La primera vez te marca, para bien y para mal

Lejos de darle una importancia fundamental, deberíamos concebir la primera vez en el ámbito sexual como lo que es: un inicio que no tiene por qué determinar las relaciones futuras

Dicen que “la primera vez nunca se olvida” o eso es lo que hemos escuchado en más de una ocasión. La verdad es que esta frase está llena de razón. El primer encuentro sexual nos marca; tanto para bien, como para mal.

Es indispensable mencionar que en todas nuestras “primeras veces” nos encontramos faltos de experiencia. Todo es nuevo y, como consecuencia, nos encontramos inseguros.

Descubre: Los 10 beneficios que el sexo le aporta a tu salud

Por eso, las mujeres no suelen llegar al orgasmo en su primer encuentro sexual.

Ellas se encuentran más expuestas, más vulnerables en esta primera relación. Esta falta de confianza y seguridad provoca muchos miedos.

Asimismo, también influye mucho cómo hayamos imaginado que iba a ser esta situación. Las películas, los libros y muchas historias que nos cuentan nos acercan a una realidad que, siendo sinceros, no existe.

Tu primera vez no será perfecta

primera vez

Piensa en todas esas películas donde el acto sexual se realizaba con velas, pétalos de rosa, una cama muy cómoda o bajo las estrellas. Todo esto no es así.

Aunque parezca que la situación es ideal y perfecta, la realidad siempre supera a la ficción.

Surgirá en el momento menos esperado, en el lugar menos adecuado, con muchos nervios y miedos. Nada será como te lo habías imaginado.

Idealizar demasiado tu primera vez puede tener consecuencias nefastas, tanto que dejará un recuerdo muy poco agradable.

En un caso así, es posible que te replantees no volver a repetir, que te sientas frustrada o que pienses en que la persona con la que estás no es la adecuada para ti.

Tranquilízate y pon los pies en la tierra. Este es el mundo real.

Lee: No soy como tú esperabas

Sobre todo por parte de la mujer, el sexo puede que no sea placentero en un primer encuentro sexual.

Esto no tiene por qué desanimarte. Las relaciones nos permiten conocer mejor nuestro cuerpo e ir progresando con respecto a nuestro placer.

La virginidad y el “príncipe azul”

Mujer-leyendo-un-libro-desnuda-mientras-come-una-manzana

La virginidad no se pierde con la persona adecuada muchas veces y esto no tiene por qué ser uno de los motivos por los que la primera vez quede como un recuerdo nefasto en tu mente.

Para empezar, con el tiempo serás consciente de que el “príncipe azul” no existe. La pareja con la que pierdes la virginidad no implica que sea con la que pases el resto de tu vida.

Muchos son los que retrasan la curiosidad por experimentar su primera relación porque no se encuentran preparados.

En la mayoría de las ocasiones, esto sucede porque su cabeza está llena de estereotipos y creencias que les provocan preocupaciones excesivas por encontrar el momento y la persona ideal.

¿Alguna vez has oído que el sexo es como comer? Pues es cierto. Nos parece lo más importante del mundo pero, con los años, te das cuenta de que el mundo no gira en torno a las relaciones sexuales.

No te pierdas: La importancia del sexo en las relaciones de pareja

Esta es una curiosidad que nos absorbe en la adolescencia, hasta que nos damos cuenta de que es muy natural.

No es más que una primera vez entre muchas otras que se sucederán en otros ámbitos de nuestra vida.

Una primera vez realista

Pareja-teniendo-sexo

Para que tu primer encuentro sexual te marque de forma positiva es importante ser realista. ¿No ha sido lo que esperabas? ¿Te has quedado insatisfecho? No te preocupes, solo hay que mejorar.

En las relaciones sexuales todo se consigue con la práctica. La inseguridad irá desapareciendo, sabrás lo que te gusta y empezarás a comunicárselo a tu compañero sexual.

Si tu primera vez te ha marcado de forma positiva, enhorabuena. Ahora sabrás el camino por el que seguir, aunque esto no te exime de que sigas aprendiendo de tu cuerpo y de las relaciones en sí.

Si, por otro lado, ha sido  una experiencia horrorosa, no te preocupes. Hay personas con las que no encontrarás ese sentimiento y esa intuición necesarios para que funcionéis sexualmente bien.

No importa lo mucho que os queráis. Has descubierto la incompatibilidad sexual.

Todo es cuestión de aprender y no creernos todo lo que leemos o vemos en las películas.

Antes de irte lee: 8 errores que cometen los hombres a la hora del sexo

manos-entrelazadas

Una primera vez te marcará siempre. No obstante, aunque sea para bien o para mal, encuentra el camino correcto.

Si la experiencia ha distado mucho de lo que tú tenías en mente, en tus manos está que la situación mejore.