Lactancia mixta: todo lo que debes saber

20 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
La lactancia mixta ocurre cuando el bebé se alimenta del pecho de la madre y de fórmulas lácteas. Sin embargo, este tipo de alimentación acarrea algunos efectos indeseados. En este espacio los detallamos.
 

Dar el pecho es la forma más común para alimentar a los bebés, pero en muchos casos la alimentación del bebé puede combinarse con leches artificiales. Te contamos todo lo que debes saber sobre la lactancia mixta.

La recomendación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que la lactancia materna exclusiva se sostenga hasta los 6 meses de edad, ya que la leche materna tiene todos los nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé. Pasado este tiempo, se puede iniciar la alimentación complementaria.

Sin embargo, en muchos casos esto no es posible y se produce una lactancia mixta. Es decir, el bebé se alimenta tanto del pecho de la madre como de fórmulas lácteas

¿Por qué surge la lactancia mixta?

Hay muchas situaciones que llevan a las madres a combinar la lactancia de sus bebés. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Las madres manifiestan que el bebé no se llena lo suficiente con la leche que producen y, además, desconocen los beneficios de la leche materna.
  • Falta de estimulación para la producción de leche.
  • Desconocimiento sobre la manipulación correcta del método para extraer la leche y mantenerla refrigerada de forma adecuada.
  • Por practicidad de la misma, ya que amamantar requiere tiempo y un espacio adecuado.
Lactancia materna
La lactancia mixta puede ocurrir a raíz del desconocimiento de cómo estimular la producción de leche materna.
 

Lee también: Los cuidados en los primeros meses del bebé

¿Qué beneficios puede tener la lactancia mixta?

En muchos casos, hay ciertos problemas digestivos que requieren el uso de fórmulas adaptadas, ya que ayudan a corregir algunos problemas, como sucede en niños prematuros o con tendencia al reflujo. En estos casos ayudan a la mejoría de los síntomas, ya que están diseñadas para evitarlos.

Controlar el peso del bebé

Cuando el niño tiene ciertas dificultades para ganar peso, lo ideal es pensar en la correcta nutrición, lo que muchas veces significa incorporar la fórmula que más se adapte. Esto se debe a que los bebés necesitan una hidratación controlada, y las fórmulas son muy apropiadas.

Por toma de medicamentos

Existen ciertos medicamentos que puede que la madre consuma, que tienen la característica de pasar a la leche materna. En estos casos se recomienda dejar de amamantar y recurrir exclusivamente a las fórmulas, hasta que la medicación cese.

Los problemas de la lactancia mixta

La lactancia mixta puede traer consigo algunos inconvenientes. Por eso, en la medida posible, lo ideal es mantener la lactancia materna por el tiempo recomendado por la OMS. Asimismo, el uso de fórmula debe estar supervisado por el profesional en pediatría para evitar complicaciones en el bebé. ¿Qué puede causar?

El bebé puede tener preferencias

Generalmente, el bebé rechaza el biberón, ya que la toma al pecho no solo le aporta alimento, sino que existe un vínculo afectivo. No obstante, puede darse un caso contrario, pues el bebé empieza a preferir el biberón porque necesita menos fuerza para succionar.

 

Incluso, en muchos casos, el niño rechaza el pecho porque le cuesta trabajo succionar. Para evitarlo, existen tetinas  diseñadas para que le cueste lo mismo succionar del biberón o del pecho materno.

Los problemas de la lactancia mixta
Las dificultades para succionar pueden hacer que el bebé rechace el pecho.

La cantidad de leche materna no se ajusta al crecimiento del bebé

Cuando las necesidades del niño aumentan con el tiempo, es habitual, o más sencillo, aumentar la cantidad de leche artificial, antes que esperar a que se aumente la producción de leche materna. Por lo tanto, según pasen los meses, la cantidad de leche materna que el bebé toma será menor en relación con la de leche de fórmula.

Descubre: La microbiota del recién nacido

Baja la producción de leche materna

Como ya mencionamos, al dar menos el pecho disminuye la estimulación de producción de leche, de manera que puede que la lactancia exclusiva tenga que finalizar antes de lo que se tenía pensado. Para evitar esto, el uso de fórmulas debería darse lo menos posible, dejándolo para ocasiones puntuales.

Problemas bucales

Varios estudios sugieren que cuando el bebé es alimentado con el biberón no puede realizar los movimientos fisiológicos de la mandíbula, ya que debe controlar la cantidad de leche que ingiere para evitar ahogos y poder tragar, lo que no pasa si es amamantado.

 

La falta de un movimiento muscular correcto, disminuye la estimulación del crecimiento y la forma de la boca, y condiciona la aparición de futuros problemas.

Lactancia mixta: ¿qué debe quedar claro?

No debemos olvidar que la alimentación con pecho materno hasta los seis meses de vida es importante, no solo para el crecimiento infantil, sino también por sus beneficios en la protección contra enfermedades infecciosas y respiratorias.

Sin embargo, la combinación de la lactancia materna con fórmulas puede tener algunos beneficios, como los mencionados, siempre que se use en casos puntuales.

 
  • Merino Morras1 E. Lactancia materna y su relación con las anomalías Dentofaciales. Revisión de la literatura. Acta Odontológica Venezolana. 2003;41(2):154-8.
  • Todo lo que necesitas saber sobre la lactancia mixta [Internet]. Natalben. [citado 27 de abril de 2020]. Disponible en: https://www.natalben.com/lactancia-mixta
  • Velásquez-Barahona G. Comparing the weight gain of premature babies fed exclusively on breast milk (emphasising hindmilk) to that of those receiving mixed breastfeeding and those fed on human breast milk substitutes. Rev FACMED. 2014;62:29-34.