Las 6 mejores infusiones para combatir el mal aliento - Mejor con Salud

Las 6 mejores infusiones para combatir el mal aliento

Además de ser muy adecuada para aliviar molestias digestivas, la infusión de menta es un gran remedio para neutralizar el mal aliento, ya que combate los trastornos que originan el problema

El mal aliento o halitosis es un incómodo síntoma que, la mayor parte de las veces, se produce por el crecimiento bacteriano en la boca debido a la acumulación de residuos de alimentos o alteraciones en la saliva.

Se caracteriza por la aparición de un olor desagradable que, pese al cepillado, se puede percibir con facilidad, incluso desde cierta distancia.

Debido a esto puede provocar problemas de autoestima y seguridad, dado que la persona afectada suele causar molestias en su entorno social.

Si bien es fácil de disimular con una práctica correcta de higiene y el uso de enjuagues bucales, en ocasiones es necesario acudir a otros remedios para solucionarlo por completo.

Por suerte, hay alternativas 100% naturales que, por sus propiedades, promueven el alivio de esta condición al inhibir el crecimiento bacteriano y estimular la eliminación de las toxinas.

En esta ocasión queremos compartir 6 buenas infusiones para que no dudes en probarlas cuando te moleste este problema.

1. Infusión de menta

infusion menta dolor boca estómago

La infusión de menta es uno de los mejores remedios naturales para acabar con el mal aliento y los problemas dentales.

Sus propiedades neutralizan el olor desagradable y, a su vez, inhiben la formación de placa bacteriana en los dientes.

Además, dado que cuenta con propiedades digestivas, es ideal para combatir los trastornos que influyen en la aparición de este síntoma.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de hojas de menta (10 g)

Preparación

  • Pon a hervir la taza de agua, agrégale las hojas de menta y déjala reposar a temperatura ambiente durante 10 minutos.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión después de cada comida principal.

Ver también: Té de menta para el dolor de cabeza y estómago

2. Infusión de hinojo

Otro de los remedios con propiedades digestivas que facilitan el control de la halitosis es la infusión de hinojo.

Sus propiedades antibacterianas limpian las zonas difíciles de la boca y evitan la aparición de infecciones en los dientes y encías.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de semillas de hinojo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora las semillas de hinojo en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 10 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida 2 o 3 veces al día.

3. Infusión de anís

Infusión de anís

La ingesta de infusión de anís ayuda a neutralizar el olor desagradable de la boca, sobre todo cuando este se origina por el consumo de algunos alimentos.

Gracias a sus propiedades facilita la digestión de las comidas pesadas y disminuye el nivel de acidez que afecta el pH de la saliva.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de anís (5 g)

Preparación

  • Pon a hervir la taza de agua y agrégale una cucharadita de anís.
  • Tápalo y espera que repose de 10 a 15 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida después del cepillado habitual.

4. Infusión de jengibre

La infusión de jengibre es un conocido remedio para los problemas estomacales y virales que suelen influir en la aparición del mal aliento.

Cuenta con un activo natural conocido como gingerol que, tras ser asimilado, ayuda a prevenir las infecciones orales.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora el jengibre rallado en una taza de agua hirviendo y déjalo reposar 10 minutos.
  • Pasa la bebida a través de un colador e ingiérela.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión después de cada comida principal.

5. Infusión de salvia

Infusión de salvia

El consumo de infusión de salvia es un buen complemento para los pacientes con halitosis, ya que ayuda a restablecer las secreciones de saliva y combate las bacterias que se proliferan en los dientes y encías.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de salvia seca (10 g)

Preparación

  • Hierve una taza de agua y agrégale la salvia.
  • Espera que repose 10 minutos, pásala por un colador y sírvela.

Modo de consumo

  • Ingiere 2 tazas de infusión al día.

Te recomendamos leer: 5 usos maravillosos del aceite de salvia que debes conocer

6. Infusión de manzanilla

Las propiedades antiinflamatorias y digestivas de la infusión de manzanilla pueden combatir los problemas gastrointestinales que afectan el aliento de la boca.

Su consumo promueve la eliminación de las toxinas retenidas en el cuerpo y, de paso, regula el pH de la saliva.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte las flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo.
  • Tápala y espera que repose de 10 a 15 minutos.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión de manzanilla después de cada comida.

¿Te preocupa sufrir de mal aliento? Si tienes este problema, elige alguna de las infusiones mencionadas y úsala como complemento de tus hábitos de higiene oral.