La personalidad introvertida: ¿Te identificas?

Nuestra sociedad suele dar más valor a las personalidades extrovertidas, a esas personas más dinámicas, abiertas, sociables y habladoras que buscan siempre el contacto con sus semejantes. Se suele tener la idea errónea de que los introvertidos tienen perfiles más bien tímidos y con escasas competencias sociales, pero es un error.

No hay una personalidad mejor que otra. En absoluto. Los extrovertidos nunca serán mejor que los introvertidos y a la inversa. Se trata, simplemente, de dos modos diferentes de entender la vida, de comportase y de relacionarnos. ¿Quieres conocer algunas características de la personalidad introvertida? Es posible que muchos de nosotros nos identifiquemos con estos rasgos.

1. Disfrutamos más de nuestros instantes de soledad

Consejos para fortalecer la memoria

Es posible que a las personas extrovertidas también les guste estar solos de vez en cuando, pero nunca durante mucho tiempo. No más de media hora al día, puesto que, para ellos, estar en soledad es algo frustrante que no acaban de entender. En cambio, para los introvertidos, pasar horas en soledad es algo que les reconforta, que les permite hacer aquello que más les gusta: leer, pasear, dibujar, pensar… En esencia, ser uno mismo y estar bien.

2. Los demás suelen pensar que somos antipáticos

persona

La personalidad introvertida suele experimentar siempre los mismos comentarios por parte de los demás: ¿Por qué estás tan callado? ¿Te ocurre algo? Suelen tener una opinión errónea sobre ellos, como que son antipáticos y asociales. Lo que ocurre en realidad es que los introvertidos no se ven en la obligación de tener que quedar bien con todo el mundo, de relacionarse con todos a cada momento. No les suele preocupar lo que los demás piensen de ellos.

3. Después de un evento social, necesitamos “recargar baterías de soledad”

dosis-de-soledad

Las personas introvertidas también van a fiestas, a eventos sociales. Disfrutan como los demás de estas reuniones, pero no suelen alargarlas demasiado. Después de unas horas empiezan a cansarse y, al llegar a casa, suelen respirar profundamente al encontrar nuevamente su necesitado equilibrio, su paz y su silencio.

4. Prefieren escenarios más tranquilos

silencio-7

La personalidad introvertida siempre va a preferir escenarios de baja estimulación, es decir, lugares tranquilos sin grandes acumulaciones de personas, sin ruidos elevados, sin distracciones. Disfrutarán más de la naturaleza o de un día de tranquilidad en casa que acudiendo a una fiesta. Las personas extrovertidas, sin embargo, a pesar de apreciar también la tranquilidad en determinadas ocasiones, siempre preferirán escenarios más bulliciosos.

5. A los introvertidos no les molesta el silencio

El_silencio

Seguro que te habrá ocurrido alguna vez. Estar con una persona y, de pronto, notar que aparece el silencio en medio de la conversación. Hay gente a quien esto le resulta incómodo, y acaban diciendo lo primero que le viene a la mente. En cambio, para las personas con un perfil introvertido, el silencio es también una forma de lenguaje. Es una estrategia de unión y respeto entre dos personas que son capaces de disfrutar y compartir el silencio con tranquilidad, sin artificios y sin tener que decir cosas que no se sienten.

6. Evitan los trabajos en grupo

familia toxica

Para una persona introvertida no hay nada peor que tener que hacer algo en grupo: un proyecto en la oficina con los compañeros, un trabajo con tus vecinos o tus familiares…  ¡Con lo cómodo que sería hacerlo en soledad, sin tener que discutir o esperar a que los demás se decidan! Estos son momentos que todos hemos vivido en alguna ocasión. Las personas extrovertidas suelen sentirse cómodas y ven estas reuniones como algo productivo. En cambio, para los introvertidos, es una pérdida de tiempo.

¿Te identificas con estas características?

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar