La postura del helicóptero

La postura del helicóptero puede ser muy excitante para ambos miembros de la pareja, aunque conviene tener unas condiciones físicas favorables para poder llevarla a cabo

Si estás en este punto es porque disfrutas de las posiciones sexuales. Debido a esto hemos recopilado toda la información disponible para mostrarte todo lo referente con la postura del helicóptero. Sin lugar a dudas despertará el interés en probar cosas nuevas.

Lo primero que hay que aclarar es que cualquier postura sexual que sea de tu preferencia siempre ayudará, en cuanto sea consensuado con tu pareja, a mejorar la satisfacción en la cama. Las sorpresas en el sexo siempre son un plus.

Ahora bien, para poder llevar a cabo esta intrincada y desafiante postura, tú y tu pareja debéis ser conscientes de que conlleva algo más de esfuerzo y dedicación para poder lograrla. Es decir, no es realmente cómoda.

No obstante, el placer para ambos amantes está garantizado. Sin obviar que es una experiencia notable y divertida si se ejecuta con la pareja adecuada.

Descubre la postura del helicóptero y ya que se viene el día del amor, esperemos tengas este as bajo la manga.

¿Qué es la postura del helicóptero?

Una postura exigenteCómo hacer la postura del helicóptero

Es cierto, las posturas sexuales son fruto de la imaginación y nos sirven para animar, excitar y promover el deseo y la lujuria al momento de desnudar nuestra intimidad (valga el verbo “desnudar” doblemente).

Si deseas practicar esta exigente pero al mismo tiempo distinta posición, debes tener en cuenta varios factores.

  • Uno de los participantes yace boca arriba.
  • Mientras el otro se sienta sobra el pene.
  • El que está sobre el pene debe apoyarse en los talones.
  • Inmediatamente después, empezar a dar vueltas sobre el cuerpo del que está boca arriba conservando el pene dentro.

Beneficios y aportes que tiene esta postura

La incidencia que tiene o no cada postura en el sexo dependerá siempre de cómo se haga y las características de quienes desarrollen este ejercicio sexual.

Particularmente la postura del helicóptero es un reto al momento de realizarla en la intimidad. Despierta escepticismo y siempre es vista como una exageración de las capacidades sexuales.

No obstante, es una posición que aporta beneficios con respecto a la actividad física.

Al ser tan exigente, combate el sedentarismo y rompe la rutina (en ocasiones, monótona) de algunas posiciones ampliamente usadas. La persona que la ejecute tiene que estar en constante movimiento y aplicando algo de fuerza notable.

En el ámbito sexual y de relaciones, brinda beneficios de compenetración entre los participantes. Además, no es excluyente con las distintas formas de penetración. Puede hacerse anal y vaginal.

Origen y surgimientoOrigen de la postura del helicóptero

El origen propiamente de esta postura es algo incierto. Si bien algunos la atribuyen al texto indio del kamasutra, no obstante la denominación “helicóptero” no aparece dentro del mencionado manual.

Con respecto al surgimiento, después de la explosión sexual en la década del 60, muchas de las postura sexuales asomaron y recorrieron rápidamente el mundo entero.

Estas han logrado formar parte de la cultura de los amantes y son un gran aporte al sexo.

Ventajas

Desde el punto de vista de quien está penetrando, la sensación es absolutamente increíble debido a la estimulación visual y los cambios de dilatación ocasionado por los giros que se hacen sobre el pene erecto.

Mientras que para la persona que es penetrada, disfruta de la anatomía del pene en toda su plenitud, sin mencionar que el aumento de los signos de excitación incrementar con el roce de los giros.

Todo ello sin olvidar que el ritmo y el control está en su dominio.

DesventajasCuáles desventajas tiene la postura del helicóptero

Entre los inconvenientes que se puede presentar con la postura del helicóptero se encuentran varios factores que tienen relación con la exigencia desigual.

Quien penetra solo yace acostado boca arriba, sosteniendo la erección. En cambio, quien es penetrado debe hacer todo. Girar, mantener la posición sostenido por los talones, mover las caderas, cuidar el equilibrio… Son algunas de las desventajas que existen.

Además, si la penetración es anal, la sensación con respecto a la lubricación es muy diferente que durante la acción vaginal. Los músculos del ano no dilatan con facilidad y esa zona no lubrica naturalmente. Puede llegar a ser bastante molesto.

Lo importante antes de intentar esta postura es saberse apto dentro de los roles que demanda la posición. También hay que crear el ambiente propicio para que se dé favorablemente.

No te olvides de los ingredientes principales: juegos previos, proposiciones sexuales, comunicación y disposición.

Categorías: Relaciones Etiquetas:
Te puede gustar