La salud entra por la boca - Mejor Con Salud

La salud entra por la boca

Procura seguir la máxima de comer menos carne y primar el consumo de fruta, verdura y pescado, sobre todo azul, que nos aporta ácidos grasos omega 3

Afortunadamente, la naturaleza nos provee de toda una rica variedad de nutrientes para cuidar nuestro organismo; todo está en tomar la mejor decisión al momento de alimentarnos, sin embargo para eso sólo basta conocer las propiedades de los alimentos y tratar de combinarlos lo mejor posible para cubrir todas las necesidades de nuestro cuerpo, evitar enfermedades y tener más anticuerpos.

¿A quién no se le antoja la comida chatarra, sobre todo cuando estamos de prisa, o cuando nos sentimos enojados, tristes o frustrados? Ese es quizá el momento clave en el que más nos debemos cuidar y evitar, en lo posible, la comida que de antemano sabemos no tiene nutrientes y que, en cambio, sí nos puede perjudicar por la cantidad de grasas, azúcares o falta de sustento para nuestro cuerpo.

¿Por dónde empiezo?

Si sabes que tu cuerpo necesita vitaminas, minerales y proteínas eso ya es un buen comienzo. Lo siguiente es que sepas cuáles alimentos te los pueden proporcionar. Claro, y evitar la bolsa de papas fritas, las bebidas gaseosas y el exceso de azúcares, es decir, aquella comida que sólo te puede conducir a enfermedades como la hipertensión arterial, el sobrepeso, la anemia, entre otros.

Para ayudarte a elegir mejor, aquí te damos una somera lista de aquello que puedes comer, con la certeza de estar haciendo tu mejor opción. Lo demás es saber combinar estos alimentos de forma adecuada para no aburrirte y para dejarte siempre un buen sabor de boca.

Carga de vitamina C

Los cítricos cuentan con una gran carga de vitamina C.

Los cítricos cuentan con una gran carga de vitamina C.

Una buena inyección para tu sistema inmunológico es la naranja, alimento que puede brindar a tu cuerpo una buena dosis de vitamina C. Prueba a tomar un vaso de juego de naranja todos los días y verás cómo tu cuerpo te lo agradece. Además, la naranja es una fruta de la que puedes elegir comer la pulpa en una ensalada de frutas o simplemente sola, en cualquier momento del día.

Para eliminar el estrés

Consumir chocolate en pequeñas porciones y dosis baja puede favorecer tu salud.

Consumir chocolate en pequeñas porciones y dosis baja puede favorecer tu salud.

Tus padres quizá te lo evitaban cuando eras pequeño, pero a últimas fechas se ha descubierto que el chocolate oscuro no sólo puede combatir el estrés por contener antioxidantes, sino que también puede evitar la presión alta en los pacientes con enfermedades cardíacas.

¿Y qué tal una taza de té? El té también contiene antioxidantes y teanina, un aminoácido que te relaja tan bien, que lo puedes hacer una costumbre al final de un día ajetreado.

Los vegetales de hojas verdes como la espinaca, además de contener magnesio tienen otros múltiples beneficios como calmar los nervios, ayudar en la relajación de los músculos y combatir la fatiga.

Por su parte, la avena no solo te da fibra, sino que además te ayuda a producir serotonina, sustancia química que juega un papel importante en tu estado de ánimo en general y te brinda energía para que puedas hacer frente a un día sin estrés. Y además, reduce el riesgo de enfermedades del corazón.

Peso ideal

Cosumir pescado regularmente ayuda

Cosumir pescado regularmente ayuda directamente a tu corazón.

Cuidar la grasa que consumes no es tan difícil si te abasteces de ácidos grasos omega-3, que puedes encontrar en el pescado. Prepárate un buen filete de salmón y no solo estarás consintiendo a tu cuerpo, sino también a tu corazón.

Ya ves que no es tan difícil cuidarse. ¡Solo ten presente que la salud entra por la boca!