Las 4 mejores posturas para lesbianas

En el sexo cuesta innovar en cuanto a posturas se refiere. Pero no debemos olvidar que las posturas no lo son todo, simplemente son una manera de variar nuestras prácticas. Para salir de la rutina y añadirle algo diferente a tu relación, aquí van algunas propuestas.

La variedad de las posiciones a la hora de disfrutar del sexo entre chicas funciona tanto para profundizar las relaciones como para experimentar una buena noche.

En la variedad, indudablemente, está el placer y no hay nada mejor que disfrutar experimentando con esa persona que alborota nuestras hormonas. Sin embargo, la mayoría de la información que se genera va dirigida a la población heterosexual ¿y qué con las mujeres que quieren disfrutar con otras chicas? Pásatela bien aprendiendo las mejores posturas para lesbianas.

La oferta de una noche de pasión desenfrenada resulta irresistible para cualquier chica. Trae innumerables efectos y beneficios adicionales como el fortalecimiento de la relación de pareja, la profundidad de la sexualidad, un mayor conocimiento de lo que ambas partes disfrutan y un indudable mejoramiento de la autoestima.

Experimenta nuevas sensaciones y prepárate a disfrutar los orgasmos más increíbles de tu vida enriqueciendo el ámbito sexual con la aplicación de las 4 mejores posturas para lesbianas que puedes disfrutar.

La mano mágica

La mano mágica

La masturbación mutua es una de las principales elecciones a la hora de los juegos sexuales y la técnica conocida como “mano mágica” es muy placentera entre dos mujeres, tanto si hacen el amor por primera vez como si tan solo quieren pasar un buen rato o se trata de una pareja que quiere dar el paso a una mayor compenetración.

¿Cómo hacerlo?

  • Una de las amantes debe colocarse boca arriba en la cama con las piernas ampliamente abiertas.
  • La otra, se sube sobre ella y le introduce los dedos en la vagina, estimulando así sus zonas íntimas.
  • Con la mano libre, la que está montada puede estimular el ano o bien masajear los pechos de su amante de forma sugerente.

Visita este artículo: Practica sexo oral con la postura del 68

Tijeras

Tijeras

Se trata de una práctica muy conocida y preferida por buena parte de las parejas lésbicas, pero puede resultar incómoda si no se aprende un buen método para disfrutarla. Así que, es propicio que las amantes tengan en consideración estos pasos.

¿Cómo hacerlo?

  • Las dos mujeres se acuestan en la cama cara a cara y boca arriba con las piernas abiertas.
  • Unen sus vaginas usando sus piernas como punto de agarre y también para impulsar movimiento a sus cuerpos.
  • Rozan sus clítoris con movimientos que inician suavemente y se van intensificando de forma paulatina hasta que la fuerza del placer lleve al orgasmo.

Sexo facial

Sexo facial

Es una forma de practicar la conocida posición 69, una práctica sumamente divertida y satisfactoria.

¿Cómo hacerlo?

  • Una de las chicas se acuesta boca arriba y la otra se coloca encima, de tal manera que su clítoris quede a la altura de la cara de la primera.
  • La que se encuentra encima debe masturbar con sus dedos las partes íntimas de la primera, mientras que frota de forma compulsiva las suyas contra la cara de la que está tumbada.
  • Marca el ritmo del sexo oral y obtén un placer mucho mayor.

Lee también: 4 posturas para practicar sexo con la regla

El galope

El galope

El galope forma parte de las posturas que permiten el paso a la sensación del dominio y la sumisión que tanto placer generan en el momento de la intimidad.

¿Cómo hacerlo?

  • Una mujer afinca sus rodillas y manos en la cama asumiendo la conocida posición de perrito.
  • La otra chica la monta y frota su vagina contra los glúteos de la que está sometida, a la vez que masturba su vagina.
  • En esta posición, en concreto, una de las chicas debe tumbarse de espaldas a la otra, para que ésta pueda masturbar su zona íntima y el ano.

Es necesario experimentar métodos nuevos y no tener miedo a practicar cualquier posición. Las lesbianas pueden disfrutar del sexo de muchas maneras si tratan de conocerse un poco más y no se cohíben. No deben olvidar que las posturas no lo son todo si no van acompañadas del interés por que ambas partes disfruten.

Para estimular aún más el goce sexual y acompañar la intensa experiencia, existen numerosas herramientas a las que también pueden recurrir, entre juguetes, aceites de masaje, lubricantes de sabores y pintalabios con efecto calor para el sexo oral o vaselinas.

La variedad en el disfrute sexual no es una exclusividad de los hombres o de las parejas heterosexuales y con las mejores posturas para lesbianas el orgasmo está total y divinamente asegurado.

 

Categorías: Sexo Etiquetas:
Te puede gustar