienes padecen obesidad son aquellos varones que tienen más de un 25% de grasa corporal, y las mujeres que tienen un índice de grasa corporal mayor al 30%. El modo de vida urbano, la comida basura, una vida sedentaria y una alimentación pobre en nutrientes hace que la obesidad sea casi como una plaga mundial. Se calcula que en 2008, habían 1400 millones de adultos con sobrepeso, y en 2010, 40 millones de niños de cinco años padecían esta enfermedad.

Lee: Alimentación y cáncer: factores de riesgo

Mucha gente que padece de esta enfermedad no le da importancia, ya que habiendo tanta gente obesa, ¿por qué habría que preocuparse? Son muchos los obesos que se niegan a pensar que padecer de una enfermedad, y es por eso que no hacen nada para revertir su situación. Sin embargo, no saben que la obesidad es la quinta causa de muertes en el mundo.

El 30% de los casos de obesidad se debe a factores genéticos que influyen en el metabolismo generando una acumulación de grada en exceso. 70% de los casos de obesidad está relacionado con hábitos de vida poco saludables, como mantener una dieta alta en calorías y hacer poco ejercicio.

Enfermedades asociadas a la obesidad

En primer lugar, disminuye de media tres años la esperanza de vida de quienes la padecen. Además, pueden darse estos síntomas:

  • Disfunciones sexuales
  • Insuficiencia cardíaca, arritmias, embolias pulmonares
  • Insuficiencia renal, incontinencia urinaria
  • Cáncer de colon, de ovarios, de útero
  • Desordenes menstruales, infertilidad
  • Apnea, asma, dificultad para respirar
  • Accidente cerebro vascular
  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Depresión

Ya sabes, ser obeso es una condición patológica, a la que hay que prestarle mucha atención. Por suerte, es una enfermedad que puede tratarse con buenos resultados. No obstante, el tratamiento suele ser largo, duro y con ciclos de remisiones y recaídas.

Tal vez te interese: Descubre aquí la nueva pirámide de la alimentación saludable

Prevención de la obesidad

Si usted es obeso, no dude en consultar a un médico nutricionista. Le dará una dieta especialmente adecuada para revertir la obesidad, de muy bajas calorías y rica en nutrientes. Una consulta con un especialista le ayudará a disipar dudas, siempre es una excelente idea y es el primer paso para dejar de ser obeso.

  • Ejercicio físico: Salga a caminar, a correr, entrene en un gimnasio. Empiece a andar en bicicleta en vez de desplazarse en automóvil. Abandone un estilo de vida sedentario y practique el deporte que más le guste. Sobre todo, los ejercicios aeróbicos son ideales para bajar de peso. De esta manera, estimulan nuestro ritmo cardíaco y nos hacen eliminar calorías.
  • Consulte a su médico: Hoy en día, existen diferentes cirugías para tratar la obesidad. Él le explicará todas las consideraciones si usted decide someterse a una.
  • Deje de lado los malos hábitos como el tabaquismo o el alcohol.
  • Nunca tome píldoras que no le recetó un médico.
  • Hágase un chequeo de tiroides: en muchos casos, la obesidad tiene que ver con una disfunción de esta glándula.
  • Busque contención: hoy en día, existen muchos grupos de apoyo terapéutico para quienes padezcan esta enfermedad. Estar acompañado por amigos, familiares y otras personas en la misma situación que usted es fundamental para bajar de peso.

Conclusiones

La obesidad está considerada como una enfermedad. Por lo tanto, no se debe tomar a la ligera. Más allá del aspecto físico, acarrea importantes consecuencias para la salud, así como una notable reducción en la esperanza de vida. Por suerte, hoy en día existen tratamientos médicos, psicológicos y nutricionales eficaces para combatir esta enfermedad. Si es su caso, le recomendamos acudir al profesional de la salud competente.

  • Levesque, R. J. R. (2011). Obesity and Overweight. In Encyclopedia of Adolescence. https://doi.org/10.1007/978-1-4419-1695-2_447
  • Jivraj, S. (2016). Obesity. In Antenatal Disorders for the MRCOG and Beyond. https://doi.org/10.1017/CBO9781107585799.013
  • Arroyo, K., & Herron, D. M. (2013). The epidemiology of obesity. In Bariatric Endoscopy. https://doi.org/10.1007/978-1-4419-1710-2_1
  • Mokdad, A. H., Ford, E. S., Bowman, B. A., Dietz, W. H., Vinicor, F., Bales, V. S., & Marks, J. S. (2003). Prevalence of obesity, diabetes, and obesity-related health risk factors, 2001. Journal of the American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jama.289.1.76