La relación entre la migraña y la digestión

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 10 enero, 2019
Dado que las migrañas pueden responder a una intoxicación alimenticia es importante que bebamos mucha agua para depurar el organismo. Si además le añadimos bicarbonato lograremos combatir la acidez

Una de las causas más habituales y desconocidas de la migraña o dolores de cabeza recurrentes, que sufren mayoritariamente mujeres, está relacionada con el sistema digestivo. A continuación repasamos las claves para encontrar los alimentos que nos pueden estar causando la migraña, así como algunos remedios sencillos y naturales para aliviar los momentos de crisis.

¿Cuáles son las posibles causas de la migraña?

La migraña puede ser debida a diversas causas:

  • Estados de nerviosismo y estrés
  • Trastornos hormonales
  • Problemas oculares o sobreesfuerzos visuales
  • Bruxismo o tensión mandibular
  • Infecciones dentales
  • Bloqueos cervicales
  • Hipertensión
  • Anemia
  • Problemas renales
  • Sinusitis

¿Y la alimentación?

mitos de la alimentación

Si hemos descartado estas otras causas, una manera de comprobarlo consiste en intentar relacionar la aparición de las migrañas con la alimentación de las últimas 24 horas.

Haremos una lista de los alimentos que hemos consumido. A veces no digerimos bien un alimento porque no lo masticamos bien, o porque comemos en un momento de estrés. También podría pasar que no toleremos bien determinados nutrientes. Los más habituales son los que contienen lactosa y gluten.

Tratamiento natural

Alimentación para niños de 3 años.

Si la migraña tiene un origen hepático-digestivo, la solución pasará también por ahí. Aunque no existen como tal alimentos “depurativos”, podemos ayudar a nuestro organismo con una alimentación más saludable que incluya alimentos como:

  • Frutas y verduras, preferiblemente crudas o en jugos y caldos
  • Cereal integral sin gluten: arroz, mijo, quinoa, trigo sarraceno
  • Legumbres de fácil digestión: guistantes, lentejas
  • Huevo duro o pasado por agua
  • Frutos secos: nueces, avellanas y almendras crudas
  • Frutas secas: ciruelas, higos, uvas pasas y dátiles
  • Semillas: de girasol, de calabaza, de sésamo
  • Aceites vegetales de primera presión en frío
  • Endulzantes naturales: estevia y sirope de agave

También beberemos mucho agua entre comidas, que no esté fría y con un poco de jugo de limón.

Comeremos pequeñas cantidades repartidas a lo largo del día, masticando bien la comida, y en un entorno relajado.

La eliminación de toxinas se realiza en el hígado y los riñones de manera fisiológica, sin embargo existen ciertos alimentos que sí que pueden acentuar las migrañas, como pueden ser:

Estemos muy atentos con:

  • Quesos fuertes

 

  • Vino
copa de vino

Baños de pies

Para bajar la inflamación de la cabeza podemos recurrir a baños de pies con agua muy caliente durante 20 o 30 minutos. Todavía serán más efectivos si le añadimos dos cucharadas de bicarbonato sódico al agua.

Mascarillas de arcilla rosa

Los cataplasmas de arcilla rosa, que es una mezcla de arcilla blanca y roja, nos ayudarán a bajar la inflamación de la cabeza.

Plantas medicinales

Estas tres plantas, preparadas en infusión o extracto, nos ayudarán a aliviar rápidamente las molestias de la migraña:

  • Matricaria: es la planta más indicada para migrañas
  • Hierbaluisa: relajante y digestiva
  • Menta: digestiva y refrescante

Menta para los problemas digestivos y la migraña

Aguas mineromedicinales

Tenemos que beber mucha agua entre comidas para ayudar al organismo a eliminar toxinas. Todavía será más efectiva si bebemos agua mineromedicinal bicarbonatada sódica, ideal para combatir la acidez que caracteriza a las migrañas.

En conclusión…

A pesar de que no podamos evitar las migrañas, sí que podemos tener en cuenta algunos alimentos que las acentúan y algunos remedios que, aunque no siempre sean efectivos, pueden contribuir a su mejoría.

 

Ver también: 

  • Zaninovic’, V. (2001). Migrañas: Fisiopatología y tratamiento. Colombia Medica. https://doi.org/10.1002/rsa.20744
  • Martínez Loza, E. (2000). Tratamiento osteopático de las migrañas y cefaleas. Revista Científica de Terapia Manual y Osteopatía.
  • Rodríguez Franco, L., Cano García, F. J., & Blanco Picabia, A. (2000). Conductas de dolor y discapacidad en migrañas y cefaleas tensionales. Adaptación española del Pain Behavior Questionnaire (PBQ) y del Headache Disability Inventory (HDI). Pain Behaviors and Disability on Headaches. Spanish Adaptation of Pain Behavior Questionnaire (PBQ) and Headache Disability Inventory (HDI).
  • Sevillano-García, M. D., Manso-Calderón, R., & Cacabelos-Pérez, P. (2007). Comorbilidad en la migraña: Depresión, ansiedad, estrés y trastornos del sueño. Revista de Neurologia.