Las 6 mejores hierbas para reducir la presión sanguínea

Los remedios herbales no son un tratamiento de primera elección en caso de presión alta. Sin embargo, su consumo moderado puede servir como coadyuvante. ¿Cuáles son las opciones?

Para reducir la presión sanguínea es importante hacer cambios en el estilo de vida y mejorar los hábitos alimentarios. De hecho, en algunos casos, el médico prescribe ciertos medicamentos con el fin de evitar complicaciones. ¿Hay hierbas que ayudan a mejorarlo?

Pues bien, en la literatura popular hay varios remedios herbales que parecen servir como coadyuvantes en caso de presión sanguínea alta. No obstante, no son un sustituto para el tratamiento médico y deben emplearse con precaución. En este espacio te contamos más al respecto.

Cómo reducir la presión sanguínea

Los problemas de presión sanguínea o hipertensión se han convertido en uno de los trastornos cardiovasculares que está poniendo en riesgo la vida de millones de personas en todo el mundo.

Puede estar causada por la edad u otras patologías; en función de esto, se dice que es primaria o secundaria, respectivamente. En consecuencia, se debilita el músculo cardíaco y, a su vez, se compromete la salud de órganos como los riñones, el páncreas y el cerebro.

Además, cuando no se controla de forma oportuna, incrementa la posibilidad de sufrir ataques cardíacos, derrames cerebrales y otros trastornos graves que afectan la calidad de vida. Debido a esto es fundamental mejorar los hábitos de vida y recurrir a remedios cuyas propiedades faciliten su control.

En este sentido, coincidiendo con una publicación en la Clínica Mayo, es conveniente:

  • Reducir el exceso de peso corporal y la cintura.
  • Hacer actividad física regularmente.
  • Mantener una alimentación saludable, como la dieta DASH.
  • Limitar el consumo de sodio en la dieta.
  • Limitar la ingesta de alcohol.
  • Dejar de fumar.
  • Reducir el consumo de cafeína.
  • Dar un buen manejo al estrés.
  • Consultar al médico.

Esta última recomendación es importante, pues el médico tiene las facultades de establecer con precisión cómo están los niveles de presión sanguínea y si es necesaria la administración de fármacos. Aunque muchos casos pueden tratarse con soluciones no farmacológicas, hay quienes sí precisan de medicamentos.

Considerando esto, es fundamental tener en cuenta que los remedios de origen natural pueden apoyar el control de este problema, pero no reemplazan las medidas sugeridas por el profesional. De hecho, antes de tomarlos como suplemento, lo mejor es consultarlo.

Lee también: ¿A qué edad se debe empezar a manejar la hipertensión?

Hierbas para reducir la presión sanguínea

Como lo detalla una publicación en la revista médica Pharmacognosy Reviews, hay varias hierbas naturales que tienen propiedades beneficiosas contra los descontroles en la presión sanguínea. Muchas, incluso, han servido como coadyuvantes en el tratamiento de la presión arterial.

Sin embargo, este tipo de opciones no está exenta de causar efectos secundarios, sobre todo cuando se consumen de forma desmedida, sin supervisión médica. Por tal razón, es fundamental informarse sobre esos casos en que se desaconseja su uso y, sobre todo, usarlos de forma moderada.

En lo posible, hay que consultar al médico, ya que muchas veces tienen interacciones con los medicamentos recetados. Si no hay inconvenientes, su consumo puede ser de utilidad para bajar la presión a niveles estables.

Eso sí, debes asegurarte de complementar su consumo con otros hábitos de vida saludables, sobre todo en cuanto a la alimentación y el ejercicio físico. Todo esto, en conjunto, ayuda a reducir los riesgos de la presión elevada.

1. Orégano

El orégano cuenta con un ingrediente activo conocido como carvacrol que, tras ser asimilado, podría ayudar a disminuir la presión arterial alta. Un estudio publicado en la revista Planta Medica coincide en estos beneficios. Sin embargo, aún no hay evidencia sólida para comprobar estos efectos en humanos.

En cualquier caso, es una especia que contiene potasio, el cual también ayuda en el control de la presión alta. Aunque en la mayoría de adultos sanos su consumo no supone un problema, debe evitarse en caso de embarazo y lactancia.

Orégano
El consumo moderado de orégano puede contribuir a una presión sanguínea estable. Por supuesto, debe incluirse en el marco de una dieta saludable.

¿Cómo utilizarlo?

  • Por su exquisito sabor, es ideal para condimentar carnes, guisos, sopas y otras recetas.
  • Lo puedes preparar en infusión o, agregándolo a tus batidos.

2. Valeriana

Como lo detalla un estudio publicado en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, la valeriana es una hierba con propiedades sedantes y antiinflamatorias. Sus principios activos naturales ayudan a controlar la tensión ocasionada por el estrés, lo que puede ayudar a restablecer el ritmo cardíaco.

Por otro lado, es un tranquilizante natural que puede reducir el dolor muscular, la depresión y el insomnio. Además, según esta misma investigación, también podría tener efectos beneficiosos en la regulación de los lípidos de la sangre y la presión arterial.

¿Cómo utilizarla?

  • Consume hasta 10 gotas de extracto de valeriana al día.
  • Prepara la infusión de la planta y tómala una hora antes de ir a dormir.

No te pierdas: 5 remedios con valeriana para reducir el insomnio

3. Lavanda

Aunque no hay evidencias que respalden este hecho, hay quienes dicen que un masaje corporal con aceite esencial de lavanda puede ayudar a disminuir la presión arterial elevada.

Además, como lo detalla una publicación en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, este tipo de opciones terapéuticas pueden ser útiles para mejorar la calidad de vida en pacientes con hipertensión.

Lavanda
Se cree que un masaje con aceite esencial de lavanda puede ayudar a regular la presión sanguínea.

¿Cómo utilizarla?

  • Adquiere aceite de lavanda, combina de 8 o 10 gotas con un aceite portador (de oliva o coco) y masajea todo el cuerpo, 2 o 3 veces a la semana.

4. Cola de caballo

Un gran número de casos de hipertensión están relacionados de forma directa con la retención de líquidos. Este trastorno, conocido como edema, afecta el paso de la sangre a través de las arterias y sobrecarga el corazón.

Según información publicada en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, la cola de caballo es una hierba diurética. Debido a este efecto, se cree que, tras ser ingerida, estimula la eliminación de líquidos para facilitar el alivio de este trastorno.

¿Cómo utilizarla?

  • Prepara una infusión de cola de caballo seca y consúmela 2 o 3 veces al día.
  • Repite el remedio, como mínimo, 3 veces a la semana.

5. Diente de león

A través de Journal of Alternative and Complementary Medicine se destacan las propiedades diuréticas del diente de león. Considerando esta propiedad, se cree que también puede apoyar la regulación de la presión sanguínea. Sin embargo, lo mejor es usarla con moderación, de manera puntual.

Diente de león
Ingerir una infusión de diente de león puede contribuir a regular la presión sanguínea en casos puntuales. Es importante tomarla de forma moderada.

¿Cómo utilizarla?

  • Toma 2 tazas de infusión de diente de león cada día.
  • Usa la infusión de la planta para preparar jugos o batidos.

6. Pasiflora

La pasiflora es un ingrediente natural que se ha aprovechado desde hace décadas como complemento para el tratamiento de la depresión, la ansiedad y el estrés, como lo detalla una investigación publicada en Phytomedicine.

Sus propiedades sedantes ayudan a relajar el cuerpo y la mente, a la vez que reducen de forma significativa la producción de cortisol. En diferentes estudios se le han atribuido propiedades antiinflamatorias y vasodilatadoras que, en los pacientes con presión arterial alta, pueden resultar beneficiosas.

¿Cómo utilizarla?

  • Prepara una taza de infusión de pasiflora y consúmela en los momentos de estrés y ansiedad.
  • Ten en cuenta que, dado que tiene componentes somníferos, lo ideal es tomarla en horas de la noche.

¿Te preocupa tener la presión arterial alta?

Como primera medida, consulta al médico para obtener un diagnóstico preciso. Además, coméntale de tu intención de probar estos suplementos herbales. Si no hay inconvenientes, estas plantas podrían ser un buen coadyuvante para regular la presión sanguínea.

  • Tabassum, N., & Ahmad, F. (2011). Role of natural herbs in the treatment of hypertension. Pharmacognosy Reviews. https://doi.org/10.4103/0973-7847.79097
  • Aydin, Y., Kutlay, Ö. ̈, Ari, S., Duman, S., Uzuner, K., & Aydin, S. (2007). Hypotensive effects of carvacrol on the blood pressure of normotensive rats. Planta Medica. https://doi.org/10.1055/s-2007-990236
  • Santos, M. R. V, Moreira, F. V., Fraga, B. P., de Sousa, D. P., Bonjardim, L. R., & Quintans, L. J. (2011). Cardiovascular effects of monoterpenes: A review. Brazilian Journal of Pharmacognosy. https://doi.org/10.1590/S0102-695X2011005000119
  • Chen HW, Wei BJ, He XH, Liu Y, Wang J. Chemical Components and Cardiovascular Activities of Valeriana spp. Evid Based Complement Alternat Med. 2015;2015:947619. doi:10.1155/2015/947619
  • Tesch, B. J. (2002). Herbs commonly used by women: An evidence-based review. Disease-a-Month. https://doi.org/10.1016/S0011-5029(02)90011-8
  • Ju MS, Lee S, Bae I, Hur MH, Seong K, Lee MS. Effects of aroma massage on home blood pressure, ambulatory blood pressure, and sleep quality in middle-aged women with hypertension. Evid Based Complement Alternat Med. 2013;2013:403251. doi:10.1155/2013/403251
  • Nagai, K., Niijima, A., Horii, Y., Shen, J., & Tanida, M. (2014). Olfactory stimulatory with grapefruit and lavender oils change autonomic nerve activity and physiological function. Autonomic Neuroscience: Basic and Clinical. https://doi.org/10.1016/j.autneu.2014.06.005
  • Wright, C. I., Van-Buren, L., Kroner, C. I., & Koning, M. M. G. (2007). Herbal medicines as diuretics: A review of the scientific evidence. Journal of Ethnopharmacology. https://doi.org/10.1016/j.jep.2007.07.023