Descubre las 2 mejores infusiones naturales ricas en magnesio - Mejor con Salud

Descubre las 2 mejores infusiones naturales ricas en magnesio

El té blanco es fuente de magnesio y, a pesar de no ser tan conocido, tiene incluso más antioxidantes que el té verde.

¿Padeces deficiencia de magnesio? Es probable que no lo sepas, porque el déficit de este mineral tan importante para nuestro organismo no suele aparecer en los análisis de sangre normales. Está claro que esto no debería ser así, puesto que el magnesio es ese elemento vital mediante el cual regular la estabilidad eléctrica de nuestras células.

Es posible que seas de esas personas que sufre dolor de cabeza muy a menudo, que padece dolores articulares y un cansancio inexplicable a lo largo de varias semanas. ¿Qué podemos hacer? Si tu médico no te ha podido explicar cuál es la causa de este estado, tal vez sería el momento de aumentar tus dosis de magnesio.

Siempre puedes consultar con tus doctores la necesidad o no de tomarte complementos a base de magnesio, los cuales suelen vender en las farmacias. Además, también sería recomendable que mejoraras tu dieta recurriendo a esos alimentos o plantas naturales ricas en este mineral.

Hoy, en nuestro espacio, queremos indicarte cuáles son las dos mejores infusiones que deberías tomar para mejorar tu nivel de magnesio. ¿Tomamos nota?

¿Cómo sé que padezco déficit en magnesio?

Cansancio

Antes de indicarte cuáles son esas dos infusiones que deberías incluir desde hoy mismo en tu dieta, es importante que sepamos identificar primero si padecemos una falta de magnesio. Puesto que, como hemos dicho anteriormente, no suele aparecer en nuestros análisis, deberemos ser nosotras mismas las que estemos atentas a los síntomas para tenerlo en cuenta, para decidir si debemos incrementar las dosis de este mineral. Toma nota:

  • Fatiga física y mental que se alarga más allá de un mes. No es algo temporal, sino que dicho cansancio es ya algo habitual en el día a día.
  • Nos cuesta concentrarnos.
  • Padecemos dolores de cabeza al menos 15 días al mes.
  • Dolor y tensión en los hombros, cuello y en la parte superior de la espalda.
  • Padecemos retención de líquidos.
  • Tics persistentes debajo de los ojos.
  • Tenemos días en que nos sentimos como enfadadas, con mucha ansiedad, sin razón aparente.
  • Problemas de sueño. Hay días que tenemos insomnio y en cambio otros, padecemos una incómoda somnolencia.

Descubre ahora cuáles son las dos mejores infusiones ricas en magnesio.

1. Té de rooibos

Propiedades-curativas-del-te-de-rooibos-1

Lo llaman el té mágico. ¿La razón? El té de rooibos es esa bebida natural rica en magnesio que no contiene teína, lo cual la hace ideal para todas las personas, incluidos los niños e hipertensos. Tiene además un delicioso sabor afrutado que viene muy bien a cualquier hora.

¿Quieres saber todo lo que puede hacer por ti el té de rooibos?

  • Es la planta natural más rica en magnesio. Además, tiene un alto contenido en zinc, hierro, cobre, potasio, manganeso, flúor, vitamina E, vitamina C, flavonoides…. La llaman también la bebida de los deportistas por su capacidad para restaurar las sales minerales perdidas durante el ejercicio o el esfuerzo físico. Es maravillosa.
  • Fortalece los huesos y los dientes.
  • Favorece nuestras digestiones.
  • Actúa como un buen antihistamínico en caso de que padezcas alergias.
  • Alivia dolores de garganta e inflamaciones de la boca.
  • Es un excelente diurético, ideal para depurar nuestro organismo.

¿Cómo preparo mi té de rooibos?

Ingredientes

  • Un vaso de agua (200 ml).
  • 1 cucharadita rasa de té de rooibos (3 g).
  • Una cucharada de miel (25 g).

Preparación

  • Empezaremos poniendo a calentar ese vaso de agua. Recuerda que para aprovechar mejor las propiedades de las infusiones siempre es mejor hacerlas en una tetera que no sea de aluminio. Las de cerámica o arcilla respetan mejor la composición de las plantas naturales.
  • Una vez tengas el agua bien caliente añade el té de rooibos y deja que se haga la cocción a lo largo de 15 minutos. Pasado ese tiempo, apaga el fuego y deja que repose otros 5 minutos.
  • Elige tu taza favorita, y añádele una cucharada de miel. ¡Delicioso! Puedes tomar entre dos y tres tazas al día.

2. El té blanco

Té-blanco-Teaposy-Flores-de-té

El té blanco es una delicia para los sentidos, el paladar y para nuestra salud. La verdad es que resulta curioso el hecho de que no sea muy conocido, a pesar de sus grandes beneficios y de ser una de las infusiones más ricas en antioxidantes, mucho más incluso que el té verde.

Además, es muy destacable el gran contenido de minerales del que dispone como, por ejemplo, el magnesio. No obstante, ten en cuenta también todos estos aspectos, los cuales terminarán de convencerte para incluir en tu dieta el siempre delicioso té blanco.

  • El té blanco protege y regula la producción de lípidos, por lo que es muy utilizado en la dietas de adelgazamiento.
  • Regula el colesterol y evita también el aumento del llamado colesterol malo o LDL.
  • Protege la dentadura, evitando que aparezcan caries.
  • Mejora los procesos de fatiga, decaimiento y desánimo, ya que actúa como un buen energético.
  • El té blanco tiene la mitad de teína que el té verde, por lo tanto, sus efectos secundarios son mucho menores.
  • Es uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza y tiene cuatro veces más polifenoles y catequinas que el té verde. Es pues ideal para luchar contra el envejecimiento prematuro.

¿Cómo preparo mi té blanco?

Ingredientes

  • Un vaso de agua (200 ml).
  • 1 cucharadita rasa de té blanco (3 g).
  • Una cucharada de miel (2 g).

Preparación

  • Empezaremos, como siempre, poniendo a calentar ese vaso de agua. Cuando empiece a hervir, añade el té blanco para dejar que se cueza unos 15 minutos. Pasado ese tiempo, permite que repose unos minutos y sírvetelo acompañado con un poco de miel. Puedes tomar dos tazas cada día. Te sentará realmente bien.