La posición de la Indra: para estimular el punto G

8 marzo, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
La estimulación del Punto G puede generar en las mujeres los mejores orgasmos; mayor placer y más duración. En este artículo te contamos técnicas, ventajas, desventajas y todo lo que necesitas saber sobre esta posición.

Quizás hayamos oído mencionar en muchas ocasiones la importancia de estimular el famoso «punto G» de la mujer para que así tenga los mejores orgasmos. La posición de la Indra es, precisamente, una de las mejores para lograrlo.

Por la posición que ocupa cada integrante de la pareja, dicha postura conduce con facilidad a la mujer a experimentar mayor placer (y por más tiempo) que en otras posturas.

A continuación, comentaremos acerca de las técnicas para practicar esta postura. Asimismo, sobre los beneficios y desventajas, y otras informaciones importantes en relación al tema.

Técnica para practicar la posición de la IndraTécnica de la posición de la mujer para ejecutar la posición de la Indra

Ambos amantes se colocan al igual que cuando se practica fuerza de piernas en el gimnasio. La mujer se acuesta boca arriba, mirando hacia el techo, eleva las piernas y dobla sus rodillas. Frente a ella, su pareja se arrodilla y permite que sus pies se apoyen sobre su pecho. Luego, cuando procede a penetrarla, la pareja se inclina ligeramente hacia adelante y los genitales quedan «pegados» en profundidad.

Visita este artículo: Clitoris y todo lo que deberías saber sobre él

Beneficios de la posición de la Indra

  • Una gran estimulación para la mujer .La penetración es tan profunda que llega a las zonas más lejanas dentro de la vagina. Así, repercute directamente en la movilización de todos los músculos que se encuentran en esa zona.
  • Con esta posición no es necesario recurrir a juguetes sexuales para alcanzar ciertas zonas. Previo al orgasmo, la mujer tiene una sensación similar a las ganas de orinar. Pero tranquilas, no se detengan justo en ese momento.
  • Es una manera de innovar en el sexo con la pareja. Si bien, ya lo hemos hablado, algo que nunca debe olvidarse es usar la creatividad en la cama. La rutina hay que mantenerla alejada cuando de relaciones de pareja se habla.
  • Aumenta la autoestima masculina. El hombre tiene el control absoluto y puede ver directamente el placer que le genera a su mujer. El sentirse irresistibles les brinda mayor confianza para próximas posturas. Se quedará muy feliz y tranquilo al ver a su mujer morir de placer. Luego de esto, tal vez, comience a buscar nuevas variantes para traerle a su amada.
  • ¡Manos libres! La mujer puede jugar con sus propios pechos, algo que sin duda le puede provocar una gran excitación (aunque también para el compañero que la mira). Además, puede acariciar los genitales de su hombre mientras se produce el coito. Todo lo que esté a su alcance hay que estimularlo.

Desventajas de la posición de la Indra

hombre-disfrutar-sexo

  • Puede llegar a ser muy dolorosa para la mujer por la profundidad que logra. El pene podría llegar hasta la pared vaginal. Por este motivo es que el hombre debe medir la intensidad y la fuerza.
  • Por la presión que se ejerce pueden dispararse algunos gases, pero no opaca la sensación de placer al que se llega. No hay que preocuparse si esto sucede, es meramente orgánico y natural. Solo será una anécdota que pronto se olvidará.
  • La mujer puede tener calambres en sus piernas si no está preparada físicamente. Ante los primeros síntomas debe proponer cambiar de postura. Más tarde pueden retomar si aún lo desean.

Cada pareja es un mundo en cuanto a sensaciones, preferencias, fantasías y demás.

Recomendaciones para practicar la posición de la Indra

  • En primer lugar, tienen que estar convencidos de que es una buena alternativa para tener los mejores orgasmos. La mente maneja en un gran porcentaje el resto del organismo y todo lo que provoca.
  • Realizar variantes en medio del coito. La mujer puede extender una de sus piernas por sobre el hombro de su amante. De esta manera, la presión sobre su cuerpo disminuirá y habrá más relajación muscular.
  • Permitirse disfrutar libremente de las expresiones faciales. Olvidarse de la vergüenza que suele provocar el hecho de ser observados.
  • Sentir la confianza suficiente para guiar al compañero. Pedirle que modifique su ritmo o fuerza en las penetraciones.
  • Seguramente, luego de vivir los límites de pasión, el relax será absoluto. Es una buena idea permanecer unos minutos abrazados. Sentir cómo la respiración vuelve a su estado natural y relajarse juntos.

Lee también: 7 posturas sexuales fáciles para variar tu vida sexual

¿Quiénes NO deben practicar esta postura?

Mujer embarazada durmiendo de lado

A pesar de que esta postura resulta muy estimulante para la mujer, en caso de embarazo, lo mejor es evitarla; ya que puede conllevar movimientos bruscos y presión sobre el abdomen (algo que posteriormente puede ocasionar molestias).

Si te animas a practicar esta postura con tu pareja, ten en cuenta que es recomendable estimular el clítoris para que el encuentro resulte muy excitante y juguetón.