Las 3 mejores infusiones para mejorar tu función renal

Valeria Sabater · 2 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 13 enero, 2019
Mantener una buena hidratación es indispensable para el buen funcionamiento renal. Para ello, el agua siempre es la mejor opción, pero también podemos consumir algunas infusiones, de forma complementaria.

Como ya sabes, los problemas asociados a la insuficiencia renal crónica no siempre pueden curarse, de ahí la importancia de la prevención, de cuidar cada día de nuestra salud disponiendo siempre de la mejor información.

Para que sea óptima, la función renal necesita que mantengamos una adecuada calidad de vida en la que no debemos olvidar las revisiones médicas y mentalizarnos de que debemos cuidarnos. Beber agua es siempre importante.

Por eso, deberíamos vigilar al máximo qué alimentos ponemos en nuestra mesa, evitar el sedentarismo e introducir a nuestro estilo de vida, con moderación, algunos complementos naturales como las siguientes infusiones.

La función renal depende del consumo de agua

Tommaso Bochicchio, director de Nefrología del Instituto Mexicano de Trasplantes en Cuernavaca, apunta que: «una buena hidratación puede retrasar la aparición y el avance de patologías renales».

No es obligatorio beber dos litros de agua al día, pero sí es conveniente beber un mínimo de agua al día. Para saber qué tanta agua hay que consumir se debe tener en cuenta factores como: la edad, el sexo, el estado de salud, la actividad física diaria y la temperatura del ambiente.

El agua es el líquido más saludable. Ningún otro puede igualar su aporte, por lo tanto, es importante darle la prioridad que merece. Ahora bien, de manera complementaria es posible recurrir a ciertas bebidas hidratantes, elaboradas con ingredientes naturales, como las siguientes infusiones que vamos a proponerte.

Descubre: ¿Por qué la hidratación es tan importante?

1. Infusión de manzana y canela

Agua de manzana y canela

Ingredientes

  • 1 ramita de canela (3 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • La piel de una manzana.

Preparación

  • Lava la manzana y pélala. Utilizarás solo la cáscara en este caso.
  • Sumerge la cáscara de la manzana en un recipiente con agua mientras preparas el resto de los ingredientes.
  • Aparte, colocas el agua a hervir. Cuando alcance su punto de ebullición, le añades la rama de canela, tapas el recipiente y dejas infusionar durante unos minutos a fuego bajo.
  • Una vez se haya hecho la infusión, quita la tapa y añade la cáscara de la manzana.
  • Deja cocer unos minutos a fuego bajo, unos 15 aproximadamente.
  • Deja que repose otros 10 minutos el líquido.
  • Una vez tibio, sirve y consume con moderación. Por ejemplo, como parte de tu desayuno o merienda a media mañana.

2. Infusión de perejil

Perejil y clavos

Ingredientes

  • 1 cucharada de perejil seco (10 g).
  • 2 vasos de agua (400 ml).

Preparación

  • Coloca un par de vasos de agua a hervir en una olla.
  • Una vez el agua alcance su punto de ebullición, añade el perejil seco y apaga el fuego.
  • Tapa la olla y deja infusionar el perejil durante unos 15 minutos.
  • Pasado ese tiempo, deja que el líquido repose otros 15 minutos y, después, cuela todo el contenido para quedarte solo con la infusión.
  • Consume con moderación a lo largo del día.

3. Zumo de zanahorias con ortiga

Zumo de zanahoria para las úlceras estomacales

Ingredientes

  • 3 zanahorias.
  • 5 hojas de ortiga.
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Lava y pela las zanahorias. A continuación, córtalas en rodajas.
  • Coloca las rodajas de zanahoria en la licuadora junto con un poco de agua.
  • Procesa todo hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Aparte, pon a hervir una taza de agua. Cuando alcance su punto de ebullición, añádele las hojas de ortiga, tapa y deja infusionar unos minutos.
  • Una vez esté tibia, agrega la infusión de ortiga al zumo de zanahorias.
  • Procesa para integrar bien.
  • Sirve y disfruta.

Descubre: ¿Se pueden limpiar los riñones?

Nota final

Según los nefrólogos, una hidratación adecuada es indispensable para mantener una buena función renal. Por ello, es recomendable beber suficiente cantidad de agua al día (en función de la sed, las necesidades y del estilo de vida que se lleve).

Antes de iniciar comenzar a beber infusiones a base de plantas medicinales es importante consultar con el médico de cabecera. Hay que tener en cuenta que, para que resulten útiles y contribuyan con el bienestar, es imprescindible consumirlas de un modo adecuado. No hay que olvidar que algunas bebidas pueden estar contraindicadas en ciertos casos.

  • Lorenzo V. Hidratación en la Enfermedad Renal Crónica. Lorenzo V, López Gómez JM (Eds) Nefrología al Día. http://www.nefrologiaaldia.org/es-articulo-hidratacion-enfermedad-renal-cronica-93
  • Oluwatoyin I. Ameh, Lynette Cilliers, y Ikechi G. Okpechi, “A practical approach to the nutritional management of chronic kidney disease patients in Cape Town, South Africa”, BMC Nephrol. 2016; 17: 68.
  • Rumeyza Kazancioğlu, “Risk factors for chronic kidney disease: an update”, Kidney Int Suppl (2011). 2013 Dec; 3(4): 368–371.