La vida es algo más que hacer “listas de tareas”. Descubre por qué

Valeria Sabater 8 abril, 2015

“La lista de la compra, la lista de las tareas pendientes para mañana, la lista de proyectos que debemos entregar, la lista de gastos, de deudas, la lista de los alimentos que debemos eliminar para no engordar …” Estas son costumbres que muchas de nosotras solemos hacer casi a diario, hábitos erróneos que nos obligan, de algún modo, a no tomar conciencia de lo que es verdaderamente importante.

La vida es algo más que hacer “listas de tareas” y hoy queremos concienciarte de ello. Estamos seguros de que vas a estar de acuerdo con estas ideas, así que, ¿por qué no ponerlas en práctica hoy mismo?

¡Con todo lo que nos queda por hacer!

Para comprender fácilmente lo que queremos explicarte, vamos a empezar por un sencillo ejemplo. Hoy al levantarte te has propuesto como meta que, al final del día, quieres ir a relajarte una hora a la playa o la piscina; llevas muchos días con bastante estrés y quieres darte un pequeño capricho.

No obstante, antes de que llegue ese momento, tienes que hacer muchas cosas: ir al trabajo, recoger a los niños, llevarlos a sus actividades extraescolares, ordenar la casa, hacer las compras, quedar con tus hermanas para arreglar un asunto, acompañar a tu pareja, preparar cosas para el día siguiente… Al final, estás tan cansada que decides que, tal vez, es mejor dejar lo de la piscina para otro momento.

Ocurre lo mismo con otros proyectos. Puede que siempre hayas soñado con hacer esa carrera universitaria, con estudiar un idioma, con tomarte unas vacaciones… Sin embargo, “siempre hay muchas cosas que hacer antes de eso”.

Y lo sabemos. Las obligaciones son las obligaciones y debemos cumplirlas, no cabe duda. No obstante, hay prioridades y prioridades. En ocasiones, esas “listas de tareas” lo que hacen, en realidad, es quitarnos calidad de vida. Tal vez sea momento de pensar en ello y de deducir qué es verdaderamente importante y qué no.

Lo primero es lo primero

Autoconfianza

¿Qué es lo que de verdad importa en esta vida? Tu familia y tú. No obstante, dentro de la etiqueta “familia”, también podemos establecer prioridades. Es posible que alguna persona te cause más dolor que bienestar. Existen familiares tóxicos que anteponen sus necesidades a las tuyas. En ese caso, también es necesario que hagamos un pequeño ejercicio de introspección para tomar decisiones.

Nuestras “listas de tareas” deben tener siempre una finalidad, hacerte la vida más fácil y no complicarla más aún. De ahí que sea vital ser objetivas y pensar siempre en nuestro bienestar. Hay cosas que debemos cumplir, pero habrá otras que, lejos de darnos felicidad, nos producen auténtico estrés.

Muchos psicólogos nos advierten de algo realmente interesante:

  • Las personas vivimos en la sociedad de la multitarea y del cansancio. Es decir, muchos cumplimos en el trabajo, luego acudimos al gimnasio, luego realizamos las tareas de casa, llevamos a los niños a sus cumpleaños, a sus actividades complementarias, quedamos con esas compañeras que no nos caen “especialmente bien”… ¡Hacemos de todo por los demás y poco por nosotras mismas!
  • Es como si el único pecado fuera justo ese, el “no hacer nada”.
  • Debemos aprender a economizar nuestras “listas de tareas” a lo que es verdaderamente importante: Tú.

Las auténticas “listas de tareas”

autoconfianza

Así es, existen “listas de tareas” que son realmente saludables y beneficiosas. Te explicamos qué deben incluir:

1. Lo que te hace feliz

A lo largo del día tienes tareas esenciales que cumplir, pero recuerda incluir en ellas aspectos que te van a ayudar, a ti, a sentirte feliz y realizada.

2. Lo que no debes hacer

Sabes lo que debes hacer a lo largo del día pero, ¿tienes claro lo que no debes hacer o permitir? No te dejes dominar por quienes te rodean. Actúa siempre de modo asertivo, expresando lo que quieres y lo que no estás dispuesta a permitir. No quedes con personas que no te caen bien, ni te veas obligada a hacer cosas que van en contra de tus valores.

3. Cosas que afrontar

Estamos seguros de que, en tu vida, habrán varias cosas que necesites afrontar para ser un poco más feliz. Tal vez sea hora de decirle a tu jefe que necesitas vacaciones o un aumento de sueldo, o puede que no te atrevas aún a decirles a tus padres que te incomoda que estén tan pendientes de ti, que no te dejen espacio o intimidad.

Afronta tus problemas: ellos son tus verdaderas “listas de tareas”.

Te puede gustar