Las 4 señales de que realmente amas a esa persona

Elena Martínez Blasco · 24 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 12 marzo, 2019
A veces pueden aparecer inseguridades o dudas en nuestros sentimientos. Por ello, te damos algunas claves para que pienses sobre tus sentimientos hacia esa persona. El amor lo es todo.

Existen pilares en la vida que son imprescindibles para todo ser humano. Uno de ellos es el sentimiento de amar y ser amado. Puede flaquear tu economía, tener épocas de debilidad y abatimiento, etc. pero si tienes amor, todo lo calma, todo lo cura. En este sentido, cabe preguntarse, ¿amas realmente a esa persona?

Descubre en este artículo las 4 señales para saber si es cierto ese sentimiento de amor que tienes o si tan solo es un capricho o simple deseo. Investiga y conócete por dentro. Atrévete a enfrentar tus miedos y a sincerarte contigo mismo sobre esos sentimientos de amor.

¿Y si no sientes lo mismo que tu pareja?

Mujer mirando un lago
Asume tus sentimientos y no te autoengañes. Solo así podrás analizar tu interior y lo que sientes por esa persona.

El primer paso es aceptar sin miedo la posibilidad de que lo que sientes no sea amor. Si eres capaz de asumir esa opción que podría acabar con la relación, ya has empezado a ser valiente y a dejar de autoengañarte. Nadie es culpable de no sentir la misma intensidad en el amor. A veces uno puede querer más y no podemos obligar ni forzarnos a sentir cosas que no están dentro de nosotros.

Dudar no es malo. Y, a veces, hay etapas de más distanciamiento que se dan en todas las parejas. Pero eso no significa que sea el punto final, sino tal vez solo una pausa. No te sientas culpable por reflexionar y estar más introspectivo sobre tus sentimientos. Lo importante, tanto si es para bien o para mal, es asumir la realidad de lo que sientes y no autoengañarse. Toma todo el tiempo que necesites para encontrarte.

Lee también ¿Sigues con tu pareja por pena, culpa o miedo?

4 señales de que realmente amas a esa persona

1. Amor hasta en el pensamiento

Mujer pensativa: realmente amas a esa persona
Cuando tu relación ocupa gran parte de tus pensamientos es que hay emociones muy fuertes.

Un indicio bien claro de que realmente amas a esa persona es cuando está de manera continua en nuestro pensamiento. El recuerdo une, atrae, evoca y alimenta las ganas de estar juntos. Una señal para disipar la duda sobre si amas a esa persona es cuando la recuerdas con claridad y tienes más ganas de verla.

Si por el contrario en tu pensamiento siempre anda la idea de estar con otra persona o, incluso, recuerdas a antiguas parejas, es posible que tu amor se haya esfumado. Este proceso de cambio suele ser gradual, por eso, es bueno prestar atención a nuestro comportamiento y pensamientos.

2. Tu pareja te potencia, no te resta

Tu pareja siempre va a conseguir que ofrezcas al mundo la mejor versión de ti mismo. Cuando amas a alguien te muestras tal y como en realidad eres. Sin el miedo de ocultar o disimular aspectos de tu personalidad.

Si hay verdadero amor tiene que ser recíproco y, por lo tanto, esa persona estará contigo justo por cómo eres. Sin disfraces ni apariencias ajenas a ti. Con respeto y, cuando surjan diferencias, también con paciencia. 

Con el amor surge en nosotros una tendencia a ser mejores personas, a evolucionar. El amor nos da un impulso energético cada día y esta es otra señal de que estamos enamorados.

Las ganas de emprender mil nuevos proyectos, la ilusión de decorar vuestra casa, de ir a cenar a vuestro restaurante preferido o de viajar juntos, etc. Son señales de que hay amor del bueno.

Lee también Hábitos para tener una pareja feliz

3. No hay inseguridades ni celos

Hombre mirando el móvil y pareja en la cama con expresión de enfado
En la pareja no debe haber inseguridad por los actos o sentimientos del otro.

El daño que pueden causar los celos en una pareja es devastador. Los celos, en el fondo, surgen de la falta de amor. Cuando uno confía en el otro, cuando hay auténtico respeto, no se necesita andar de detective y espiar a la pareja (redes sociales, teléfono móvil, bolsillos de la ropa…).

Si se alimentan desconfianzas, empezarán las dudas sobre la fidelidad y muchos otros pensamientos negativos que van a dañar vuestro amor. El que ama se entrega sin condiciones, se expone a ser herido y no paga con su actual amor las heridas que otros hicieron.

4. No te planteas si realmente amas a esa persona

El último punto es también una conclusión. Porque cuando realmente amas a esa persona no tienes la necesidad de preguntártelo. Te dejas llevar por todo lo bueno que te aporta y te acercas a la pareja cuando hay dificultades o sientes que lo necesita.

El tiempo vuela a su lado y, sin embargo, podéis estar separados sin ninguna dependencia. Hay confianza, paciencia, cariño y respeto. Y las discusiones se superan al tiempo que se fortalece la relación.

  • Perles, F., San Martín, J., Canto, J., & Moreno, P. (2013). Inteligencia emocional, celos, tendencia al abuso y estrategias de resolución de conflicto en la pareja. Escritos de Psicología / Psychological Writings. https://doi.org/10.5231/psy.writ.2011.0605
  • Díaz Bolaños, C. D., González Sosa, Y., Rodríguez Rodríguez, R. I., Rodríguez Trueba, J. C., Luján Henríquez, I., & Rodríguez-Mateo, H. (2018). Satisfacción familiar, comunicación e inteligencia emocional. International Journal of Developmental and Educational Psychology. Revista INFAD de Psicología. https://doi.org/10.17060/ijodaep.2018.n1.v1.1171
  • Rohmann, E., Führer, A., & Bierhoff, H. W. (2016). Relationship Satisfaction Across European Cultures: The Role of Love Styles. Cross-Cultural Research. https://doi.org/10.1177/1069397116630950