Las 5 mejores infusiones para una buena circulación

En caso de estar bajo un tratamiento farmacológico, es necesario consultar primero con el médico acerca del consumo de estas bebidas.

Es posible disfrutar de una buena circulación a diario mediante la puesta en práctica de un estilo de vida saludable y, adicionalmente, la ingesta de algunas bebidas naturales, como las infusiones que te comentaremos a continuación.

La circulación sanguínea desempeña un papel clave en la salud ya que es la responsable de transportar el oxígeno y los nutrientes a todas las células del cuerpo.

Por ello, tener una dificultad u obstrucción en el sistema circulatorio conduce a desarrollar una serie de trastornos que desmejoran la calidad de vida, cuando no se controlan a tiempo.

El sedentarismo y la mala alimentación son algunas de las principales causas de mala circulación. Estas producen síntomas como: retención de líquidos, fatiga, sensación de hormigueo, entre otros.

Y es que, al no existir una adecuada oxigenación del cerebro y demás órganos, es normal que el organismo no funcione como es debido. Por fortuna, existen algunas infusiones que, gracias a su riqueza nutricional, permiten mantener una buena circulación.

1. Infusión de cola de caballo

La infusión de cola de caballo es una bebida que previene el endurecimiento arterial y la acumulación de lípidos como el colesterol y los triglicéridos. Su consumo regular ayuda a reducir los trastornos de la circulación y prevenir la formación de trombos o venas varicosas.

Infusión de cola de caballo

Ingredientes

  • 1 litro de agua.
  • 2 cucharadas de cola de caballo (20 g).

Preparación

  • Coloca a hervir el litro de agua y, cuando llegue a ebullición, viértelo en una jarra con dos cucharadas de cola de caballo.
  • Déjalo reposar 5 o 10 minutos, cuélala y consúmela.
  • Bebe entre una y dos tazas al día.

2. Infusión de jengibre

La infusión de jengibre cuenta con una gran cantidad de nutrientes que mejoran la salud en muchos aspectos. Sus propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes mantienen la salud de los vasos sanguíneos y esto, ayuda a prevenir diversas molestias. También actúa como un tónico, capaz de proteger las paredes arteriales contra la acumulación de lípidos.

Ingredientes

  • 2 trozos de jengibre fresco.
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • Opcional: miel y zumo de limón.

Preparación

  • Introduce dos trozos de jengibre fresco en agua hirviendo y déjalo reposar por 10 minutos.
  • Antes de ingerirla le puedes añadir miel y limón para darle un sabor más agradable.
  • Bebe hasta tres tazas al día, mínimo dos semanas seguidas.

3. Infusión de corteza de sauce

La corteza de sauce se conoce como la aspirina natural, debido a su fuerte acción anticoagulante y su capacidad para mejorar la circulación. Su consumo regular ayuda a fluidificar la sangre y a evitar el desarrollo de patologías cardiovasculares.

Infusión de corteza de sauce

Ingredientes

  • 1 cucharadita de corteza de sauce (5 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Vierte la cucharadita de corteza de sauce en agua hirviendo y déjala reposar 10 o 15 minutos.
  • Consume una vez al día, 2 o 3 veces por semana.

4. Infusión de diente de león

La infusión de diente de león cuenta con cualidades diuréticas y depurativas que reducen la presencia de toxinas en la sangre. Su consumo regula los líquidos del cuerpo y reduce los problemas cardiovasculares asociados a la mala circulación sanguínea.

Ingredientes

  • 1 cucharada de diente de león (10 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Pon a hervir el agua y añádele la cucharada de diente de león.
  • Déjala a fuego mínimo durante dos minutos, retírala y pásala por un colador.
  • Bebe la infusión 2 veces al día. 

5. Infusión de romero

El romero es una de las hierbas más populares en la gastronomía. Por otra parte, esta planta cuenta con propiedades medicinales que vale la pena aprovechar. Su consumo en infusión supone un aporte significativo de antioxidantes.

Infusión de romero

Descubre: 7 superalimentos que reducen el colesterol

Ingredientes

  • 1 cucharadita de romero seco (5 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Coloca a hervir el agua, déjala hasta que llegue a ebullición y agrégale la planta.
  • Baja el fuego, deja hervir durante 5 minutos, apaga y ponlo a reposar otros 10.
  • Pasado este tiempo, cuela y consúmela.
  • Bebe una taza al día, cada tres días.

Consejos para tener una buena circulación

  • Antes de consumir estas bebidas, consulta con su médico acerca de ello. Siempre y cuando el profesional autorice su consumo, podrás beberlas con total seguridad.
  • Elige solo una de las infusiones aquí citadas, no combines varias infusiones a la vez para evitar efectos contraproducentes. Sobre todo, si estás bajo algún tratamiento farmacológico.
  • Si padeces de alguna insuficiencia o trastorno circulatorio, evita recurrir a estas bebidas como única forma de mantener una buena circulación. Recuerda que solo se trata de un complemento, no de una cura.
  • Evita salar demasiado tus comidas y, en la medida de lo posible, trata de reemplazar la sal por hierbas y otras especias. Recuerda que la sal favorece la inflamación y la molesta retención de líquidos.
  • Aumenta tu consumo de alimentos ricos en fibra, como la avena, entre otros. Asimismo, no olvides incluir varios vegetales en tu dieta para gozar de una buena circulación.