La técnica del pomelo: ¡pruébala en el sexo oral!

Yamila Papa Pintor · 12 junio, 2018 · Última actualización: 16 enero, 2019 16 enero, 2019
Cuando realices la técnica del pomelo en el sexo oral tu pareja estará más que feliz. Es un método cada vez más popular que ofrece sensaciones únicas para los hombres.

¿Sabes lo que es la técnica del pomelo? Hay una frase que dice “nadie nace sabiendo” y otra que asegura que “la práctica hace al experto”. Si no tienes experiencia en el sexo oral, puedes aprender ciertas técnicas con las que mejorarás tu rendimiento y harás que el otro lo pase de maravillas.

Te vamos a explicar en qué consiste la famosa técnica del pomelo. Podrás aprender cómo hacer una felación más que placentera para tu actual o futura pareja.

¿Qué es la técnica del pomelo?

Cada día se conocen nuevas tendencias en el mundo de la moda, de la gastronomía y, por supuesto, del sexo. Y gracias a las redes sociales e Internet, podemos acceder a ellas sin problemas. La técnica del pomelo para practicar el mejor sexo oral incluso tiene vídeos, que se han vuelto virales.

Y no solo eso, sino que además hay varias celebridades que afirman realizarla. Uno de los ejemplos es el actor Will Smith con su esposa, Jada Pinkett. Según se dio a conocer, fue él quien le enseñó a su mujer cómo aprovechar al máximo esta fruta, más allá de sus propiedades para la salud.

Al usar un pomelo, el hombre experimenta una sensación difícil de explicar: tener sexo y recibir una felación al mismo momento. ¿Es eso posible? Al parecer sí, y son cada vez más los adeptos a esta técnica.

Mujer que va a poner en práctica la técnica del pomelo

¿Cómo es la técnica del pomelo?

Si tiene tanta cobertura en los medios e incluso se habla de ella en una película (protagonizada por Jada Smith, obviamente) debe ser que realmente funciona. La técnica del pomelo o la toronja en el sexo oral es cada vez más popular y merece la pena probarla con tu pareja.

No necesitas muchos elementos, ni gastar dinero en disfraces o lencería (aunque también la puedes incluir si te gusta). Solo es cuestión de utilizar una fruta como el pomelo o la naranja.

Conoce: 7 secretos de las parejas sexualmente satisfechas

Una técnica muy placentera

El pomelo debe estar a temperatura ambiente. Retíralo de la nevera al menos dos horas antes de la práctica, ya que si lo usas frío puede ser molesto para el hombre. Te recomendamos que no lo pases por el microondas o el horno para calentarlo, puede provocar quemaduras o dolor en el pene y arruinar la diversión.

Mujer con un hielo en la boca

Aunque seas fanática del sexo espontáneo, te aconsejamos que en este caso lo organices con un poco de anticipación. ¡Es solo cuestión de dejar el pomelo en la encimera!

Con el cuchillo corta ambos lados de la toronja, de manera que quede una rodaja gruesa y jugosa. Luego abre un agujero en el centro, del tamaño aproximado del pene de tu pareja.

Ahora empieza lo divertido y placentero: coloca la rodaja de pomelo alrededor del pene, lo más abajo posible. Luego practica el sexo oral como de costumbre, pero al mismo tiempo subiendo y bajando la fruta. Puedes jugar con la velocidad y con la boca para que la experiencia sea superior.

Como inconveniente de la técnica del pomelo podemos indicar que, si no se coloca una toalla debajo, toda la cama (o donde estés practicando el sexo oral) quedará manchada con el zumo y la pulpa.

Por otra parte, para algunos hombres el primer contacto con este cítrico es de ardor, sobre todo si tiene alguna herida. Y por supuesto, que al terminar deberá darse una ducha para quitarse los restos de pomelo del vello púbico.

No olvides que si bien está bueno innovar y sorprender, siempre es preciso consultar con la pareja si está de acuerdo en realizar alguna práctica específica. O bien, preguntarle cómo se siente, si está cómodo o si le agrada lo que estáis haciendo.

Más técnicas para practicar sexo oral

Además de la técnica del pomelo, que es muy placentera y divertida, podemos aprovechar la forma de ciertas frutas y verduras para mejorar nuestra técnica de felación. No hace falta tener pareja para tomar clases y entrenar tu capacidad bucal.

Mujer con una piruleta en la boca

Para comenzar, podemos elegir un chocolate de esos que tienen forma alargada. El problema de usarlo es que enseguida se derrite al contacto con la saliva. Para retrasar ese efecto, colócalo en el refrigerador un par de horas.

Una opción muy popular es el plátano o banana. Algunos la usan sin pelar para aprender cómo colocar un condón (tanto sea con la mano o con la boca). Y, por supuesto, se puede quitar la cáscara para simular que se practica sexo oral.

Dentro de las verduras tenemos varias opciones: una zanahoria o un pepino, siempre y cuando estén bien lavados y pelados. Y, si es verano, ¿por qué no aprovechar los helados para seguir practicando? Si puedes superar la sensación de frío en la boca, por supuesto.

Para aquellos amantes de las golosinas, una paleta de caramelo puede ser también una muy buena idea. E incluso ese sabor a fresa puede servir para darle un beso apasionado a tu pareja e invitarle a que la diversión continúe entre las sábanas.