¿La psoriasis se puede curar?

Elena Martínez 23 abril, 2015

Esta enfermedad cutánea afecta a muchas más personas de las que creemos, tanto hombres como mujeres. Aunque los médicos nos han dicho que no tiene cura, hay muchos factores que pueden ayudarnos a controlarla de manera natural.

Descubre cómo pueden influir la alimentación y algunos remedios caseros en el tratamiento de esta patología.

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad cutánea que causa una descamación e inflamación de la piel, la cual aparece enrojecida y con escamas en determinadas zonas del cuerpo.

Quienes sufren psoriasis tienen una renovación de las células de la piel mucho más precoz, principalmente en los codos, las rodillas, el cuero cabelludo, la cara o las plantas de los pies, aunque puede darse en cualquier otra zona.

La psoriasis es bastante común, tanto en hombres como en mujeres, y suele aparecer entre los 15 y los 35 años. Esta enfermedad está relacionada con un trastorno del sistema inmunitario, pero hay muchos factores que influyen en el estado de esta patología, como el estrés, el clima o la alimentación.

En este artículo vamos a repasar todos aquellos factores que podemos cambiar para mejorar o incluso curar la psoriasis de manera natural.

Una alimentación personalizada

Cada cuerpo funciona de una manera diferente y no todos los alimentos nos sientan igual a todas las personas. Si tenemos psoriasis, es posible que tengamos alguna intolerancia alimentaria que desconocemos.

Las intolerancias más habituales son al gluten y la lactosa, pero te recomendamos que estés atento a cómo afectan los cambios en tu dieta a medida que eliminas o añades diferentes alimentos.

pan integral chiot's run

Limpiar la piel desde dentro

Puesto que esta enfermedad afecta directamente a las células de la piel, un tratamiento natural completo debería partir de la limpieza de todos aquellos órganos que pueden facilitar la depuración del organismo. Si activamos el hígado, los riñones y el intestino, la piel se verá menos sobrecargada y podrá funcionar de manera más equilibrada. Para lograrlo, te proponemos que incluyas los jugos depurativos y los batidos en tu dieta habitual.

jugo pepino menta verde chotda

Baños de arcilla

Uno de los remedios más antiguos y eficaces para la piel es la arcilla, tanto para cuestiones de salud como de belleza.

Podemos aplicarnos cataplasmas de arcilla localmente, en aquellas zonas que tengamos más afectadas o incluso en los momentos de brotes. Para no resecar demasiado la piel, en vez de mezclar la arcilla con agua la combinaremos con yogur, y de esta manera mejoraremos la hidratación de la zona.

Para preparar el cataplasma no debemos usar utensilios ni recipientes de plástico o metal, sino más bien de madera y cristal. Aplicaremos la arcilla durante 20 o 30 minutos y aclararemos con agua.

Podemos hacer estas aplicaciones una vez a la semana, o bien, en momentos de crisis, una vez cada dos días.

Baños e infusiones de regaliz

El regaliz es conocido también como la cortisona natural. Esta acción se debe a unos componentes del regaliz que bloquean la desintegración de la cortisona del cuerpo y prolongan su efecto. Y además de alargar la vida de la cortisona en nuestro organismo, el regaliz también contiene la formación de compuestos inflamatorios, por lo que es un excelente remedio para cualquier tipo de inflamación, en especial para la psoriasis.

Para beneficiarnos de esta propiedad, podemos prepararnos baños con infusión de regaliz o consumirla habitualmente. Debemos tener en cuenta que el regaliz sube ligeramente la presión arterial, por lo que no deberían consumirlo personas hipertensas sin supervisión médica.

regaliz asimulator

 

Emplastos de zanahoria

Otro remedio para calmar los brotes de psoriasis consiste en prepararnos emplastos de zanahoria rallada, los cuales aplicaremos directamente sobre la piel durante 20 minutos.

La zanahoria es rica en beta-carotenos, por lo que es un alimento imprescindible para la piel.

Los podemos alternar con los de arcilla.

Sol y mar

Muchas personas con psoriasis han notado que en verano, y todavía más si van a la playa, la salud de la piel les mejora en gran medida. Por eso es importante intentar mantener estos hábitos a lo largo del año, con breves exposiciones solares cada día fuera de las horas de máxima radiación.

En cuanto a la playa, si no nos es posible ir, podemos comprar o ir a buscar agua de mar y aplicárnosla directamente en la piel con un espray.

 

Imágenes por cortesía de asimulator, chotda y chiot’s run.

Te puede gustar