Las 10 alergias de la piel más comunes

Al identificar los primeros síntomas de la alergia, debemos limpiar la zona con agua y jabón neutro y evitar cualquier contacto con el desencadenante. Si los síntomas se agravan, será necesaria una consulta médica cuanto antes.

Las alergias pueden complicarnos la vida en muchos sentidos. Por esa razón, es importante estar al tanto de las erupciones de la piel que se puedan presentar. Aprende sobre las diez alergias de la piel más comunes, cómo identificarlas y las medidas adecuadas para evitar que te afecten.

Cómo saber identificar los primeros síntomas de las alergias

Es importante estar alerta a los primeros síntomas de un episodio de alergia. Estos suelen ser: enrojecimiento, picazón, ardor y pequeñas ronchas.

Si los identificamos, debemos limpiar el área con agua y jabón neutro, además de evitar cualquier contacto con lo que nos produce alergias. En caso de que los síntomas sean muy graves, se debe acudir con el dermatólogo o alergólogo.

Las alergias más comunes que afectan a la piel

1. Perfumes y fragancias

Los perfumes y las fragancias son una de las causas más comunes de alergias en adultos. Estos productos abarcan una gran cantidad de opciones: jabones, lociones para el cuerpo, champús, productos de limpieza del hogar, toallitas húmedas, entre otros.

Se puede dar el caso de que incluso aquellos productos etiquetados como ‘sin perfume’ puedan causar dermatitis por contacto. Si te das cuenta de que algún producto con fragancia te causa reacciones alérgicas, cambia a productos con aceites naturales u otros libres de fragancia.

Te puede interesar: ¿Estás echando bien el perfume?

2. Níquel

Otra de las alergias que más atienden los dermatólogos es al níquel. Este metal es usado para crear joyería de fantasía, algunas piezas con oro y piercings.

Las reacciones más comunes se dan en los oídos, debido a los aretes de níquel, y pueden presentarse en el primer contacto o después de mucho uso. Otros productos que usan níquel son: relojes, armazones de lentes, cierres, botones, cinturones, mancuernillas, etc.

3. Látex

Cada vez es más común encontrar alergias provocadas por el látex. Esto se debe a que la cantidad de productos que lo tienen como base ha crecido considerablemente en el último tiempo.

Este material es usado para hacer guantes, balones, ropa, cintas para el pelo, condones y muchos otros productos. Los síntomas de la alergia al látex van desde pequeñas ronchas o enrojecimiento de la piel hasta dificultad para respirar y vómitos.

4. Tinte de pelo

pelo-con-volumen

Las alergias por contacto con tinte de pelo se originan por la sensibilidad a la parafenilenodiamina (PPD), químico común en los tintes que debe mezclarse con otras sustancias antes de ser aplicado.

Para evitar las molestias de esta alergia, se debe realizar la prueba de sensibilidad tal y como lo indica el empaque. El PPD también se puede encontrar en otros tintes, como la henna negra temporal. Los síntomas más frecuentes incluyen picazón, dolor e hinchazón.

5. Hiedra venenosa

La hiedra venenosa es una hierba muy común que contiene urushiol, un aceite que causa alergias en gran parte de la población. Esta alergia se presenta en forma de erupciones, ampollas, enrojecimiento, urticaria y picazón en la piel.

El urushiol es una sustancia pegajosa, característica que facilita su esparcimiento. Las molestias se pueden tratar en casa, lavando la zona afectada con abundante agua fría y usando antihistamínicos.

Lee también: 5 remedios caseros para tratar la dermatitis de contacto

6. Telas y tejidos

Aunque mucha gente cree ser alérgica a la lana, este material en su estado puro no causa alergias. Lo que pasa en este caso es que la textura provoca irritaciones que se pueden confundir con una alergia.

En cambio, los materiales textiles que provocan alergias son los derivados de resinas de formaldehído. Este material es uno de los componentes básicos de las prendas elásticas, a prueba de agua, arrugas y encogimiento.

Los síntomas de la alergia a los formaldehídos son quemaduras, ronchas e hinchazón.En caso de que experimentes estos síntomas, procura cambiar tus prendas por unas de algodón, poliéster, nylon o acrílicos libres de formaldehídos.

En algunas ocasiones, cuando la alergia es ligera, los síntomas disminuyen o desaparecen después de lavar la prenda varias veces.

7. Cosméticos

Herpes-labial

Las alergias a los cosméticos pueden deberse a las fragancias, aunque también suelen ser ocasionadas por los conservantes añadidos. La irritación de la piel es un problema común que puede padecer cualquiera y en cualquier momento si el cosmético está caducado o es de mala calidad.

Sin embargo, si constantemente se presenta enrojecimiento, hinchazón y erupciones, es probable que haya una alergia a ciertos elementos como formaldehídos, parabenos o timerosal. Si experimentas alguna alergia a cosméticos, es importante que dejes de usarlos y que pruebes gradualmente hasta encontrar los cosméticos adecuados para tu piel.

8. Medicamentos tópicos

Las cremas antibióticas y los ungüentos que se suelen usar para tratar cortadas y otras molestias contienen neomicina, un ingrediente que puede producir alergias que van de ligeras a muy severas.

Los medicamentos que contienen neomicina pueden provocar desde irritación o resequedad hasta ronchas en la zona de contacto. Si sospechas que eres alérgico a la neomicina, es recomendable acudir al alergólogo para que realice una prueba de alergias y lo confirme.

Una vez que estés seguro de tener esta alergia, deberás avisarle a tu médico y a tu dentista para que eviten estos productos al tratarte.

9. Protector solar

Los protectores solares que usamos pueden provocar efectos contrarios a los que buscamos si somos alérgicos a ellos y nos exponemos al sol. Puede sonar raro, pero algunos químicos usados en estos productos cambian negativamente a alérgicos cuando entran en contacto con el sol.

Los químicos causantes de estas alergias son el ácido parabenzoico (PABA), las benzofenonas, la oxibenzona, los salicilatos y el ciclohexanol.

Algunas pieles son más resistentes y pueden no presentar ninguna molestia o solamente algunas muy ligeras. En cualquier caso, para evitar cualquier riesgo, puedes buscar protectores solares libres de estos compuestos.

10. Productos del hogar

Los productos del hogar que normalmente causan alergias son los que contienen solventes y adhesivos. Principalmente, algunos tipos de adhesivos muy fuertes y muy duraderos. Algunos ejemplos de estos productos son el diluyente de pintura, el removedor de esmalte de uñas y el carbón líquido para encendedores.

La mayoría de estos productos se caracterizan por generar irritaciones. Sin embargo, las pieles sensibles pueden desarrollar alergias si están en constante contacto con estos productos.

Alergia

En definitiva, nuestra piel se ve expuesta a agentes alérgenos casi de manera constante. La diferencia radica en que no todos los tipos de piel reaccionan frente a los mismos compuestos. En todos los casos, la prevención y el tratamiento temprano son vitales para frenar los síntomas.