La revolución sexual y su influencia a la vida de hoy

Claudia Pamela Forestello · 10 julio, 2018
La revolución sexual se inició hace décadas, pero cada vez tiene mayores repercusiones en las formas de relacionarse y de interpretar el sexo. ¿Negativa o Positiva?

La revolución Sexual del siglo XX dio inicio a nuevas formas de entender el sexo y las relaciones. Un verdadero cambio en las concepciones comenzó y aún sigue provocando novedades. Todas, por cierto, con grandes repercusiones y discusiones con adeptos de ambos lados.

Algunos la entienden por una liberación sexual positiva que conlleva grandes avances sociales. Sin embargo, para otros se trata de una lucha inmoral que llegó para perjudicar a la humanidad.

La revolución sexual invade al mundo con las nuevas formas de amar

La liberación sexual tuvo sus primeras manifestaciones en los Estados Unidos, pero poco a poco tuvo su influencia en el mundo entero. El sexo dejó de ser un acto exclusivo para el matrimonio consumado y nuevos valores fluyen a su alrededor.

La idea de un sexo libre, tanto para hombres como para mujeres, se hace realidad y el mundo es testigo de ello. La aprobación de las pastillas anticonceptivas fueron el gran empujón para la Revolución Sexual femenina. Con la posibilidad de prevenir embarazos no deseados, las chicas se atreven a dar un paso adelante.

Influencias positivas de la revolución sexual

Con el tiempo, las luchas de las minorías han ido ganando terreno y consiguieron en varios países avanzar en diversas cuestiones. Entre los logros más grandes se encuentran:

1. Aparición del feminismo como movimiento fuerte y validado

En lo que a sexualidad se refiere, el feminismo basó su lucha en la igualdad con el hombre. Las mujeres comienzan a adquirir los mismos derechos y a ver el sexo como fuente de placer. Ya no es cuestión de ser simples procreadoras, sino que también se permiten gozar.

Aunque todavía existe mucha resistencia al libre sexo de la mujer, cada días son más los que entienden el proceso. Ya no se trata de prostitución sino de chicas que solo quieren disfrutar. El sexo prematrimonial es prácticamente un hecho para todos y nada tiene que ver con la moral.

2. Matrimonio Gay aprobado legalmente en diversos países del mundo

Gobiernos de diversos países han aprobado legalmente al casamiento entre heterosexuales. Un avance importante para muchas personas que vivían su amor a escondidas. De hecho, los jóvenes actuales ya ni siquiera se asombran demasiado al ver un pareja gay por la calle.

Todavía existen otros lugares donde las creencias religiosas y culturales actúan como grandes barreras. Sin embargo, ya la tendencia está marcada y la resistencia es solo negación ignorante.

3. Aparición y reconocimiento de nuevas condiciones sexuales

En los últimos años han ido apareciendo personas que explican sus condiciones sexuales. Ya no se habla de heterosexualidad y homosexualidad como las únicas formas de relacionarse. Sino que existen otras también aceptadas entre la población más joven y de mente abierta.

Entre ellas se puede mencionar la bisexualidad, la asexualidad, la agamia, etc.

Deberíamos conocer: Qué significa ser asexual

4. Educación Sexual en las escuelas

Anteriormente, hablar de sexo con los hijos o en una institución era un hecho repudiable. En la actualidad, son muchas las escuelas públicas y privadas que incluyen la educación sexual en sus planes de estudio.

Enseñanza como la anticoncepción, el respeto por el cuerpo y las enfermedades de transmisión sexual son tema común para los chicos. Ahora no solo son título de películas, sino que lo incorporar a sus conocimientos.

5. Legalización del derecho de la mujer a decidir sobre el futuro de su embarazo

La eterna discusión sobre el derecho de la mujer y del niño por nacer están vigente, más que nunca. Son muchas las sociedades que analizan este tema y a pesar de las posturas, lo importante es la libertad para discutir.

Consecuencias negativas de la revolución sexual

Como todo en esta vida, la Revolución Sexual también tuvo sus aspectos negativos que afectaron a la sociedad en su conjunto.

1. Aumento de las Enfermedades de Transmisión Sexual

Antes de la revolución sexual, las ETS eran ínfimas en el común de la gente. Más bien estaban relacionadas al mundo de la prostitución. Con el sexo libre las mismas ascendieron a un número bastante elevado y los contagios se dieron en masa.

2. Crecimiento de los embarazos en adolescentes

A pesar de los métodos anticonceptivos disponibles y de la educación sexual, los embarazos en chicas adolescentes ha ido en aumento. Así se han perdido grandes oportunidades de desarrollo profesional siendo madres a corta edad.

3. Bajo compromiso de los jóvenes en sus relaciones de pareja

Esta posibilidad de tener sexo pre matrimonial, ha generado en los más jóvenes tener relaciones solo por impulso. En muchos casos sin tener en cuenta siquiera los sentimientos de su compañera. La infidelidad pasa a ser parte de la cotidianeidad, ya que no se trata de relaciones abiertas o agámicas consensuadas.

4. Rupturas familiares e hijos extramatrimoniales

Luego de la revolución sexual, cada vez, aparecen más hijos concebidos fuera del matrimonio. Las relaciones sexuales abiertas y sin cuidado fuera de la pareja tienen sus consecuencias.

Muchos matrimonios se disolvieron por la infidelidad de uno o ambos de los integrantes. La familia, como institución, ha dejado para muchos de tener el valor que tenía anteriormente.

Ponle remedio: Estrés, móvil y horarios: los 3 culpables de las crisis de pareja

ansiedad por separación

Conclusión

La revolución sexual está presente en la actualidad en todos los sectores de la sociedad. Y el impacto es diferente según desde donde se lo vea.