Las 4 cartas de amor más bonitas en la historia

Las cartas de amor son, entre las formas de comunicación, las más románticas y efectivas que pueden existir. Conoce aquellas que han trascendido tiempo y fronteras.

Las cartas de amor son un testimonio de los más románticos que puedan existir en la historia. Lamentablemente con el auge de las nuevas tecnologías de comunicación es un hábito que se ha perdido.

Es muy difícil encontrar en la actualidad una pareja que se envíe cartas o simplemente deje notas de cariño. Todo se reduce a mensajes en un teléfono celular o una publicación en alguna aplicación. Pero, lo cierto es que cuando nos encontramos con estos recuerdos, todos nos emocionamos desde lo más profundo.

¿Qué son las cartas de amor?

Las cartas de amor son una manifestación de las más tiernas y románticas. Es una expresión de profundos sentimientos que queda plasmada por la eternidad. Asentar por escrito todas aquellas palabras que se dice a un ser querido, o esos pensamientos que surgen frente a cada recuerdo.

Escribir o recibir una de estas cartas es de lo más personal y satisfactorio que pueda acontecer en una relación. Incluso, hay muchas personas que no perdieron el hábito de sorprenderse con estos mensajes. Aumenta la autoestima, fortalece el vínculo y alegra las almas.

Ver también: La influencia del amor en el cerebro

4 cartas de amor de las más bonitas que se han conocido en la historia

Si creen que han visto y escuchado todo con respecto a hombres románticos, aún les falta por conocer estas maravillosas expresiones.

1. Van Beethoven a una mujer que conoció en un Balneario

“Aunque sigo en la cama, mis pensamientos van hacia ti, mi Amada Inmortal, primero alegremente, después tristemente, esperando saber si el destino nos escuchará o no. Yo sólo puedo vivir completamente contigo y si no, no quiero nadaSí, estoy resuelto a vagar por ahí, lo más lejos de ti hasta que pueda volar a tus brazos y decir que estoy realmente en casa contigo, y pueda mandar mi alma arropada en ti a la tierra de los espíritus. Sí, desgraciadamente debe ser eso. ¿Serás más contenida y prudente desde que conoces mi fidelidad hacia ti? A ninguna más poseerá mi corazón, nunca, nunca”.

¡Oh Dios! ¿Por qué tiene uno que ser separado de alguien a quien ama tanto?, y además mi vida es ahora una vida desgraciada. Tu amor me hace a la vez el más feliz y el más desgraciado de los hombres. A mi edad yo necesito una vida tranquila y estable, ¿puede existir eso en nuestra relación?

Cálmate, ámame, hoy, ayer, qué lágrimas anhelantes por ti, tú, tú, mi vida, mi todo, adiós. Continúa amándome, nunca juzgues mal el corazón fiel de tu amado. Siempre tuyo. Siempre mía. Siempre nuestros.”

Cartas de amor de Beethoven.

2. Jean Paul Sarte a Simone de Beauvoir

Tuvieron una relación pasional que pasó por todos los rincones sentimentales posibles. En la actualidad podría decirse, seguramente, que eran el ejemplo de una relación tóxica. Pero de igual manera su atracción mutua quedó plasmada en algunas cartas de amor.

“Intenta entenderme: te quiero mientras presto atención a las cosas que pasan. 

En Toulouse simplemente te quise.

Esta noche te quiero en una tarde de primavera. Te quiero con la ventana abierta.

Eres mía y las cosas son mías y mi amor altera las cosas a mi alrededor.

Y las cosas a mi alrededor alteran mi amor.”

3. Yoko Ono a John Lennon, en el aniversario número 27 de su partida

“Te extraño, John. 27 años han pasado y todavía deseo poder regresar el tiempo hasta aquel verano de 1980. Recuerdo todo, compartiendo nuestro café matutino, caminando juntos en el parque en un hermoso día y ver tu mano tomando la mía que me aseguraba que no debía preocuparme de nada porque nuestra vida era buena. No tenía idea de que la vida estaba a punto de enseñarme la lección más dura de todas. Aprendí el intenso dolor de perder a un ser amado de repente, sin previo aviso, y sin tener el tiempo para un último abrazo y la oportunidad de decir “Te Amo” por última vez. El dolor y la conmoción de perderte tan de repente está conmigo cada momento de cada día. Cuando toqué el lado de John en nuestra cama la noche del 8 de diciembre de 1980, me di cuenta que seguía tibio. Ese momento ha quedado conmigo en los últimos 27 años y seguirá conmigo por siempre”.

Aprende más: Decir “te quiero” en varios idiomas

Cartas de amor de Yoko Ono.

4. Gala a Paul Eluard, su marido

“Te amo únicamente a ti, no tengo nada; ni capacidad, ni inteligencia, nada, nada, tengo el amor. Es terrible. Y es por eso que si te perdiera me perdería a mí misma y ya no sería entonces Gala, sería una pobre mujer como hay miles y miles.Tienes que comprender que no tengo nada mío, tú me posees enteramente. Y si me amas cuidarás preciosamente tu vida, porque sin ti sería como un sobre vacío”

¿Cuál te parece más linda?

Te puede gustar