Labios agrietados: posibles causas y cuidados

9 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
En caso de que, aún aplicando las medidas aquí mencionadas y manteniendo un estilo de vida saludable continúes teniendo los labios agrietados y lesionados y además experimentas otras molestias, consulta con tu médico. 

La mayoría de las personas, en algún momento de sus vidas, tiene los labios agrietados y resecos, como consecuencia del frío o la falta de hidratación. Entonces, con beber un poco de agua y aplicarse un poco de cacao en los labios suele ser suficiente. Sin embargo, en ocasiones la molestia puede persistir porque no se está atendiendo la causa que la genera.

Los labios agrietados pueden resultar muy molestos porque, además de hacernos conscientes de la sensación de resequedad y la tensión en esta zona tan delicada, pueden presentar lesiones varias que, aún cuando ya hayan cicatrizado, incomodan.

¿Por qué los labios se resecan y se agrietan?

Estas son los principales factores que pueden causar irritación y resequedad en la piel de los labios:

  • Frío: el viento frío en invierno puede causar grietas en los labios, ya que la piel de los mismos carece de glándulas sebáceas. Por lo tanto, la piel de los labios no puede producir aceites naturales para protegerse del frío y se irrita fácilmente.
  • Rayos UV: la piel de los labios también es muy sensible a los rayos ultravioletas del sol y pueden aparecer grietas, quemaduras y otras lesiones si te expones sin protección.
  • Deshidratación: es una de las causas más frecuentes de sensación de resequedad en los labios. Si el organismo no recibe suficiente agua, la piel pierde elasticidad y los labios se agrietan.
  • Reacciones alérgicas: algunos productos cosméticos y ciertos alimentos pueden ser la causa de que aparezca irritación y grietas en los labios.
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos.
  • Falta de vitaminas: algunas vitaminas (como las A, B, C, E) son esenciales para mantener la buena salud de la piel, incluida la piel de los labios, por supuesto.
  • Tabaco o comer chicle: cualquier elemento que esté en permanente contacto con los labios puede causar irritación.
  • Enfermedades subyacentes: si encuentras que ninguno de los factores mencionados anteriormente es la causa de la resequedad en tus labios, consulta a tu médico, pues podría ser un síntoma de una enfermedad subyacente (diabetes, enfermedades autoinmunes, entre otras).

¿Cómo evitar que los labios se resequen?

Para aliviar los labios agrietados, es recomendable tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

Beber suficiente agua

Beber agua para los riñones

Una de las principales causas de labios agrietados es la deshidratación. Por lo tanto, beber de 8 a 10 vasos de agua diariamente ayudará a evitar que tus labios se resequen. Bebe aún más agua luego de hacer ejercicio, en días calurosos o si tienes diarrea.

Aplicar bálsamos protectores

Existen barras labiales que contienen manteca de cacao, filtro solar, vitaminas y aloe vera. Este tipo de bálsamos pueden ayudarte a evitar que tus labios se agrieten debido al frío o a los rayos ultravioletas, entre otros factores.

Te interesa: Bálsamo labial casero de lavanda y caléndula para labios secos y sensibles

Elegir una línea de cosméticos que sea hipoalergénica

Generalmente los lápices labiales pueden provocar alergias e irritación. Si notas que al aplicarte alguno hay algún tipo de reacción, elimínalo inmediatamente y no vuelvas a usarlo.

Consulta siempre a tu médico

Las grietas en tus labios pueden ser el efecto secundario de alguna medicación que estás tomando o algún otro problema subyacente. Por ello, antes de suspender el medicamento o tomar cualquier acción drástica, lo más recomendable es que consultes con tu médico.

  • Guerra-Tapia, A. (2013). Cómo elegir el mejor tratamiento emoliente de la piel seca. Piel. https://doi.org/10.1016/j.piel.2013.02.001
  • Merino, J., & Noriega, M. (2011). La piel: Estructura y Funciones. Universidad de Cantabria.