Las 15 mejores hierbas medicinales

El aceite esencial de salvia mejora la concentración y puede ayudar en el tratamiento para evitar la pérdida de memoria asociada con la enfermedad de Alzheimer.

Son muchas las hierbas medicinales que tenemos a nuestra disposición. A continuación, os explicamos 15 de las más usadas.

Solamente recuerda que antes de utilizar alguna de estas hierbas medicinales debes consultar con tu médico sobre ello y seguir sus indicaciones.

15 hierbas medicinales

1. Cohosh negro

Es una alternativa natural a los medicamentos hormonales que disminuyen los síntomas de la menopausia, como los sofocos, los sudores nocturnos, los cambios de humor, la sequedad vaginal y las palpitaciones.

El cohosh negro también ayuda a aliviar el dolor relacionado con el síndrome premenstrual.

2. Ñame silvestre

Equilibra las hormonas y alivia las náuseas matutinas. Además, se cree que el ñame silvestre mejora la fertilidad femenina.

Lee también: Las 7 principales causas de la infertilidad femenina

Sin embargo, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, el ñame silvestre por sí solo no produce progesterona en el cuerpo y, por lo tanto, no tiene ningún efecto sobre la fertilidad.

3. Cola de león

La cola de león se suele utilizar para remediar la ansiedad o el insomnio, ya que actúa como calmante. De la misma manera, es un buen antiarrítmico y mitiga las taquicardias y las palpitaciones.

También se utiliza para las alteraciones del ritmo cardíaco de origen nervioso y como coadyuvante en hipertiroidismo.

4. Salvia

Ayuda a la digestión, el asma, las infecciones bacterianas y fúngicas. Además, también es útil en:

  • Mordeduras.
  • Calma y estimula el sistema nervioso.
  • Alivia los resfriados y la tos.

El aceite esencial obtenido a partir de salvia mejora la concentración y puede desempeñar un papel en los métodos de tratamiento para la pérdida de memoria asociada con la enfermedad de Alzheimer.

5. Verbena azul

Verbena

 

Es una planta que actúa como calmante para el dolor y tranquilizante natural. Por su parte, es un expectorante utilizado para tratar la bronquitis crónica y un antirreumático utilizado para tratar de remitir el dolor articular.

6. Ginseng

El ginseng se utiliza como un tónico general por los herbolarios occidentales modernos, así como por los médicos tradicionales chinos.

Se piensa que estimula y fortalece el sistema nervioso central en casos de fatiga, esfuerzo físico, la debilidad de las enfermedades y lesiones y el estrés emocional prolongado.

La afinidad del ginseng con el sistema nervioso y su capacidad para promover la relajación hace que sea útil para las condiciones relacionadas con el estrés, como el insomnio y la ansiedad.

7. Schizandra

Se utiliza para prevenir el envejecimiento prematuro, la regulación de azúcar en la sangre y la presión sanguínea.

Quizá también te interese leer: No te preocupes por envejecer, preocúpate por crecer

Otra aplicación es la estimulación del sistema inmune y mejorar la recuperación después de una cirugía.

8. Espino

El espino se usa para las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos como:

  • Insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Dolor en el pecho.
  • Latidos irregulares del corazón.

También se utiliza para tratar los cambios de la presión arterial, la arterioesclerosis y el colesterol alto.

9. Diente de león

EL diente de león se utiliza para aumentar la producción de orina y como un laxante, entre otros efectos en el organismo.

10. Vitex

Se utiliza para irregularidades del ciclo menstrual, síndrome premenstrual, y los síntomas de la menopausia.

También se utiliza para el tratamiento de fibroquísticos, la prevención del aborto involuntario en mujeres con bajos niveles de progesterona y el aumento de la leche materna.

11. Regaliz

Algunas personas usan estas hierbas medicinales de regaliz para el dolor de garganta, bronquitis, tos y las infecciones causadas por bacterias o virus.

El regaliz también se utiliza para ayudar a los tratamientos farmacológicos de  la artritis, lupus eritematoso sistémico y trastornos del hígado entre otras.

12. Jengibre

Jengibre encima de la mesa.

El jengibre se utiliza comúnmente para tratar varios tipos de problemas estomacales, incluyendo:

  • Mareo.
  • Náuseas.
  • Cólicos.
  • Malestar estomacal.
  • Vómitos después de la cirugía.

13. Ortiga

La raíz de ortiga se utiliza para enfermedades de las articulaciones, como un diurético y como astringente. Las partes altas se utilizan junto con grandes cantidades de líquidos en la “terapia de riego” para las infecciones del tracto urinario, inflamación del tracto urinario y cálculos renales.

Las partes aéreas también se utilizan para las alergias, fiebre del heno y la artritis.

14. Pie de león

Esta y otras especies han sido unas de las hierbas medicinales más utilizadas en la medicina popular en toda Europa. El pie de león ayuda a reducir los dolores asociados con la menstruación y también mejora el sangrado excesivo.

También tiene un papel que desempeñar en el alivio de los síntomas de la menopausia.

15. Hojas de frambuesa

hierbas medicinales

Las hojas de frambuesa roja se utilizan para trastornos de las vías gastrointestinales, incluyendo la diarrea. Además, también tienen propiedades en los trastornos del sistema respiratorio, incluyendo la gripe y la gripe porcina.

Otras aplicaciones son:

  • Problemas del corazón.
  • Fiebre.
  • Diabetes
  • Deficiencia de vitaminas.

También se utiliza para promover la sudoración, la orina y la producción de bilis. Algunas personas lo utilizan para la purificación de la piel y la sangre.

Como hemos dicho al principio, siempre debes acudir al médico antes de empezar cualquier tratamiento con estos remedios naturales, ya que sólo son complementarios a un tratamiento previamente establecido por un profesional.

  • Sáenz, D. (2004). Medicamentos, plantas medicinales y productos naturales. Medicina.
  • Sanfélix Genovés, J., Palop Larrea, V., Rubio Gomis, E., & Martínez-Mir, I. (2001). Consumo de hierbas medicinales y medicamentos. Atencion Primaria / Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. https://doi.org/10.1016/S0212-6567(01)70381-2