Que la tos no te haga sufrir más: ¡Prueba estos 5 remedios naturales!

Aída Campos · 3 agosto, 2017
Además de ayudarnos a aliviar la tos, estos remedios naturales nos ayudan a desinflamar las vías respiratorias y refuerzan nuestro sistema inmunitario para acelerar la recuperación

La tos es una respuesta de tu cuerpo cuando se obstruyen las vías de respiración, ya sea a causa del polvo, el aire contaminado o el polen.

También puede ser consecuencia de la presencia de un virus o bacteria en tu organismo.

Los dos tipos de tos más comunes son:

  • Tos seca: Cuando no presenta mucha mucosidad y provoca sensación de sequedad e irritación en la garganta.
  • Tos productiva: Cuando se presenta abundante producción de mucosidad. A diferencia de la tos seca, se debe estimular la tos para expulsar la flema que bloquea las vías respiratorias.

Según el tipo de tos manifestada, deberás escoger el tratamiento que mejor se ajuste a tu caso.

Por lo general, hay muchas plantas medicinales que nos pueden ser de gran ayuda gracias a sus propiedades paliativas cuando se presenta tos.

Dichas plantas presentan componentes que refuerzan tu sistema inmunitario o permiten desinflamar las vías respiratorias. El agua caliente, por su parte, alivia el ardor de una garganta irritada.

En el siguiente espacio queremos compartir una recopilación con las mejores infusiones de plantas medicinales para curar la tos.

1. Infusión de manzanilla para aliviar la tos con flema

Manzanilla-Infusion

La manzanilla es una de las plantas medicinales favoritas por su sabor y sus beneficios.

Actualmente, los expertos reconocen sus propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas las cuales permiten reducir la tos.

Una infusión de manzanilla es justo lo que necesitas tomar, al menos, dos veces al día, para curar la tos.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de flores de manzanilla trituradas (40 g)
  • 1 ½ taza de agua caliente (375 ml)
  • 3 cucharadas de jugo de limón (30 ml)
  • 1 cucharada de miel de abeja (25 g)

Preparación

  • Calienta el agua, y cuando esté hirviendo, baja la llama a fuego lento y agrega las flores de manzanilla trituradas.
  • Espera 5 minutos o hasta que el agua se torne oscura.
  • Apaga la llama y dejar reposar por 3 minutos.
  • Con ayuda de un colador filtra la infusión para separar los residuos.
  • Agrega el jugo de limón y la miel y mezcla con una cuchara.
  • Toma pequeños sorbos, pero asegúrate de que la temperatura no esté muy alta.

Ver también: Infusión de manzanilla para aliviar las infecciones del tracto urinario

2. Infusión de tomillo para la tos con flema

La hierba del tomillo tiene una acción expectorante ideal para estimular la eliminación de la flema acumulada.

Por esta razón, al cabo de unos días de ingerirlo regularmente, notarás una mayor expulsión de mucosidad y una mejoría en tu respiración.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de hojas de tomillo, preferiblemente frescas (10 g)
  • 1 cucharada de jugo de limón (10 ml) (opcional)

Preparación

  • Hierve el agua, añade el tomillo y deja que infusione durante 5 minutos.
  • Apaga el fuego y deja reposar durante 5 o 10 minutos antes de beber.
  • Si lo deseas, puedes añadir unas gotas de limón.

3. Infusión de jengibre y miel para ambos tipos de tos

Canela jengibre y miel

El jengibre es una planta medicinal con propiedades expectorantes la cual te permitirá despejar las vías nasales.

Por otro lado, la miel es un remedio casero con beneficios antisépticos útiles para combatir los virus y las bacterias causantes de enfermedades respiratorias.

Ya sea que necesites aliviar los síntomas de una tos seca o provocar la expulsión de flema, puedes probar esta receta.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de jengibre picado (10 g)
  • 1 cucharada de jugo de limón (10 ml) 
  • 1 cucharada de miel de abeja (25 g)

Preparación

  • Calienta el agua en un recipiente y añade el jengibre picado.
  • Permite que el agua hierva durante 3 minutos y apaga el fuego.
  • Vierte el líquido en una taza. Te recomendamos dejar los pedacitos de jengibre, los cuales puedes masticar. No obstante, si no lo deseas, usa un colador para filtrar.
  • Añade el limón y la miel y mezcla con una cuchara.
  • Bebe a temperatura media, al menos, dos veces al día

4. Leche con canela y miel para la tos seca

La infusión de canela es recomendable para tomar antes de dormir, ya que aliviará la inflamación de garganta, y te permite conciliar el sueño.

Ingredientes

  • 1 taza de leche de almendra o de coco (250 ml)
  • ½ cucharada de canela en polvo (3 g) 
  • 1 cucharada de miel de abeja (25 g)

Preparación

  • Calienta la leche con llama baja, sin que llegue al punto de ebullición.
  • Agrega la canela y revuelve por 3 minutos.
  • A continuación, apaga el fuego y permite reposar durante unos minutos.
  • Sírvela en una taza, agrega la miel y mezcla bien.

5. Infusión de eucalipto para la tos seca

Aceite de eucalipto

Las hojas del árbol de eucalipto actúan como un inhibidor de la irritación bronquial, por lo cual se recomienda utilizarlo cuando se presenta una tos seca.

Además, desprende un olor mentolado y fresco el cual produce una sensación de alivio en la nariz y garganta.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas frescas de eucalipto (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml) 

Preparación

  • Corta las hojas de eucalipto en pequeños trocitos.
  • Calienta el agua en un recipiente y, cuando esté hirviendo, agrega el eucalipto.
  • Tapa el recipiente y déjalo reposar por 5 minutos.
  • Sirve en una taza, con ayuda de un colador para retirar el residuo de las hojas.
  • Cuando se enfríe un poco, toma pequeños sorbos.