La soledad buscada es placentera

26 febrero, 2018
A continuación te comentamos todo lo que debes saber acerca de la soledad como una herramienta poderosa para mejorar tu vida, más allá de los prejuicios.

Hemos oído muchas veces que el ser humano es, por naturaleza, un animal social. Por eso llama la atención la gente que busca la soledad. Bien sea porque busca vivir sola o porque existen ciertas circunstancias de vida que llevan a ello.

En vista de que no parecer ser algo amigable, se ha creado todo un imaginario acerca de la soledad que nos impide apreciarla como una herramienta de desarrollo personal con un inmenso potencial.

La realidad es que, como todo, existen ventajas y desventajas alrededor del hecho de vivir solo. Por ello, a continuación analizaremos los aspectos fundamentales y reflexionaremos a profundidad acerca de si la soledad, cuando es buscada resulta realmente placentera y beneficiosa para el ser humano.

Ventajas de vivir en soledad

A pesar de la estigmatización social que se ha hecho de la soledad, esta ofrece muchas ventajas:

Libertad y autonomía

soledad

A menudo, existen muchas obligaciones derivadas de los compromisos que asumimos en la vida. Especialmente en el ámbito conyugal y familiar.

La crianza de los hijos es una de las más demandantes y agotadoras. Puede que la persona siempre haya vivido sola o sufra la partida de hijos, el divorcio, viudedad o muerte de parientes.

Quizá haya cosas que nunca se pudieron realizar por la dedicación a las obligaciones familiares, y ello incluye vivir en el tipo de espacio deseado. La soledad, buscada o no, es una oportunidad de oro para realizar todo lo que hemos dejado pendiente.

La realidad es que, la vida en soledad brinda la responsabilidad absoluta de las decisiones que se tomen en toda circunstancia. También en su ejecución, con la consecuente satisfacción que eso puede brindar.

Vivir en soledad brinda una experiencia de crecimiento personal que, por supuesto, resulta muy enriquecedora y que potencia relaciones sociales más saludables y provechosas.

¿No lo sabías? Cómo prepararte para enfrentar el proceso de divorcio

Disponibilidad de tiempo

La soledad buscada implica que la persona puede tomarse unas vacaciones con respecto a la convivencia con otras personas. Y es que esas obligaciones sociales a veces no dejan tiempo para las cuestiones personales.

Siempre se ha sido dueño del tiempo. Pero cuando pasamos un tiempo en soledad, la nueva disponibilidad de tiempo permitirá hacer cosas que antes no fue posible, e incluso más.

Conocerse y encontrarse a sí mismo

La soledad buscada es placentera

No hay mejor manera de conocerse a sí mismo que pasar un tiempo a solas consigo mismo. A solas con el propio yo, no hay excusas para esa inagotable tarea de conocerse y encontrarse. Es la ocasión para fortalecer el carácter y la identidad o para hacer correcciones y mejoras.

Hallar o fortalecer la espiritualidad

Independientemente de cuál sea la fe propia. Cuando se está en una búsqueda espiritual, la soledad suele ser muy buena aliada. Al vivir en soledad, la persona se puede enfocar con exclusividad y tranquilidad en ello.

Interacciones personales de calidad

Cuando se vive en soledad, se valoran y aprovechan más las relaciones sociales. Los momentos compartidos con amigos y familiares tendrán más calidad que frecuencia.

Vivir en paz

Vivir en paz

La relajación que se siente al estar sin compañía ni presiones proviene de la paz que otorga el silencio. En esta etapa efectivamente se recupera el valor del silencio. Sin embargo hay personas que llenan ese silencio con los sonidos de su gusto, que le dan sensación de bienestar.

Disfrutar los placeres de la vida

Sin duda vivir en convivencia otorga placer. Pero vivir en soledad ofrece la posibilidad de dedicarse con más pasión a las actividades que nos placen.

Desventajas de vivir en soledad

Existen muchos prejuicios acerca del tema de vivir en soledad. En realidad las supuestas desventajas no son inherentes a la soledad en sí, y mucho menos si esta es voluntaria.

La soledad no elegida, o la originada por circunstancias difíciles de la vida, es la que generalmente acarrea malestar. En esos casos, hay que buscar medidas para combatir el abatimiento y la tristeza.

Puede producirse miedo, aislamiento y aburrimiento, que quizá tenga su raíz en una baja autoestima. En estos casos puede ser muy necesaria la asistencia psicológica, de parientes y de amigos.

Siempre influyen en nuestro bienestar tanto una buena alimentación como una rutina de ejercicios. Así como participar en colectivos afines a nuestros intereses. Recordemos que nuestra felicidad está en nuestras manos.

Las personas solas tienen la gran responsabilidad de cuidar de sí mismos y preservar su salud física y psicológica.

Ver también: La soledad y su relación con el insomnio

Recomendaciones al vivir solo

Recomendaciones al vivir solo

Es imprescindible que, la soledad voluntaria sea placentera. Después de todo, no hay por qué caer  en comparaciones odiosas o en la asociación fácil entre soledad y tristeza que persiste todavía en la sociedad.

Finalmente hay que recordar la supuesta “urgencia” que algunas personas tienen para encontrar de nuevo pareja tras una ruptura. Lo ideal es aprender a ser feliz en soledad, antes de pretender ser felices en la convivencia con otra persona.

Te puede gustar